Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Áurea Sánchez Puente
Áurea Sánchez Puente
Elecciones Generales

Estamos viviendo cambios políticos sorprendentes en los partidos y sus líderes. Lo hemos comprobado en los dos debates celebrados en Radiotelevisión Española y en el del grupo Atresmedia.

No se celebró un cara a cara porque ya no hay bipartidismo sino cuatro partidos principales y quizá cinco a partir de estas elecciones generales. Lo que queda visible de estos debates a cuatro es una división clara en dos bloques, izquierda y derecha, pero la izquierda nunca antes se había mostrado tan compatible como en esta ocasión.

Irreconocible estuvo Pablo Iglesias echando una mano a Pedro Sánchez, reproduciendo los acuerdos de los últimos meses en la formación del gobierno con la moción de censura. Nada que ver con aquel Iglesias de la investidura fallida del PSOE con Ciudadanos. Nada que ver con el Iglesias de las elecciones de 2015 y nada que ver con el Iglesias de las elecciones de 2016. Ha cambiado, y el cambio ha sido memorable. Es una transformación total y elogiable cómo ha llevado a la práctica lo que sin duda conoce bien en teoría política.

Este entendimiento de los dos partidos principales de la izquierda no sucedió antes en los cuarenta y un años que llevamos de democracia (contados desde la aprobación de la Constitución en 1978). No sucedió con Felipe González y Santiago Carrillo y no sucedió con González y Anguita. Durante los años ochenta y primera mitad de los noventa González ninguneó a la izquierda del PSOE porque no la necesitaba al principio y luego Anguita acabó sometiéndose a la pinza con Aznar, cansado de ser ignorado por González.

Los votantes se verán esta vez reconocidos en una alianza natural ensayada ya con el gobierno en funciones, del PSOE, apoyado por Unidas Podemos. Mientras las tres derechas, "la derechita cobarde" y la que viene, pugnan por un líder dominante entre ellas. ¿Será Casado, Rivera o Abascal? A saber.

Las cosas vienen bien dadas para que en España ocurra lo contrario de lo que sucede a nuestro alrededor. La socialdemocracia aquí jugó un papel tardío y parece por momentos que los últimos serán los primeros, porque durante cuarenta años de dictadura no les dejaron jugar la partida al mismo tiempo que en los países abatidos por la II Guerra Mundial. Pedro Sánchez ha demostrado en las primarias que el PSOE es mucho PSOE y así lo reconoce el mismo Pablo Iglesias, que lo daba por perdido, pero que, una vez reconocida esa estructura sólida de la organización, apuesta por la alianza de la izquierda con una puesta en escena estudiada y sacada de un manual de política. Ha aprendido la lección.

Artículos del autor

​Con diez candidaturas a los premios Oscar de este año, Roma se convierte en una película que hace historia, pero está por ver si se lleva alguno de los diez: sonido, mejor actriz, mejor actriz secundaria, diseño de producción, mejor película, mejor película de habla extranjera, cinematografía, dirección, fotografía y guion original.

Y que incluso está dispuesto el PP a conceder ayudas a los hombres víctimas de violencia (sea la que sea, supongo) con tal de que Vox apoye a Juanma Moreno para la presidencia de la Junta.Gran número de jóvenes, indocumentados y no tanto, se suman a la nueva política de derechas por lo atractivo que es una sociedad asentada en el patriarcado.

Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
​Alcanzar una titulación universitaria no estaba al alcance de muchos en la época de nuestros padres y abuelos. El acceso a los estudios superiores se generalizó en las últimas décadas y se ampliaron las aulas, las facultades y el número de profesores.
​Uno de los temas que mejor define ideológicamente a una persona y a un partido político es su postura a favor o en contra del aborto.

Quienes lo ejecutaron sabían bien que si colaba, sería una bomba periodística, a un gobierno feminista y abolicionista, para más señas.Pero la reacción de Valerio fue lo que más se agradecerá en sus filas y en las de las asociaciones por la abolición de la prostitución.

La manipulación informativa tiene como fin servir a unos objetivos determinados y la posverdad juega con (o se aprovecha de) la debilidad mental de las personas. O sea, que la segunda ayuda a la primera.
El sociólogo noruego Johan Galtung recibió el título de doctor honoris causa de la Universidad Complutense el pasado día 27 de enero.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris