Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Ángel Padilla
Platero y Rocinante
Ángel Padilla
Por su parte, otras leyendas del rock duro español llevaban la pandemia con buen tino y dando ánimos a la tribu rockera

Han sido bastante sonadas las salidas de tiesto del cantante de la mítica banda Barón Rojo, hoy ex componente del grupo creador de canciones como "Resistiré", "Breaktoven" o "Los rockeros van al infierno". Las salidas de tiesto fueron ni más ni menos que las declaraciones en prensa de José Luis Campuzano "Sherpa", quien, en uno de tantos titulares sobre su postura política, uno de los aparecidos en el periódico ABC, dice: "Van a quemar discos de Barón Rojo por mi apoyo a las caceroladas". Las caceroladas que desde entonces y hasta la actualidad llevan haciendo grupos de ultraderecha, franquistas, cubiertos con la bandera de España y la franquista, vamos, lo mejorcito de por aquí (ironía). A lo que Sherpa explicaba que "Si uno de izquierdas me veta porque piensa que soy un facha, pues que le den por el culo. Se acabó. A mis setenta años no voy a andarme con estas gilipolleces».


También comentó esta perla, donde la declaración de intención ya no titubeaba, sino que iba al grano: «La cosa se está calentando mucho. Y ahora qué pasa, ¿sacan a los MENAS para pegar [a] los de las caceroladas? Lo que nos faltaba, que vinieran moritos a pegar a españoles que llevan la bandera».


EN TANTO BARÓN ROJO SE DESPIDE DE LOS ESCENARIOS, NACE "LOS BARONES"

Un poco antes, en 2019, y posteriormente a que en febrero de dicho año los hermanos Armando y Carlos de Castro anunciaban para 2020 una última gira de despedida de Barón Rojo -banda que han comandado durante cuarenta años-, se anunció en todos los periódicos una buena nueva (los milagros, los vuelos y caídas del Barón). Esto leímos con entusiasmo: "Sherpa y Hermes Calabria, ex Barón Rojo, forman un nuevo grupo: Los Barones", nombre que registraron "hace años para defender" su "legado musical y derechos adquiridos". En un comunicado publicado por Mariskal Rock y recogido por Europa Press, Sherpa explica que decidieron usar ese nombre antes de que los hermanos De Castro anunciaran la gira de despedida de Barón Rojo. "Nada estaba planeado pero es curioso que hayan coincidido ambas cosas", dijo al respecto.

Foto para siglo xxi lujuria


En ese punto, en que comenzaron a aparecer vídeos de las primeras canciones de Los Barones: compuesta la banda por Hermes Calabria, Sherpa y los nuevos componentes, Marcelo Valdés y Sergio Rivas, es cuando Sherpa se lanzó a vomitonear su fachismo más crudo en las redes -y de ahí saltó a los periódicos-, para sorpresa y rechazo casi absoluto del mundo heavy, que es antimilitarista, antifascista y, si me apuras, antisistema. El heavy es un movimiento de amor a la música épica y metalera que se contrapone a toda opresión y clama por la libertad y la diversidad, y ahí andaba el Sherpa diciendo lindezas contra "los menas", contra "los moritos", a favor de "la nación española" y lanzando el facha "los españoles primero".


Por su parte, otras leyendas del rock duro español llevaban la pandemia con buen tino y dando ánimos a la tribu rockera, respecto a esto último Óscar Sancho (Lujuria), quien publicaba regularmente ánimos e ideas a la gente del rock, para entre todos salir adelante de la parálisis que prometía deprimir hasta a los más fuertes; esta pandemia que comenzó a estirar sus tentáculos de pulpo gélido para paralizarlo todo. Un estado de cosas que ha sacado lo mejor y peor de cada uno, como vamos viendo. (Del resultado de esos valiosísimos textos escritos en plena pandemia y estado de confinamiento, por Óscar Sancho, nació el libro "Ni política, ni religión, ni futbol", editado por Desacorde, donde el músico refleja el resultado de todos esos escritos del encierro, que amplió y complementó para conformar el libro nombrado que está teniendo gran éxito.)


SHERPA COLOCA CONTRA LAS CUERDAS A SU PROPIA BANDA

Tras un inicio de gira de Los Barones bastante exitoso, por las notas de prensa al respecto, la cosa prometía. Nuevas canciones, nuevos vídeos, buena recepción. Entonces fue cuando Sherpa recrudeció su salida del armario derechoso, hasta tal punto dando vergüenza y ofensa ajena que el resto de los componentes de Los Barones, ante la polémica social suscitada por las declaraciones de José Luis Campuzano, publicaron un comunicado firmado por Hermes Calabria, Marcelo Calabria y Sergio Rivas, en el que dicen que respetan la libertad de expresión y opinión de su compañero y dejaron claro que no participaban de ninguna de sus declaraciones, que han sido iniciativa suya, sin intervención ni consenso con el grupo."


Llegados a este punto ya todos sabíamos que lo peor estaba aún por llegar. La gira de Los Barones se vio truncada por la llegada de la pandemia, pero liquidada del todo, creo yo -al menos al lado del Sherpa-, pues éste no respetó para nada a los miembros de su grupo (todos tienen una familia, no fue para nada fraterno, ni buen amigo, se comportó como un miserable, esto es meridiano). Como un demenciado sin cuidados sentado sobre sus propias heces, lanzaba mierda a diestro y siniestro y sobre el destino de su nueva banda "Los Barones" expresó, sin ruborizarse: «Me piden que no hable... y esto es muy importante que lo pongas: ¿Cómo no voy a decir nada si toda mi vida he predicado contra los abusos del poder? Ahora estamos viviendo una situación de abuso absoluto. Mis compañeros de grupo me dicen que si digo estas cosas no nos van a contratar. Pues que no nos contraten, porque todos los que trabajan en este mundillo son de esa cuerda... pues entonces ya no quiero ser de ese mundillo. Prefiero quedarme en mi casa y buscarme la vida como pueda."


Así saldaba la enorme problemática suscitada a su propia banda, tan infantil y egoístamente, José Luis Campuzano. Zozobrando siempre, según le viniera el día, entre el hacerse enemigo del poder "sea del signo que sea" (mentía cuando hablaba así), a plantarse en su yo verdadero, de puntillas y gritando, con lanzas de este corte (esta es de las actuales, creo que la última publicación en este sentido):

"Me imagino que Córcega fuera invadida por ilegales en cayucos y Francia tardaba diez segundos en empezar a ametrallarlos"

Para entonces, ya hacía bastante tiempo que Sergio Rivas anunció su abandono de Los Barones, con una carta de despedida afectuosa, en la que se entreveía claramente que ponía pies en polvorosa, pues, como todos, no le veíamos futuro a algo tan dinamitado por uno de sus máximos representantes, Sherpa.


ÓSCAR SANCHO (LUJURIA) CON "ESPINAS EN EL CORAZÓN" VE CÓMO "CAE LA MÁSCARA"

De inmediato, ante la gravedad del tweet, otro gigante del rock duro español, Óscar Sancho Rubio (Lujuria), expuso en su página lo siguiente:

"Todo el mundo es libre de exponer sus ideas con libertad, yo lo hago, ¿Cómo iba a decir nada de que cualquiera lo hiciera? Pero esto no, esto es lo más inhumano que se puede decir y, sinceramente, creo que es un delito y ya callar nos haría cómplices. Y no, pase lo que pase y pierda las valiosas y queridas amistades que tenía, ante esto no me callo, no puedo, no debo, y no lo haré. Salud!"

El aluvión de comentarios en el hilo de Óscar expresando su indignación ante el tweet de Sherpa, en apoyo a su golpe en la mesa contra toda injusticia o mezquindad, venga de quien venga, fue grande.

José Luis Campuzano Sherpa escribió a Óscar, para complicar más la cosa, lo siguiente: "¿Amigo? ¿Clavándose el puñal por la espalda? Nunca más mi amistad se la brindo a quien creo que se la merece. A los hipócritas y envidiosos, ¡nunca!" (Apunto el comentario del Sherpa sin las erratas con que lo publicó, para que se entienda.)


Entonces fue cuando Óscar dio un paso que, para mí y para muchos, ha sido decisivo para poner sobre la mesa las cartas bien claras, y de una vez, y por fin. Sherpa podrá haber echado por tierra, por su conducta infantil y gravemente inmoral, toda posibilidad de salida de su nuevo grupo Los Barones, podía ensuciar como quisiera su leyenda y al heavy en su totalidad -que el heavy es un coloso de grandes ojos al que nada lo toca, siempre anda entre nubes con sus canciones y solos inmortales-, cada uno piensa como quiere y puede, etc. Pero como dice Óscar Sancho, las publicaciones de Sherpa han ido más allá, mucho más allá. Estamos ante delitos de odio, por supuesto.


Óscar Sancho es conocido además de por ser una leyenda del rock estatal e internacional, por su gran corazón, ayudando a las demás bandas, al metal en general, desde siempre, así como por implicarse en luchas sociales y colectivos de minorías reprimidas. Óscar respondió, así, al tweet tan bajuno y repudiable de José Luis Campuzano, asentando un ejemplo para la historia del rock de cómo se hacen las cosas, leed con tranquilidad, porque esto es historia del rock duro, aquí hay humanidad, aquí habla nuestro verdadero y gran heavy metal:

HABLA ÓSCAR SANCHO (LUJURIA), EN CONTESTACIÓN A SHERPA (EX BARÓN ROJO):

"Año 2005. Lujuria decide apostar por su independencia. Creamos nuestro propio sello, nos pusimos Vía Láctea Producciones porque, según Gallardo que lo bautizó, "somos la leche"

Publicamos nuestro DVD "I - IV- 2005" y empezamos a hacer huchita con lo que ganábamos tocando y vendiendo el DVD. "Las maquetas" y "Únete al Escuadrón" siguieron a este lanzamiento y después "Y la yesca arderá" con su caja de madera. Hacíamos lo que queríamos, éramos libres y no mirábamos la pasta, nunca lo hemos hecho. De hecho el cd de la caja de madera, nos acabó costando más del precio al que salió, aquello fue carísimo, ni vendiendo todos recuperábamos.


Y así llegamos a 2007. Por entonces Sherpa buscaba compañía y, por lo que fuera, no la encontraba. Digo por lo que fuera porque el disco nos pareció buenísimo. Y nosotros, sin darnos bola, nunca hemos contado esto, pusimos el dinero. ¿Un cd doble quería? Pues doble. ¿Digipack? Pues digipack. Lo que habíamos ganado tocando, porque nuestro sello no dio dinero pero porque así lo quisimos, lo pusimos sin rechistar. Fue lo último que pudimos editar, fue la ruina del sello. No nos importó. Lo hicimos por la música. Lo hicimos por un disco y un artista en el que creíamos. Lo hicimos por el rock que mientras a uno decía matarlo [el disco editado a Sherpa se titulaba "El rock me mata"] a nosotros nos arruinó el sueño de volar libres.


No me consta un solo agradecimiento en las entrevistas posteriores a esos segovianos que se arruinaron por apoyarle, no digo que no los hubieran, igual alguna vez, quien sabe, pero no me consta. Nos daba igual, la verdad, lo hicimos de corazón. Sherpa estaba de nuevo volando.

Por lo que fuera, los discos no se vendieron como debían y nos tocó pagar devoluciones, mas pasta, bueno: el enésimo bolo que no repartimos un duro y listo.


Y ¿ese hombre qué sabe lo que hicimos, que casi nadie mas sabía hasta hoy, que ha visto lo que nos preocupa el dinero, me dice públicamente que busco contratos en según qué ayuntamientos? ¿Ese hombre no ha sentido el respeto y la amistad sincera en esta aventura y en los camerinos que hemos compartido y disfrutado? ¿En las veces que, ilusionado, le llevé a mi programa? Pues no, prefiere escuchar a los que quieren quitar derechos, privatizar necesidades y dejar que el mar Mediterráneo siga siendo la mayor fosa común del mundo en toda la historia de la humanidad.


Había leído mensajes de él infumables, pero nunca pidiendo metralletas. Cuando lo ha hecho, sí, lo he denunciado ¿qué menos? Y he intentando que medite lo que está haciendo. ¿Y qué hace? Bloquearme, vale, pues déjalo ahí, pero no. Ahora, seguro como cuando vio su cd doble en digipack publicado, decide llamarme hipócrita y negarme su amistad. Como si yo no me fuese a enterar.

Pues hasta aquí, Sherpa, a la vista de tus letras y tus acciones, hipócrita, TÚ.


Y en cuanto a la amistad, no me puedes retirar lo que no me diste, yo a ti sí y el que hoy la retira, soy yo.


Y por supuesto, como desde el primer día que lo escuché, LARGA VIDA AL BARÓN."


No tengo más palabras, por mi parte, que anotar, sólo doy las gracias a Lujuria, a Óscar Sancho Rubio por seguir elevando la llama del rock duro tan alto y tan honesta y tan fraterna como siempre ha sido. Bendito seas, Óscar, o maldito (hablando en jerga heavy). No importa, los tiempos duros sacan las caretas a los cobardes. Como dijo otra diosa, Azucena, de Santa, ella conoció a un chico que era un "Héroe de papel".


Pero el heavy siempre seguirá como dice José Carlos Molina -cantante de ÑÚ- en una de sus míticas canciones: "A golpe de látigo", firme y resistiendo, duro pero justo. Espartanas, valerosas sus guerreras y guerreros. Con "Corazón [verdadero, "lujuriano"] de heavy metal" y sin "Espinas en el corazón" [Espinas en el corazón es una de las más bellas y emotivas canciones de Lujuria, contra la violencia de género.]. "Joda a quien joda" el verdadero metal siempre estará contra todo estado represor y excluyente y en pugna con sus propagandistas.

Artículos del autor

LA SEÑAL DE LA CRUZ

Por la señal de las Santas Ramas verdes,

De la política y el Capital líbranos Señora,

Madre nuestra.

En tu nombre Madre Flores Madre Hierba, y de tus hijos los animales:

Amen.

Aspac ha rescatado del abandono y el maltrato a un número incuantificable de animales, ha entregado en adopción segura también a miles, gracias a un cualificado equipo directivo y a un nutrido y eficiente voluntariado, las casas de acogida, sus socios. Gatos, perros, palomas, zorros, leones, vacas, cerdos, jabalíes... la especie animal no importa, sólo su estado de necesidad, de defensa jurídica y de cuidados y disponer de estructuras y canales adecuados, en simpatía con un sinfín de agrupaciones y santuarios, para destinar a cada individuo al mejor lugar donde pueda vivir en paz.

Mediante invisibilidad, un hato de nuestros hombres se aproximaron al lugar donde se situaba la proyección. Territorio España. Ampliando foco: Madrid. Ampliado foco: barrio de Vallekas. Un grupo de humanos arremolinados alrededor de un hombre que había caído desplomado en una acera.

Pagés (así firma sus dibujos) es un artista catalán conocido en redes sociales como ‘Toni No’, lleva décadas realizando dibujos de bandas de punk, rock, nova cançò, pop, flamenco, etc… Toni No ha realizado hasta la fecha "entre 1000 y 3000" (según calcula) caricaturas, de bandas estatales e internacionales.

Pagés (así firma sus dibujos) es un artista catalán conocido en redes sociales como ‘Toni No’, lleva décadas realizando dibujos de bandas de punk, rock, nova cançò, pop, flamenco, etc… Toni No ha realizado hasta la fecha "entre 1000 y 3000" (según calcula) caricaturas, de bandas estatales e internacionales.

Juan Leyva Martínez (1965, San Sebastián), es autor de los poemarios "Perder las formas", "Área de descanso" y "Caja de resistencia" entre otros. Con dichos libros ha ganado premios como el XII Premio Internacional de Poesía "Ciudad de Pamplona 2018" o el 33 premio de poesía "Ciudad de Badajoz 2014".

Sinestress son una banda madrileña de rock metal sinfónico que se sale. Sus canciones son una avalancha de pasión y fuerza desde el primer instante, ninguna pierde el hilo dramático, son tensas como alambres de tren y la voz del cantante te lleva por territorios del corazón siempre.

Como inmensos -e igual de ácratas- son los poemas de "La madalena de Bukowski", del madrileño Fernando Barbero Carrasco, quien en su biografía se presenta como un autodidacta, mas su obra muestra un caudal léxico y de visión del mundo que emociona, golpea duro como el lumpen americano. Barbero es un gran boxeador de la palabra. Cada poema es un ring del que siempre desciende victorioso. Golpeó como quiso, no le importó ganar o perder, sólo decir.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris