Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Alejandro Muñoz González
Alejandro Muñoz González es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Granada. Actualmente cursa un master en Filosofía contemporánea y un experto en Liderazgo y Comunicación. Además dirige la revista universitaria LA PECERA editada por la asociación AGUA.

Twitter: @AlejandroMuGo
Alejandro Muñoz González
Últimos textos publicados
La cuestión del liderazgo de Rajoy
Parece que no es casualidad que dos de los principales periódicos con una línea editorial de centro derecha dedicaran importantes espacios de su edición del primer domingo de septiembre al presidente del Gobierno, el ABC con su entrevista en portada y El Mundo con la carta dominical de su director. El foco esta puesto en Rajoy, y el espaldarazo de la entrevista en ABC se ha visto contrarestado con el interesante e inquietante artículo de Pedro J. Ramírez. Como el director de El Mundo rescata de la hemeroteca aquella llamada de atención de Elorriaga cuestionando que su jefe fuera la persona necesaria para seguir presidiendo el PP tras dos derrotas electorales (2004 y 2008) y como tanto El Mundo como el ABC vienen a tener entre sus lectores a un importante número de votantes y simpatizantes del PP es pertinente preguntarse si el presidente mantiene o no mantiene la confianza de los que le dieron la mayoría absoluta.

A parte del PSOE o IU, los sindicatos y demás grupos radicales que amenazan ya con teñir el otoño de rojo, el resto de los españoles asume lo que ya es una realidad (la subida del IVA se empieza a aplicar hoy) y lo que tenebrosamente parece cernirse sobre nosotros con una mezcla de resignación y desconfianza ante la capacidad de nuestros gobernantes de hacer algo por salvar la situación. Aquellos que confiaron en Rajoy como el hombre del momento desfallecen ante la actitud cambiante del presidente. De todas formas la dinámica perversa a la hora de elegir presidente no podía por menos que derivar en esta especie de maldición. Desde la salida de Felipe González los españoles nos entregamos a la elección del mal menor para el inquilino de la Moncloa, Aznar ganó por los pelos por lo malo que era González, y luego supo concitar una mayoría absoluta gracias a su buen hacer y su moderación en su primer mandato; de Zapatero mejor ni hablamos; y Rajoy es evidente que coronó la plaza no por sus propias dotes sino por los descalabros de su antecesor. Por tanto, como el liderazgo no es algo que se pueda construir con los aplausos de la militancia, parece lógico concluir que en España existe un déficit de liderazgo y que ese déficit se manifiesta ahora en el número uno de las oposiciones a registrador de la propiedad.

No es que Rajoy no este haciendo lo que debe, su Gobierno ha sido capaz de desarrollar todo un programa de reformas en muy poco tiempo. Sin embargo; falta algo fundamental, falta un discurso de futuro capaz de concitar la confianza del ciudadano. Si todas esta acciones, dolorosas la mayoría, no se encuadran dentro de un marco general que vaya más allá del pago de la deuda y la reducción del déficit, y que incluya un programa ilusionante que incluya a todos y que se base en la reestructuración del Estado, en la revitalización de la democracia y la recuperación de la política, todo esto con un impulso a la educación y a las empresas, Rajoy será incapaz de ganar a los españoles a su causa y será contemplado como un mero ejecutor de lo que desde el exterior se le dicta.

Claro que para articular todo esto se necesitaría de la construcción de un liderazgo eficaz, un liderazgo transformador capaz de regenerar la vida política española. Rajoy podría hacerlo si fuera capaz de elevar el vuelo por encima de la desesperación y hacernos vislumbrar un horizonte de esperanza que justificara todas las cargas a sobrellevar. Hasta ahora una dinámica perversa de los partidos ha contribuido a la mediocridad de la clase política española y ha generado la deriva de la democracia al no proporcionar un líder sin el cual el sistema queda ininteligible para el ciudadano. En definitiva, falta relato, en el sentido de dotar a la acción de Gobierno de un programa compacto que tenga al presidente como su principal impulsor. Nos jugamos en estos momentos algo mucho más importante que lo económico, todo esta interconectado, y la corrección de lo económico pasa por una reincorporación de la política. Sólo desde un ejercicio constante de comunicación y ética, principales pilares de un liderazgo democrático, se obrará la recuperación de la confianza de los ciudadanos en el sistema.
martes, 4 de septiembre de 2012.
 
Carta a Ángel Carromero
Carta dirigida a Ángel Carromero, joven militante de las Nuevas Generaciones del Partido Popular que conducía el coche en el que fallecieron los disidentes cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero y que permanece a día de hoy a disposición de las autoridades cubanas y en prisión provisional.

Querido Ángel,

No te conozco personalmente, pero seguro que me he cruzado contigo alguna que otra vez. De todas formas no me va a hacer falta ninguna presentación previa para escribirte esta carta, desde que te vi en las primeras noticias que nos hablaban de la muerte de Payá reconocí en ti el rostro de tantos otros jóvenes. Jóvenes comprometidos con lo creen, con la sociedad en la que viven; jóvenes que desafían el estado de pasotismo general y dedican su tiempo a colaborar con un partido, con unas siglas, con unas ideas. Tú y yo sabemos que eso hoy en día esta mal visto, y más todavía si eres un “niñato” del PP, como alguno que otro se atreve a llamarnos. Sin embargo; tú y yo sabemos que eso no importa, que lo importante es hacer lo que a uno le dicta la conciencia.

A ti tu propio compromiso con la democracia te llevó hasta Cuba, para apoyar allí a los disidentes de una dictadura atroz, como era aquí la de Franco. Nosotros tuvimos la suerte de no conocerla, gracias a la valentía de los que nos anteceden, por eso hay que ser solidario con los jóvenes que sí padecen todavía el terror de no poder decir lo que piensan. Tú no quieres ser un héroe, lo sé, tu viaje iba a ser discreto; pero el infortunio ha querido lo contrario.

Todavía no nos queda claro que sucedió en aquella carretera, somos muchos los que hemos aprendido a sospechar de una dictadura que lleva años machacando al que piensa diferente. Las detenciones en el entierro de Payá ponen muy a las claras que estos no respetan nada. Pero bueno, sea como fuere, lo que esta claro es que confiar en la justicia de ese presido jalonado de presidios en que los Castro han convertido a Cuba es un ejercicio de cinismo reservado a los pocos retrógrados que quedan en este mundo (en España tenemos unos cuantos).

Lo importante ahora es que vuelvas a casa cuanto antes, y que aquí, después de abrazarte todos, nos cuentes lo que yo ya se que nos vas a contar, que Cuba sigue estando gobernada por una dictadura sin escrúpulos y que nosotros no podemos dar la espalda a los que son nuestros hermanos. Ya aquí podremos laurear a Oswaldo Payá con los honores del campeón de la democracia, del mártir de la libertad, rezando para que pronto sus familiares, amigos y seguidores puedan hacer lo mismo en su casa.

Ahora cada hora, cada minuto, cada segundo que pasa y que sabemos que sigues en manos de ese régimen es una hora, un minuto, un segundo de angustia para todos nosotros. Vuelve Ángel, no podemos concedernos el lujo en esta España en crisis de olvidarnos de un compatriota con un alto sentido del compromiso como tú has demostrado tener. Fuerza Ángel, todos estamos contigo, ni un momento hemos dejado de estarlo. Ten fe y confianza, aquí ya estamos preparando tú regreso. Esperando poder conocerte en persona y abrazarte pronto,

Un compañero.
miércoles, 1 de agosto de 2012.
 
Cristina y sus pimpollos
La expropiación de YPF por parte del Gobierno de Argentina es un problema más a una España para la que todo son complicaciones
Lo peor del asunto es que nos entramos bastante desarmados ante este tipo de acciones, sólo queda el derecho al pataleo, y no mucho para no poner el riesgo el resto de inversiones en el país. Lo único que queda es tomárselo con ironía y defender a la democracia para sigua extendiéndose allí donde falta.

Lo de la expropiación de YPF es una putada. Para que nos vamos a andar por las ramas. Con cosas así sólo cabe desahogarse con un buen taco, es casi lo único que se puede hacer. Bueno también se pueden decir cosas peores que un taco, que yo lo digo aquí porque hay confianza. Se pueden decir cosas como la que ha dicho Antonio Brufau, algo así como que lo que va a hacer ahora Repsol es olvidarse Argentina. Vamos que os pueden ir dando mucho por el… Es de mal gusto, lo de la expropiación es de mal gusto. Y más viniendo de una señora como Cristina Fernández (le voy a ahorrar el de Kirchner porque no quiero ningún problema con las feministas), con la que todos hemos vivido tantas cosas. Hemos estado tan unidos, con la muerte de su marido y eso. Todavía recuerdo cuando en su entronización miraba al cielo, bastón de mando en ristre, y todos sufríamos con ella. Sufríamos porque sabíamos que ella buscaba la mirada de Nestor; pero Nestor nunca la miraba.

Cristina Fernández hace honor a aquel viejo refrán español que dice que “todas las viudas prosperan”. Ella sabe explotar el drama y mantiene a toda la Argentina en un constante contener el aliento, esperando cuál será el próximo revés del destino que vuelva a fundir a la nación con su presidenta, entre llantos y sollozos. Cristina es así, populismo a lo Hollywood. Ahora nos ha tocado a nosotros el papel de malos en esta tragicomedia de Cristina contra el mundo. Hace poco fue Gran Bretaña, no nos olvidemos.

El cerebro, no, mejor, el alma, que es más pasional y a Cristina le gusta más eso. El alma de la expropiación es Axel Kicillof, que muy bien se merece el título de pijiprogre descorbatado de los que tantos éxitos cosechan, miembro de excelencia de esa clase especial de gente, de la beautiful people, de la gauche divine. Este personaje es importante porque aparenta tener veinte años cuando ya ronda la cuarentena, le gustan Keynes y Marx y organizaba picnic para hablar sobre ellos cuando estaba en la Universidad, y además, lo más importante de todo, es amigo íntimo del hijo de Cristina. El hijo de Cristina, Máximo, lo recordaran ustedes de cuando su madre juro el cargo, era aquel corpulento joven de pelo grasiento y mirada ausente al que la presidenta intentaba abarcar entre sus brazos. Axel es nieto de un rabino ruso, y es hijo de una psicóloga y un psicoanalista, y con eso ya está dicho todo.

Lo más triste de todo esto es, como ya decía al principio, que no se puede hacer nada. En las relaciones internacionales estamos severamente desprotegidos ante estos montaraces de la izquierda, amigos de lo ajeno. Por eso es tan deseable una extensión del Estado de Derecho por todo el mundo, para vivir seguros y en paz. 
miércoles, 18 de abril de 2012.
 
 
Somos incapaces de desalojar a un Gobierno implicado en los ERE
#AlgoNoFuncionaEnAndalucía
lunes, 26 de marzo de 2012.
 
Conversación con Dickens
Con motivo del bicentenario del nacimiento de Charles Dickens, el 7 de febrero de 1812, nos encontramos con el novelista inglés y le interrogamos sobre los tiempos que nos han tocado vivir
domingo, 4 de marzo de 2012.
 
¿Por qué había que condenar a Garzón?
Se reflexiona sobre la necesidad de inhabilitar al juéz Garzón por haber violado un principio tan fundamental del Estado de Derecho como es el de tener un juicio justo. Se llama la atención en torno a la falta de una cultura política democrática en España, puesta de manifiesto por las reacciones a esta sentencia
lunes, 20 de febrero de 2012.
 
Los veintidós de Sevilla
El 38º Congreso del PSOE ha otorgado la victoria a Rubalcaba. Esto supone el fracaso definitivo de Zapatero y una vuelta al felipismo. Se pierde una oportunidad de regeneración para el socialismo español. Además, los veintidós votos de diferencia perseguirán siempre a Rubalcaba
lunes, 6 de febrero de 2012.
 
Archivo
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris