Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

La exposición al ozono mata a 266.000 personas al año en China, EEUU y Europa

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 11 de octubre de 2018, 18:05 h (CET)
MADRID, 11 (SERVIMEDIA)



Alrededor de 266.000 muertes prematuras de personas en China, Estados Unidos y Europa en 2015 son atribuibles a la exposición a largo plazo al ozono troposférico (O3), denominado ‘ozono malo’ en contraste con el que se sitúa en las capas altas de la atmósfera y protege de las radiaciones ultravioleta.



El O3 se produce fundamentalmente en las tardes de verano por la mayor presencia de la radiación solar y se genera con la reacción entre la luz del sol y el dióxido de nitrógeno, y los hidrocarburos emitidos por los automóviles y algunas industrias. Por inhalación, provoca un incremento de los riesgos de enfermedades respiratorias agudas y la reducción de la función pulmonar, así como el agravamiento de patologías cardiovasculares.

La cifra de muertes prematuras en China, Estados Unidos y Europa es intermedia al rango de entre 186.000 y 338.000 fallecimientos calculados por los investigadores Karl Seltzer y Drew Shindell, de la Universidad Duke (Estados Unidos), y Christopher Malley, de la Universidad de York (Reino Unido).

El trabajo de estos autores, publicado en la revista ‘Environmental Research Letters’, incluye un novedoso método para calcular los efectos de la exposición a largo plazo al O3 y los resultados epidemiológicos informados previamente, con el fin de cuantificar la carga sanitaria de exponerse a ese contaminante secundario en tres regiones principales del mundo.

“Existe una fuerte evidencia epidemiológica y toxicológica que vincula la exposición ambiental al ozono con efectos adversos para la salud”, apunta Seltzer, quien añade: “Históricamente, gran parte de la investigación anterior se centró en los impactos a corto plazo. Utilizamos resultados del creciente cuerpo de evidencia que vincula la exposición a largo plazo al O3 y el aumento de la mortalidad prematura por una causa específica, en particular por enfermedades respiratorias”.

Para ello, los investigadores utilizaron datos de redes de monitoreo en tierra en China, Estados Unidos y Europa para analizar la exposición a largo plazo del O3. Luego calcularon las mortalidades prematuras utilizando relaciones de exposición y respuesta de dos estudios de prevención del cáncer de la Sociedad Americana contra el Cáncer.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris