Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

La Aemet confirma que 2022 fue el año más cálido en España desde que hay datos

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 23 de enero de 2023, 13:21 h (CET)

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)


La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) confirmó este lunes que el año pasado fue el más cálido jamás registrado en España desde que la serie histórica nacional de temperaturas comenzara en 1961, así como el sexto menos lluvioso en ese registro de más de seis décadas.


Así, 2022 superó en 0,7 grados a 2020, que hasta ahora ostentaba el récord, según el último resumen climático anual de la Aemet.


El año pasado tuvo un carácter extremadamente cálido en el conjunto del país, con una temperatura media sobre la España peninsular de 15,4 grados, lo que supone 1,7 más respecto a la media del periodo de referencia (1981-2010). Ocho de los 10 años más cálidos de la serie histórica pertenecen al siglo XXI.


El año fue extremadamente cálido en prácticamente todo el territorio peninsular español y en Baleares, así como muy cálido en el conjunto de Canarias.


Hizo más de dos grados por encima de lo normal en la mayor parte de Cataluña, Aragón, Navarra, País Vasco, La Rioja, Cantabria, Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, centro y norte de Comunidad Valenciana, interior de Galicia, centro de Andalucía y zonas de Extremadura, Murcia y Baleares.


Las temperaturas máximas diarias quedaron en promedio 1,9 °C por encima del valor normal, mientras que las mínimas se situaron 1,5 °C por encima de la media, con lo que hubo una oscilación térmica diaria 0,4 °C superior a la normal.


Un total de 60 estaciones principales de la Aemet batieron el récord de temperatura media anual más alta, 43 tuvieron la media de más alta de las máximas en sus respectivas series.


Además, en 40 de ellas la media de las mínimas también fue la más elevada desde el comienzo de las observaciones. Y en 18 estaciones principales se registró la temperatura máxima diaria más alta desde que hay datos.


EVOLUCIÓN


En cuanto a la evolución térmica a lo largo del año, enero fue cálido (0,7 grados más de lo normal en la España peninsular) y febrero resultó muy cálido (1,9 más).


La primavera tuvo un carácter muy cálido, con una temperatura media sobre la España peninsular de 12,8 °C, lo que representa un 0,7 °C por encima de la media de esta estación.


Los meses de marzo y abril fueron fríos (0,6 y 0,3 grados menos de lo normal, respectivamente), en tanto que mayo resultó extremadamente cálido (3,0 más, el segundo mayo más cálido desde 1961).


El verano fue extremadamente cálido, con una temperatura media sobre la España peninsular de 24 °C, es decir, 2,2 por encima del promedio. Se trató del verano más cálido desde 1961.


Junio y agosto resultaron muy cálidos (el cuarto y el segundo más calurosos desde 1961, respectivamente), con una temperatura media en la España peninsular dos grados por encima de la media de ambos meses.


En cambio, julio fue extremadamente cálido y acabó siendo el más caluroso jamás registrado en España, con 2,7 grados por encima de la media de ese mes.


Por su parte, el otoño tuvo un carácter muy cálido, con una temperatura media sobre la España peninsular de 16,3 °C, esto es, 2 °C por encima de la media. Fue el otoño más cálido desde 1961, empatado con el de 1983.


El trimestre otoñal contó con un septiembre cálido (0,6 grados más de lo habitual en la España peninsular), un octubre extremadamente cálido (3,6 más, el octubre más cálido desde 1961) y un noviembre muy cálido (1,9 más, el tercer noviembre más cálido).


Diciembre fue extremadamente cálido, con una temperatura media sobre la España peninsular 2,9 °C por encima de la media del mes, con lo que se convirtió en el diciembre más cálido en 61 años.


AÑO MUY SECO


Por otro lado, el año 2022 fue muy seco en el conjunto del país, con una precipitación media sobre la España peninsular de 536 litros por metro cuadrado, es decir, un 16% menos de lo habitual. Se trata del sexto año más seco desde 1961 y el cuarto del siglo XXI.


El año pasado tuvo un carácter entre normal y seco en prácticamente toda la península, diferenciado por zonas geográficas. Fue entre seco y muy seco en el tercio norte peninsular, gran parte de Castilla-La Mancha, Andalucía y sur de Extremadura, y llegó a ser extremadamente seco en áreas de Cataluña, País Vasco, Navarra, norte de La Rioja y noroeste de Aragón.


Por el contrario, resultó húmedo o muy húmedo en la Comunidad Valenciana, Murcia, Almería y puntos de Extremadura y Castilla y León. En Baleares, el año tuvo un carácter entre normal y húmedo, con excepción de la mitad occidental de la isla de Mallorca, donde fue muy seco. Y en Canarias resultó húmedo, en general.


Llovió menos de lo normal en prácticamente toda la península y el déficit fue de al menos un 25% en la cornisa cantábrica, el norte de Castilla y León, puntos de Aragón y Cataluña, gran parte de Navarra y La Rioja, el sur de País Vasco, Guadalajara y la mitad occidental de la isla de Mallorca.


En contraste, llovió más de lo habitual en el sureste de Aragón, Comunidad Valenciana, Murcia, Almería, el norte de Granada, Albacete, algunas áreas de Cuenca, Toledo, el sur de Madrid y Extremadura, así como en Canarias.


En cuanto a los récords, destacan los 148 litros por metro cuadrado registrados en el aeropuerto de Valencia el 11 de noviembre, el dato más alto desde al menos 1966 en ese lugar. Hubo 132,5 litros el 3 de marzo en el aeropuerto de Alicante/Elche (efeméride desde 1967), y 104 litros el 25 de diciembre en el aeropuerto de Gran Canaria (desde 1951).


EVOLUCIÓN


En cuanto a la evolución a lo largo del año, enero y febrero fueron muy secos, con un 74% y un 79% menos precipitación de lo normal, respectivamente.


La primavera resultó húmeda con 189 litros por metro cuadrado en la España peninsular (un 12% más de lo habitual). Marzo fue muy húmedo (un 123% más), abril tuvo un carácter húmedo (un 4% más) y mayo, extremadamente seco (un 65% menos).


Por el contrario, el verano resultó muy seco, con un valor de precipitación media sobre España peninsular de 48,2 litros por metro cuadrado, un 35% menos de lo habitual. Junio y julio fueron muy secos (un 47% y un 51% menos, respectivamente) y agosto tuvo un carácter normal (un 4% menos).


El otoño fue muy seco, con una precipitación media sobre la España peninsular de 152 litros por metro cuadrado, un 24% menos de lo normal. Septiembre y octubre resultaron secos (un 19% y un 32% menos), con el septiembre más húmedo en Canarias desde 1961 gracias al ciclón tropical Hermine.


Noviembre tuvo un carácter normal (un 19% menos de lo habitual) y diciembre fue húmedo (un 43% más).


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Arbeloa presenta el recorrido de la Carrera Solidaria Fundación Real Madrid by Unicaja Banco que tendrá lugar en Madrid

La plataforma Pacto de Convivencia llama a la “prevención activa” de la “radicalización violenta” y "repudia" la "instrumentalización de creencias"

La semana pasada se reportaron casi 40.000 muertes por covid, más de la mitad en China, según la OMS

José Luis Martínez Donoso, premio a la Trayectoria Deportiva Juan Palau 2022

El nuncio del Papa en España ve riesgo de "colonización ideológica" en la Agenda 2030

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris