Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Las pacientes con cáncer de mama que interrumpen la terapia por embarazo no tienen peores tasas de recaídas

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 8 de diciembre de 2022, 14:30 h (CET)

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)


Las pacientes con cáncer de mama receptor hormonal positivo que interrumpen temporalmente su tratamiento endocrino para intentar quedarse embarazadas experimentan tasas de recaída del cáncer de mama a corto plazo similares a las de las mujeres que no pausan su tratamiento.


Esta es una de las principales conclusiones del estudio clínico Positive, coordinado por los grupos de investigación Solti y Grupo Geicam de Investigación en Cáncer de Mama en España, que también comprobó que la mayoría de las pacientes incluidas en el estudio llegaron a concebir y dar a luz a bebés sanos.


Estos datos se presentaron este jueves en el marco del último congreso anual de este año en cáncer de mama 2022 San Antonio Breast Cancer Symposium, que se celebra en Texas (EEUU).


La autora principal del estudio, vicepresidenta de Oncología Médica en el Instituto del Cáncer Dana-Farber y profesora de Medicina en la Escuela de Medicina de Harvard, Ann Partridge, afirmó que "entre el 40 y el 60% de las pacientes a las que se les diagnostica un cáncer de mama a los 40 años o menos están preocupadas por su futura fertilidad, sobre todo si la enfermedad se produce antes de que puedan decidir si quieren ser madres o no”.


PREOCUPACIÓN DE SER MADRES


Por su parte, la coordinadora del estudio Positive en España, miembro de la junta directiva de Solti y jefa de la unidad de Cáncer de Mama del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, la doctora Cristina Saura, destacó que “este estudio se diseñó para dar respuesta a la preocupación de las mujeres que se diagnostican de cáncer de mama en edad temprana, sin haber completado su deseo de ser madres y que reciben la recomendación de realizar un tratamiento hormonal de al menos cinco años”.


Los primeros resultados de este estudio, añadió, “demuestran que el embarazo sería seguro para aquellas mujeres cuyo tumor expresa receptores hormonales positivos -que es el que más puede preocupar por el aumento de estrógenos durante el embarazo- ya que tras un seguimiento medio de 41 meses, la tasa de recaídas en estas pacientes que pausaron el tratamiento para quedarse embarazadas dentro del estudio fue del 8,9%, frente a un 9,2% en pacientes de condición equivalente en cuanto a edad y tratamiento que no lo hicieron. El seguimiento a largo plazo será fundamental para corroborar estos datos”.


Para el co-coordinador del estudio Positive en España, miembro de la Junta Directiva de Geicam y jefe de la unidad de Cáncer de Mama del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, el doctor Manuel Ruiz Borrego, “los resultados de este estudio resuelven una duda muy importante para las mujeres jóvenes con cáncer de mama precoz y receptores hormonales positivos que reciben tratamiento después de cirugía y que quieren ser madres”.


SEGURIDAD


Con los resultados de este estudio, “pueden serlo con cierta seguridad, interrumpiendo la terapia durante un periodo de tiempo para retomarla después, al haber comprobado que no hay una diferencia entre la evolución de estas pacientes y las que realizan el tratamiento hormonal continuo”, añadió.


Para examinar el impacto de la pausa de la terapia endocrina con el objetivo de buscar un embarazo, desde diciembre de 2014 hasta diciembre de 2019 un total de 518 mujeres de 42 años o menos con cáncer de mama de receptores hormonales (RH) positivos que deseaban quedarse embarazadas se incluyeron en el estudio Positive. Antes de pausar su tratamiento, las mujeres habían completado entre 18 y 30 meses de terapia endocrina adyuvante.


“De 497 mujeres a las que se hizo seguimiento para ver si se habían quedado embarazadas, 317 dieron a luz al menos a un hijo y nacieron un total de 365 niños”, afirmó la doctora Cristina Saura.


En el estudio se incluyeron pacientes de 116 centros de 20 países; el 23% de América del Norte, el 16% de Asia/Pacífico y Oriente Medio y el 61% de Europa, de las cuales 72 pacientes proceden de 18 hospitales españoles y fueron reclutadas a través de los grupos de investigación Solti y Geicam.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Igualdad acepta hacer reformas en la ley del 'solo sí es sí' siempre que se preserve el consentimiento de la mujer

Un monasterio resistió casi un siglo a la brutalidad vikinga en Reino Unido

La mezcla entre especies reduce el riesgo de extinción por el cambio climático

MSF exige más fondos para las enfermedades tropicales desatendidas y sus 1.000 millones de afectados

Ciencia destina 45 millones de euros al desarrollo de un lanzador de pequeños satélites

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris