Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

El 51,5% del alumnado gitano estudia en centros escolares segregados

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 14 de octubre de 2022, 13:42 h (CET)

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)


El 51,5% de los chavales gitanos (3.374 muchachos) estudia en centros educativos segregados, con niveles de concentración superiores al 30% de los estudiantes.


Así lo atestigua un estudio piloto elaborado por la Fundación Secretariado Gitano (FSG), en colaboración con el Ministerio de Educación y Formación Profesional, en el que se analiza la segregación escolar del alumnado gitano en seis ciudades españolas: Sevilla, Almería, Alicante, Valladolid, Madrid y Barcelona.


La muestra, en la que han participado un total de 138 centros escolares en los que estudian 6.563 alumnos gitanos de un total de 75.804, pone de manifiesto el perfil de centro segregado tipo es un Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) público, de tamaño pequeño (menos de 200 estudiantes), considerado de “difícil desempeño”, sin enseñanza bilingüe, con actividades extraescolares financiadas mayoritariamente por entidades externas, con un alumnado con unas condiciones socioeconómicas muy precarias y familias con ningún o bajo nivel educativo.


A su vez, la titularidad y tipo de centro son dos elementos clave para entender dónde se encuentran estudiando los chavales gitanos. En ese sentido los CEIP e Institutos de Enseñanza Secundaria (IES) concertados tienen unas tasas de alumnado gitano inferiores al 15%, mientras que, entre los públicos, hay el doble de colegios que institutos que cuentan con más del 40% de concentración.


No obstante, la mayor diferencia se da en los niveles de segregación extrema (más del 60%), en los que destacan notablemente los colegios de Educación Infantil y Primaria.


Del mismo modo, el estudio señala la relación entre pobreza y segregación, lo que se pone de manifiesto en el hecho de que en centros con niveles de concentración superiores al 30% no hay familias con estatus socioeconómicos medios o altos; que en los colegios con más del 40% de concentración, el 90% de las familias tienen, como máximo, la primaria; o que a mayor nivel de segregación, crece la percepción de que existe una concentración residencial alta de familias gitanas en el entorno del centro.


CONCENTRACIÓN SUPERIOR AL 30%


Teniendo en cuenta todo lo anterior, el 51,5% del alumnado gitano (3.374 chavales) estudia en centros segregados, con niveles de concentración superiores al 30%, mientras que el 42,8% (2.767 muchachos) lo hace en niveles de segregación severa o extrema superiores al 41%. Sólo el 28,8% acude a colegios con niveles de concentración inferiores al 15%.


Madrid, Alicante y Barcelona son las ciudades que presentan menores porcentajes de concentración, aunque cabe precisar que en las dos últimas las muestras de población estudiantil estudiada ha sido “muy pequeña”; mientras que en Madrid se ha quedado fuera de la muestra Villaverde, con una bolsa de población gitana notable.


Por su parte, Almería y Sevilla son las urbes que cuentan proporcionalmente con más centros segregados, con una concentración superior al 61%: el 25% y el 23%, respectivamente.


En cuanto a la trayectoria escolar, la mayoría de los chavales gitanos siguen estudiando en los centros más segregados hasta 3º de la ESO en institutos y hasta 4º de la ESO en los centros que integran varias etapas educativas. Sin embargo, no hay ningún estudiante gitano que continúe estudios postobligatorios en colegios de estas características.


Para el alumnado gitano, hay más probabilidad de continuar estudios postobligatorios si la escolarización se produce en centros con ninguna o baja concentración o con niveles de concentración entre el 15% y el 30%.


En cuanto a la percepción que los centros tienen sobre la evolución de los resultados del alumnado gitano en los últimos tres años, el 89,3% de ellos cree que estos estudiantes tienen mayores índices de fracaso escolar, como consecuencia de la escasa valoración e implicación familiar (41%), el absentismo o la asistencia irregular a clase (20%), la falta de adaptación del sistema educativo a sus necesidades o la ausencia de integración en el modelo actual (3,4%) y los casamientos tempranos o el trabajo de las niñas en el hogar (2,5%).


La media de alumnado gitano de primaria que promociona a 1º de la ESO es del 68%, pero sólo un 42% promociona con un nivel curricular que le permita desenvolverse con mayores probabilidades de éxito en la secundaria.


En el caso de las titulaciones en ESO, el porcentaje medio de alumnado gitano que se ha titulado en los últimos tres años es del 15,25%.


ABANDONO


El 70,7% de los centros ha tenido alumnado gitano que ha abandonado los estudios en los últimos tres años, un guarismo que es claramente más alto en los centros segregados (83% de más del 30%) frente al 69,6% de los de menor concentración.


Los niveles de abandono en general son altos, especialmente en 2º de la ESO, salvo para los estudios postobligatorios donde el abandono es muy pequeño. Un cuarto de los centros tiene abandonos por encima del 95% a lo largo de la escolaridad obligatoria, especialmente en la ESO.


El abandono en la primaria es escaso, pero los chicos abandonan más antes de llegar a 6º y las chicas en 6º y en 1º de la ESO (periodo de transición).


Por último, la repetición de curso es más alta que el abandono, como lo pone de manifiesto que el 79,3% de los centros tienen un número significativo de chavales gitanos que ha repetido curso en los últimos tres años.


En las etapas obligatorias, repite más del 76% de los chavales, registrándose en primaria la mayoría de las repeticiones y sin que haya grandes diferencias entre sexos. En general, quienes superan 2º de la ESO tienen más posibilidades de continuar sus estudios, al menos, hasta 4º de la ESO.


El estudio constata que no se producen repeticiones significativas ni en Formación Profesional Básica (FPB) ni en estudios de secundaria de segunda etapa.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La red de Atención a las Adicciones lanza la campaña #NormalyCorriente para prevenir el consumo de drogas en jóvenes

Diplomáticos en España reflexionan sobre el empleo de las personas con discapacidad en la UE

La campaña ‘Un Juguete, una ilusión’ pretende llegar a los ocho millones de juguetes entregados en sus 20 años de historia

Sanidad informa de un posible problema de estabilidad de los datos del sistema de suministro automatizado de insulina DBLG1

Consumo premia 17 proyectos de fomento de estilos de vida saludables y sostenibles

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris