Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Los primeros árboles frutales se cultivaron hace 7.000 años en Oriente Medio

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 16 de junio de 2022, 15:28 h (CET)

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)


Los olivos fueron domesticados por primera vez hace unos 7.000 años en el valle del Jordán (Oriente Medio), lo que supone la evidencia más temprana de cultivo de árboles frutales.


Así se explica en un estudio realizado por investigadores de las universidades de Tel Aviv y Hebrea de Jerusalén (Israel), y publicado en la revista ‘Scientific Reports’.


Los autores analizaron restos de carbón vegetal del hacimiento calcolítico de Tel Zaf, en el valle del Jordán, y determinaron que procedían de olivos. Dado que el olivo no creció naturalmente en esa zona, esto significa que los habitantes plantaron el árbol intencionalmente hace unos 7.000 años.


“Los árboles, incluso cuando se queman hasta convertirlos en carbón, pueden identificarse por su estructura anatómica. La madera era el 'plástico' del mundo antiguo. Se usaba para la construcción, para fabricar herramientas y muebles, y como fuente de energía. Por eso, identificar los restos de árboles encontrados en sitios arqueológicos, como el carbón de las chimeneas, es clave para comprender qué tipos de árboles crecían en el entorno natural de la época y cuándo los humanos comenzaron a cultivar árboles frutales", apuntó Dafna Langgut, de la Universidad de Tel Aviv.


En su laboratorio, Langgut identificó el carbón vegetal de Tel Zaf como perteneciente a olivos e higueras. “Los olivos crecen en forma silvestre en la tierra de Israel, pero no crecen en el valle del Jordán”, recalca, antes de añadir: "Esto significa que alguien los trasladó allí intencionalmente: llevó el conocimiento y la planta misma a un lugar que está fuera de su hábitat natural”.


Langgut añade al respecto: “En arqueobotánica, esto se considera una prueba indiscutible de domesticación, lo que significa que aquí tenemos la evidencia más temprana de domesticación de olivo en cualquier parte del mundo. También identifiqué muchos restos de ramas jóvenes de higuera. La higuera creció naturalmente en el valle del Jordán, pero sus ramas tenían poco valor como leña o materia prima para herramientas o muebles, por lo que la gente no tenía aparentemente motivos para reunir grandes cantidades y llevarlas a la aldea”.


Los restos de árboles examinados por Langgut fueron recolectados por Yosef Garfinkel, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, quien dirigió la excavación en Tel Zaf.


"Tel Zaf era un gran pueblo prehistórico en el medio del valle del Jordán al sur de Beit She'an, habitado hace entre 7.200 y 6.700 años. En el sitio se descubrieron grandes casas con patios, cada una con varios graneros para almacenar cultivos. Las capacidades de almacenamiento eran hasta 20 veces mayores que el consumo de calorías de una sola familia, por lo que claramente eran escondites para almacenar una gran riqueza”, indica Garfinkel.


INICIO DE SOCIEDADES COMPLEJAS


Langgut y Garfinkel no se sorprendieron al descubrir que los habitantes de Tel Zaf fueron los primeros en el mundo en cultivar olivos e higueras, ya que cultivar árboles frutales es una prueba de lujo y se sabe que este sitio ha sido excepcionalmente saludable.


"La domesticación de los árboles frutales es un proceso que lleva muchos años y, por lo tanto, conviene a una sociedad de abundancia, más que a una que lucha por sobrevivir. Los árboles dan frutos solo tres o cuatro años después de haber sido plantados. Dado que las arboledas de frutos los árboles requieren una inversión inicial sustancial y luego viven durante mucho tiempo, tienen una gran importancia económica y social en términos de propiedad de la tierra y legado a las generaciones futuras, procedimientos que sugieren los comienzos de una sociedad compleja”, indica Laggut.


Esta investigadora agrega: “Los residentes de Tel Zaf comerciaban con productos derivados de los árboles frutales, como aceitunas, aceite de oliva e higos secos, que tienen una larga vida útil. Dichos productos pueden haber permitido el comercio a larga distancia que condujo a la acumulación de riqueza material y posiblemente incluso impuestos: pasos iniciales para convertir a los lugareños en una sociedad con una jerarquía socioeconómica respaldada por un sistema administrativo".


Langgut concluye: "En el sitio arqueológico de Tel Zaf encontramos la primera evidencia en el mundo de la domesticación de árboles frutales, junto con algunos de los primeros sellos, lo que sugiere el comienzo de los procedimientos administrativos. En conjunto, los hallazgos indican riqueza, y los primeros pasos hacia la formación de una sociedad compleja de varios niveles, con la clase de agricultores complementada por clases de empleados y comerciantes".


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Nofumadores exige la dimisión de la ministra de Sanidad por paralizar el Plan Integral contra el Tabaquismo

La Fundación Cermi Mujeres denuncia que "los estereotipos de género dificultan un desarrollo de vida igualitario para las personas con discapacidad”

El Gobierno incluyó "por error" la tasa de 250 euros a usuarios por reclamar abusos de la banca, según Facua

El número de nuevas muertes por covid baja un 18% en todo el mundo, con 8.900 fallecimientos notificados

Más del 27% de los pacientes de Atención Primaria presentan problemas psicológicos o mentales

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris