Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

Los críticos con la cumbre de la OTAN se manifestarán en Madrid el 26 de junio pero no se acercarán a Ifema

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 5 de junio de 2022, 10:56 h (CET)

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)


Las plataformas críticas con la cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid del 28 al 30 de junio ya han comunicado que se manifestarán el domingo 26, dentro de una serie de actos y “contracumbres” que comenzarán el próximo fin de semana pero que no pretenden acercar a Ifema, donde se celebrará propiamente el encuentro de la Alianza Atlántica, en los tres días durante los que se prolongará.


Según explicó a Servimedia Jorge Castaño, militante de Izquierda Unida y de la organización ‘OTAN no’, las distintas plataformas contrarias a la Alianza Atlántica ya están preparando actos y concentraciones para el próximo fin de semana, por ejemplo en Torrejón de Ardoz. Para el siguiente, el del 18 y 19, se organizarán también eventos teóricos del formato “contracumbre” en lugares como Cataluña, Galicia, Zaragoza, Alcorcón, Torrejón y Vallecas


En Madrid capital, los foros del tipo “contracumbre” esperarán a los días 24 y 25, viernes y sábado. Se celebrarán al menos dos, una organizada por la Plataforma Estatal ‘OTAN no’ en el Auditorio Marcelino Camacho, del sindicato CCOO, y otra de otras organizaciones. Será la antesala de la gran manifestación unitaria de todos los colectivos pacifistas, desde la citada Plataforma ‘OTAN no’, tanto la estatal como las locales y regionales, hasta la Asamblea Popular contra las Guerras. La manifestación arrancará a las 12.00 horas en Atocha y se dirigirá hasta la Plaza de España.


Castaño también anunció para los días en los que se celebrará la cumbre “algún tipo de acción que todavía no está definida”, al manos por parte de ‘OTAN no’; probablemente concentraciones más pequeñas que la del domingo anterior. Eso sí, explicó, “no se valora que esas acciones del día de la cumbre sean de confrontación con la cumbre”. Es decir, “no se irá a Ifema; por lo menos ‘OTAN NO Madrid’ no plantea ese ese modelo de acciones, pero sí se quiere hacer algo”.


Según explicaron a esta agencia fuentes de IU, la formación apoyará expresamente la “contracumbre” que se organizará en el auditorio Marcelino Camacho, no las alternativas, y de hecho está apoyando todo lo que sale de la plataforma ‘OTAN no’ a nivel estatal, autonómico y local. "Nuestra organización nació en contra de la OTAN, de aquellos movimientos. Está en nuestro ADN como organización", justificaron dichas fuentes.


PERFIL BAJO DE PODEMOS


Por el contrario, Podemos, tras las sonoras divergencias de los últimos días y semanas con el PSOE, avanza que mantendrá un perfil bajo ante estos actos de rechazo a la cumbre, en los que, advierten desde el partido a Servimedia, "no participarán primeras filas ni miembros destacados" de la formación ,si bien se dejará libertad a los militantes que deseen acudir. "No va a haber ruido real, no va a haber ministras", prometen.


Desde la formación liderada por la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, justifican esta actitud señalando que "una cosa es un contexto de conflicto internacional" como la guerra de Ucrania, donde a Podemos "le interese reforzar su línea pacifista" y "la capacidad de acción es mucho mayor", y otra "una cumbre de la OTAN que ha montado el Gobierno y que el presidente (Pedro Sánchez) está deseando que salga bien".


Podemos, por tanto, no dará más vuelo a las críticas que el lunes retomó el coportavoz de su Ejecutiva Javier Sánchez Serna, pero que ya lanzó a finales de abril Isa Serra, al hecho de que los contratos para organizar y garantizar la seguridad de la cumbre fueran adjudicados "a dedo". Tampoco añadirá más manifestaciones de rechazo a la cumbre que la que supone la ausencia anunciada de Belarra y también de su otra ministra, la de Igualdad, Irene Montero, anunciada el mismo lunes.


La crítica a los contratos se vio tácitamente contradicha al día siguiente por la vicepresidenta segunda del Gobierno y líder en el mismo del sector de Unidas Podemos, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo y coordinador federal de IU, Alberto Garzón, que en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros atestiguaron la total legalidad de unos contratos que, por afectar a la seguridad de España y de los participantes en la cumbre, no requieren concurrencia competitiva ni publicidad. No obstante, desde Podemos precisaron que ellos nunca pusieron en duda la legalidad de los contratos, sino que se limitaron a consignar que se habían adjudicado "a dedo".


En cuanto a su eventual presencia en la cumbre de Ifema, Díaz y Garzón se refugiaron en la imprevisibilidad de sus agendas para no aclararla. Al preguntársele el jueves en el Congreso de los Diputados, la vicepresidenta tampoco dio una respuesta rotunda, pero sí una pista cuando constató: “Estoy volcada en una gestión de una crisis que tiene como aliado principal el empleo e intentar bajar la inflación. Ésos son los cometidos que tengo en mi vida a día de hoy”. Fuentes cercanas a la vicepresidenta explicaron que ni siquiera se la ha invitado a participar en la cumbre, lo que ven lógico dadas las competencias gubernamentales estrictamente laborales que tiene.


A la vez, Díaz aludió a la "cultura política" de la que procede en tanto que militante del PCE y su "opinión" sobre la OTAN, que dio por sabida. No obstante, también prometió ser "absolutamente respetuosa con el acuerdo de Gobierno". Este acuerdo decía en concreto, en su apartado 11.8: “Promoveremos una mayor autonomía de la UE y coordinación entre sus estados miembros en materia de seguridad, para combatir amenazas como el terrorismo internacional, los ciberataques, la desinformación, y crecientes conflictos bélicos en nuestra vecindad”.


Desde el entorno de Díaz se explicó que el acuerdo no hace ninguna referencia a salir de la OTAN, por lo que parece que la vicepresidenta no entrará en críticas a la cumbre como sí las ha vertido Podemos contraponiendo el aumento del gasto militar con la necesidad de incrementar las partidas sociales, y, en palabras de Belarra el miércoles, atribuyendo el primero a una forma de "plegarse" a intereses ajenos a la sociedad española.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Sánchez interviene de forma telemática en la presentación del ‘Año de Investigación Santiago Ramón y Cajal’

Elena Sánchez Caballero, nueva presidenta interina del Consejo de Administración de RTVE

El Consejo de RTVE elige como presidenta a Elena Sánchez

Sánchez aplaza el siguiente cara a cara con Feijóo en el Senado al 18 de octubre

El Congreso rechaza que los jóvenes de 16 y 17 años puedan ejercer su derecho al voto

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris