Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Comienza el juicio contra tres vecinas de Burgos por acosar a una familia gitana que se mudó a su edificio

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 31 de mayo de 2022, 11:03 h (CET)

MADRID, 31 (SERVIMEDIA)


El Juzgado de lo Penal nº 2 de Burgos celebrará este martes un juicio contra tres vecinas de un inmueble burgalés que presuntamente acosaron a una familia gitana, con cuatro menores de edad, al grito de “gitanos de mierda” o “hijos de puta” y colgando carteles discriminatorios en el portal del edificio y mensajes del mismo tono en redes sociales.


El acoso denunciado por la familia incluye una serie de insultos verbales, como “gitanos de mierda” o “hijos de puta”, y por escrito, en forma de carta en las que las tres acusadas los llamaba “salvajes”, según informó la Fundación Secretariado Gitano.


También se les acusa de generar un clima hostil en todo el vecindario contra la familia, ya que publicaron un cartel en el portal en el que hacían un llamamiento a los vecinos para que fueran a su casa a comprobar los ruidos.


Del mismo modo, una de las acusadas publicó en redes sociales distintos mensajes en los que se quejaba de la llegada de “familias numerosas problemáticas de etnia gitana”, un texto que provocó mensajes de odio antigitano por parte de otros usuarios de dichas redes sociales.


La Fundación Secretariado Gitano subrayó que las tres acusadas son las únicas vecinas que se quejaron de supuestos comportamientos incívicos por parte de la familia gitana. De hecho, la policía municipal, que hoy testificará en el juicio, se personó en varias ocasiones antes las llamadas de estas mujeres, sin que registraran ninguna infracción.


Del mismo modo, explicó que la “situación de acoso e insultos” vivida por esta familia por parte de las vecinas les generó una “fuerte ansiedad y miedo, afectando a su seguridad, tranquilidad y libertad personal”, lo que provocó su cambio de domicilio.


La Fundación Secretariado Gitano denunció estos hechos ante la Fiscalía especializada en delitos y discriminación de Burgos por un delito de coacciones previsto en el artículo 172.1 del Código Penal, que concurriría con la agravante del artículo 22.4 del mismo, como una de las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, por tener un móvil antigitano.


En ese sentido, Selene de la Fuente, abogada de la Fundación Secretariado Gitano, mostró su confianza en que “el juicio que se celebra hoy culmine con una sentencia condenatoria, en la que además se reconozca el carácter de delito de odio, habida cuenta de la motivación antigitana de las acusadas”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La Fundación Atrofia Muscular agradece la financiación pública de un fármaco para esta enfermedad

Morant apuesta en Bruselas por el programa Prima para reforzar la colaboración científica

Garzón se reúne el lunes con el presidente de Colombia para conocer las políticas de consumo “saludable y sostenible” del país

Educación propone retrasar a 2028 la nueva Ebau y una prueba de madurez con menos peso

La ONCE celebra los 25 años del mítico 'Saber y Ganar' de La 2 en su Cupón del martes

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris