Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

El tiburón ballena se acerca a la extinción por colisiones contra grandes barcos

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 9 de mayo de 2022, 21:00 h (CET)

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)


Las poblaciones mundiales de tiburón ballena, que es el pez más grande del mundo, se están reduciendo debido a colisiones letales de estos animales contra grandes barcos, un factor hasta ahora subestimado que los acerca a la extinción.


Así se explica en un estudio liderado por biólogos marinos de la Asociación de Biología Marina (MBA, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Southampton (Reino Unido), publicado este lunes en la revista ‘PNAS’.


El número de tiburones ballena ha disminuido en los últimos años en muchos lugares sin que esté claro del todo por qué sucede esto.


Debido a que esos animales pasan una gran cantidad de tiempo en las aguas superficiales y se reúnen en las regiones costeras, los expertos creen que las colisiones con barcos podrían estar causando muertes sustanciales de tiburones ballena.


Científicos de 50 instituciones de investigación y universidades internacionales rastrearon los movimientos de tiburones ballena y barcos en todo el mundo para identificar áreas de riesgo y posibles colisiones. Los datos de movimiento por satélite de casi 350 tiburones ballena se enviaron al Proyecto Global de Movimiento de Tiburones, dirigido por investigadores del MBA.


El equipo cartografió ‘puntos críticos’ de tiburones ballena que se superponían con las flotas mundiales de buques de carga, petroleros, de pasajeros y pesqueros (grandes embarcaciones capaces de atacar y matar a esos peces) y concluyó que más del 90% de los movimientos de esos animales morían bajo la huella de la actividad naviera.


El estudio también señala que las transmisiones de etiquetas de tiburones ballena terminaban con más frecuencia de lo esperado en rutas de navegación concurridas, incluso cuando se descartan fallos técnicos. El equipo concluyó que la pérdida de transmisiones probablemente se debió a que los tiburones ballena fueron golpeados y acabaron hundidos en el fondo del océano.


"La industria del transporte marítimo, que nos permite obtener una variedad de productos cotidianos de todo el mundo, puede estar causando el declive de los tiburones ballena, que son una especie muy importante en nuestros océanos", apunta Freya Womersley, doctoranda en la Universidad de Southampton y directora del estudio.


HASTA 20 METROS


Los tiburones ballena son gigantes oceánicos de movimiento lento que pueden medir hasta 20 metros de largo y se alimentan de animales microscópicos llamados zooplancton. Ayudan a regular los niveles de plancton del océano y desempeñan un papel importante en la red alimentaria marina y en los ecosistemas oceánicos saludables.


"Increíblemente, algunas de las etiquetas que registraban la profundidad y la ubicación mostraban a los tiburones ballena moviéndose en las rutas de navegación y luego hundiéndose lentamente desde el nivel del mar hasta el fondo marino cientos de metros más abajo”, recalca David Sims, investigador sénior del MBA y de la Universidad de Southampton y fundador del Global Shark Movement Project.


Sims añade al respecto: “Es triste pensar que muchas muertes de estos increíbles animales han ocurrido a nivel mundial debido a los barcos sin que nosotros siquiera sepamos tomar medidas preventivas”.


En la actualidad no existen regulaciones internacionales para proteger a los tiburones ballena contra colisiones con barcos. El equipo de investigación advierte de que esta especie se enfrenta a un futuro incierto si no se toman medidas pronto y espera que sus hallazgos puedan informar las decisiones de gestión y proteger a esos animales de una mayor disminución de la población en el futuro.


“Colectivamente, debemos dedicar tiempo y energía a desarrollar estrategias para proteger a esta especie en peligro de extinción del transporte comercial ahora, antes de que sea demasiado tarde, para que el pez más grande de la Tierra pueda resistir las amenazas que se prevé que se intensifiquen en el futuro, como como cambios en los climas oceánicos”, concluye Womersley.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El ‘Rainbow Warrior’ de Greenpeace llegará a Valencia por una campaña europea contra los combustibles fósiles

Un total de 1.950 estudiantes se examinarán en la EBAU esta semana en la Complutense de Madrid

Miles de personas se mojarán por la esclerosis múltiple el próximo domingo

El Regnum Christi ofrece 30 propuestas de misión y actividades para todas las edades dentro y fuera de España

Los pandas comen bambú desde hace al menos seis millones de años

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris