Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

La Escuela Madrileña de Decoración e Ikea rediseñan el Centro de Recuperación de Mujeres Víctimas de Violencia de Género

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 11 de noviembre de 2021, 19:13 h (CET)

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)


La Escuela Madrileña de Decoración e Ikea se han unido para rediseñar y amueblar el jardín interior, el hall, la sala de cine y televisión, el salón principal y el área infantil del Centro de Atención, Recuperación y Reinserción de Mujeres Maltratadas (Carrmm) como “reconocimiento” a la labor de esta organización y para contribuir al bienestar de las mujeres residentes y sus hijos.


Así lo precisó este jueves la Escuela Madrileña de Decoración en un comunicado en el que subrayó que dicho proyecto se ha llevado a cabo coincidiendo con el 30 aniversario de la fundación del centro y gracias a la suma de los conocimientos y recursos de ambas entidades para rehabilitar y acondicionar hasta cinco estancias de uso común pensadas para “crear bienestar” para estas mujeres víctimas de violencia de género y los menores, con edades comprendidas entre los cuatro meses y los 14 años.


Gestionado por la Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, es un centro pionero y único en España, con un equipo multidisciplinar que aplica un programa destinado a la recuperación integral de las mujeres y sus hijos, con una estancia media de entre doce y dieciocho meses. Está estructurado en las áreas de Psicología, Trabajo Social, Jurídica, Formación e Inserción Laboral y Convivencia, de las que forman parte más de una veintena de profesionales, y en la actualidad cuenta con 28 habitaciones, con capacidad para acoger alrededor de 60 personas.


El acto de inauguración y entrega de las obras contó con la presencia de profesionales del centro y residentes y la intervención de la fundadora y directora de Escuela Madrileña de Decoración, Raquel Simón; la presentadora y embajadora de Escuela Madrileña de Decoración, Nuria Roca; la integrante del departamento de Sostenibilidad de Ikea, Laura Escalante; y la fundadora del centro, Ana María Pérez del Campo.


Durante su alocución, Raquel Simón reconoció que era “un día extraordinariamente emotivo” para todos los miembros de la escuela que han participado en el proyecto para “mejorar” las instalaciones para las mujeres residentes que reciben el programa de recuperación que, a su juicio, “se hace de forma excepcional en este centro”, entre los que citó al jefe de Estudios, Aitor Viteri, y una quincena de alumnas.


UN HOGAR


“Hemos conseguido plasmar en un centro sociosanitario como éste la vida de un hogar”, expresó, al tiempo que confesó que “siempre” ha sido “una firme convencida del poder transformador que ejerce sobre las personas la belleza y la decoración de los espacios en que habitan, de su capacidad de transmitir paz y bienestar”. “Por tanto, este proyecto había que abordarlo para ofrecer a estas mujeres, que se lo merecen todo, un espacio lleno de belleza que consideren un verdadero hogar y para que sientan que hay un futuro mejor para ellas y que el poder de la belleza que les va a rodear a partir de hoy sea un puntal más en su recuperación”, abundó.


Simón defendió que la labor que hace el centro “es maravillosa”, pero sus recursos “son escasos”, por lo que se congratuló de que la Escuela Madrileña de Decoración, junto a Ikea, a la que definió como “el mejor compañero de camino”, hayan conseguido “transformar” este espacio en unas instalaciones “frescas, actuales y que transmiten optimismo” a modo de “pequeño regalo” que “va a hacer un gran bien a estas mujeres, que son unas grandes luchadoras. “Esperamos que sea una palanca más para que las mujeres que lo habitan alcancen una vida próspera y llena de oportunidades”, resolvió.


Por su parte, la embajadora de Escuela Madrileña de Decoración, Nuria Roca, felicitó a las personas que se han implicado en este proyecto y consideró “muy importante dar a conocer la labor que se hace en este centro”, por lo que llamó a seguir colaborando con él.


Asimismo, felicitó su fundadora por lo que juzgó un “gran trabajo de 30 años de recuperación integral”, un concepto que estimó "muy importante para que quienes pasan por un centro como éste se conviertan en otras personas y, sobre todo, para que tengan una vida mejor”, consciente de que el centro y este proyecto “ofrecen una forma de emprender una nueva etapa en la vida con ilusión, con optimismo y positivismo”.


IKEA


La iniciativa se enmarca en el proyecto ‘Verdaderos hogares’ que está llevando a cabo Ikea en España bajo su propósito ‘Todos merecemos un verdadero hogar’, desde el que la compañía sueca trabaja para fomentar la igualdad de oportunidades creando espacios y hogares transformadores que ayuden a las personas en riesgo de exclusión social a crecer y tener nuevas oportunidades en sus vidas.


En este sentido, Laura Escalante, del equipo de Sostenibilidad de Ikea, subrayó que el compromiso de la compañía sueca con las mujeres víctimas de violencia de género “no es nuevo ni puntual” y que trabaja “con empeño para que algún día este apoyo deje de ser necesario”. “Con este proyecto, esperamos aliviar la situación de estas mujeres y sus hijos y crear bienestar en su día a día”, afirmó, convencida de que son espacios pensados también para “fomentar la relación entre ellos, los momentos de disfrute y de conversación en compañía y, en el caso de los pequeños, del juego, la diversión y el crecimiento saludable”.


“Estamos orgullosos de poder contribuir con nuestro conocimiento y trabajo a todo ello”, agregó, para, a continuación, explicar que estas estancias “no son solo un hogar, son también un espacio de transformación para que esas personas puedan salir de aquí transformadas”.


Finalmente, Ana María Pérez del Campo resaltó el “trabajo vital” que desarrolla el centro para “erradicar la violencia que se transmite generacionalmente de padres a hijos” y consideró “incomprensibles” las “dificultades de orden económico”, dado que, según su criterio, “entorpecen, llegando a impedir un trabajo tan difícil para quienes imparten el programa integral que se desarrolla con las mujeres y los menores involucrados desde la infancia en una violencia intolerable”.


“Es conmovedor y queremos agradecer expresamente a todos aquellos que nos ayudan, en este caso a Escuela Madrileña de Decoración e Ikea, por su apoyo y sensibilidad con esta iniciativa”, continuó, para agradecer también la presencia de Nuria Roca, de quien valoró su “sensibilidad sobre la violencia”, así como el respaldo de quienes “continuamente” prestan su “apoyo” en la “lucha” del centro “por poner fin a la destructiva violencia sexista contra las mujeres”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris