Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

Podemos quiere empresas públicas de banca, energía, farmacia y telecomunicaciones para 2030

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 10 de octubre de 2021, 13:49 h (CET)

RIVAS-VACIAMADRID (MADRID), 10 (SERVIMEDIA)


Podemos se ha fijado el objetivo de levantar empresas públicas en cada uno de los sectores estratégicos para 2030. En concreto, una banca pública, una farmacéutica pública, una empresa estatal de telecomunicaciones y su habitualmente reclamada empresa pública de energía.


Así lo estableció la secretaria general del partido, Ione Belarra, en el discurso con el que clausuró la llamada Universidad de Otoño, una serie de mesas de debate sobre toda clase de temas y una iniciativa que Podemos no celebraba desde 2018 y que ella ha querido expresamente recuperar al asumir el liderazgo de la formación en la IV Asamblea Ciudadana, que tuvo lugar en junio.


“En 2030 queremos un país soberano, donde la gente viva bien, España tiene que fortalecer su Estado y utilizar todos los medios a nuestro alcance para proteger a la gente, porque si algo hemos aprendido este año es que cuando las cosas se ponen difíciles solo lo público nos salva”, postuló. “En 2030, una empresa pública en cada sector económico estratégico de nuestro país”.


Belarra detalló: “Una empresa pública de energía que gestione los saltos hidroeléctricos y las plantas fotovoltaicas. Me niego a que otra vez nuestro país se ponga de rodillas ante el oligopolio eléctrico. Necesitamos los sectores estratégicos bajo control democrático y al servicio del interés general como mandata el artículo 128 de la Constitución”.


También abogó por "una farmacéutica pública para rebajar el gasto sanitario e invertir en los avances que realmente necesita nuestra salud. Una banca pública que financie la economía productiva, a los verdaderos emprendedores y no a los que pagan en B al PP. O una empresa estatal de telecomunicaciones”.


La líder de Podemos llamó igualmente a “frenar la invasión de nuestra economía por parte de los fondos de inversión”, que “acaparan ya importantes nichos de la economía de nuestro país”, y “prohibir que los servicios públicos puedan acabar en manos de estos fondos”. Recordó, en este sentido, el desastre de las residencias privadas de personas mayores en la primera ola del coronavirus.


SALUD MENTAL


Más en general, Belarra defendió que “en 2030 queremos que nuestros servicios públicos estén entre los mejores de Europa, con los profesionales mejor pagados”, de forma que “en la atención primaria te atiendan en las siguientes 24 horas desde que pides la cita”, también en salud mental, “la epidemia silenciosa”.


Igualmente, defendió reequilibrar la carga de los cuidados, no sólo entre hombres y mujeres, sino entre los ciudadanos y el Estado, que todos los jóvenes puedan acceder a estudios superiores, que nadie tenga que destinar más del 30% de sus ingresos a pagar su vivienda, y reindustrializar España protegiendo industrias como Alcoa. Por último, apostó por la economía circular, la producción agrícola y ganadera ecológica y de proximidad para construir comunidades fuertes, resilientes y pegadas al territorio, y acelerar la transición ecológica.


Belarra comenzó su discurso recordando que este año se han cumplido 10 años del 15-M, que movilizó a mucha gente que “no se sentía representada por nadie” y jactándose de que, pese a la “muleta” de Ciudadanos con que contaron PP y PSOE, Podemos entró finalmente en el Gobierno rompiendo la “cláusula de exclusión” que cree que pesaba sobre su partido, imponiéndose a la “reacción desaforada de las élites”.


“Ha merecido la pena”, aseguró, enumerando los supuestos logros de la formación en el Ejecutivo, entre los que incluyó la subida del salario mínimo, una gestión de la crisis del coronavirus diferente a la que se hizo de la de 2008 y, por supuesto, el 15% mínimo de Impuesto de Sociedades, la ley de Vivienda y el aumento de las pensiones y la inversión en dependencia comprometidos en el acuerdo de Presupuestos.


Sin embargo, advirtió: “No nos conformamos y vamos a por más”. Y citó expresamente la Ley de Familias, pese a que los Presupuestos no cubren su prometida prestación por crianza, y la derogación de la reforma laboral. Ante este “viento de cambio”, Belarra dijo que a los poderes económicos no les queda sino “atrincherarse en la reacción”, y como ejemplo citó la condena judicial al diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez. Al final de su discurso, llegó a situar al “poder judicial en rebeldía”.


SEGUNDA TRANSICIÓN


Según dijo, Podemos, ha “logrado transformar el sistema político español, enterrar el bipartidismo y armar una mayoría de dirección de Estado que está haciendo avanzar al país en derechos y libertades”. Todo ello le parece digno de llamarse una “segunda Transición democrática” que, puntualizó, “todavía no ha terminado”.


La secretaria general dio por supuesto que habrá “reacciones de los poderes hegemónicos de este país para conseguir que nada cambie”, pero encarnó en un “horizonte republicano” su apuesta por “la modernización económica, la democracia y la plurinacionalidad”, y que concibe la libertad abanderada por el PP como “la libertad de llegar a fin de mes, de ser quien eres” o la de “decidir sobre tu propio cuerpo”. En suma, “la libertad de los derechos frente al libertinaje de los privilegios que defiende la derecha”.


Al anunciar esta “reacción furibunda de las élites económicas”, Belarra la personalizó en el consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, a quien ya dedicó un tuit ayer, por su reciente queja de que “no se puede gobernar con extremistas” y por amenazar con cerrar centrales nucleares o fotovoltaicas tras intervenir el Gobierno sus beneficios.


“Yo creo que lo verdaderamente radical es que tu empresa gane 1.531,3 millones de euros en el primer semestre de 2021, y que tú personalmente te embolses más de 12 millones de euros en 2020, mientras tu país vive la peor crisis económica en 100 años y los hogares pagan una factura de la luz estratosférica”, contrapuso. Y, ya en dirección al PSOE, remató: “Yo le pido a nuestros socios que no flaqueen, que sean valientes y defiendan estas medidas frente al oligopolio eléctrico. Estoy convencida de que, si lo hacemos, la ciudadanía de nuestro país nos va a arropar”.


Belarra se propuso hacer de Unidas Podemos, bajo el “liderazgo de Yolanda Díaz” que les permita “hablar con más fuerzas”, la primera formación progresista y no sólo “señalar el rumbo y la dirección de Estado” al PSOE, como aseguró que está haciendo el espacio confederal. “Mientras el PSOE siga siendo la primera fuerza de la izquierda, los avances en derechos van a seguir siendo mucho más lentos”, avisó.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris