Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

El PP da por hecho que Sánchez rehuirá el entendimiento con Casado el resto de la legislatura

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 10 de octubre de 2021, 12:03 h (CET)

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)


La dirección del Partido Popular da por hecho que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esquivará toda suerte de entendimiento con el líder de la oposición, Pablo Casado, lo que reste de legislatura y, además, que persistirá en su estrategia de “invertir el relato” para descargar la culpa en la que es “su única alternativa”.


Este es el análisis que hacen desde Génova habida cuenta de que la última ocasión en la que Sánchez y Casado hablaron por teléfono fue en mayo, cuando el jefe del Ejecutivo devolvió al presidente del PP una llamada que le hizo por la crisis migratoria y diplomática en Ceuta para ofrecerle su apoyo y pedirle información sobre lo acaecido.


Así, fue el 18 de mayo la última vez que el presidente del Gobierno y el líder del PP conversaron en privado. Desde entonces, han pasado 145 días sin que Sánchez descuelgue el teléfono y ahora tampoco hay intención de hacerlo porque, según apuntan a Servimedia fuentes de La Moncloa, la respuesta de Casado es un “no a todo”.


Por ende, sus careos se reducen únicamente a la esfera mediática y a las sesiones de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, donde ambos se acusan mutuamente del bloqueo y de la falta de acuerdo en grandes temas de Estado. Para el PP, a esto hay que sumar que Sánchez “no contesta absolutamente a nada” de lo que le pregunta o propone Casado en público.


“Para qué llamar si me va a decir no”, resumen en el Ejecutivo sobre la postura de Sánchez de no negociar con el líder del PP. Tal es el convencimiento que tienen de que a todo dirá que no que afirman, con ironía, que “su número de teléfono tiene tres cifras: no a todo”.


Pese a que la relación personal entre ambos líderes es buena, y de ahí que no confirmen que sea nulo el contacto entre ellos, en La Moncloa aseguran a Servimedia que no hay intención de descolgar el teléfono para acercar posturas. De hecho, ven meras “excusas” de Casado sus críticas constantes a que Sánchez no le llama en su estrategia, por ejemplo, para no renovar órganos constitucionales como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).


En esta tesitura, en Génova asumen que “la falta de lealtad e información” del PSOE con el principal partido de la oposición seguirá siendo la tónica habitual mientras Sánchez esté en La Moncloa y como ejemplo de ello ponen que en la ponencia marco de cara al 40 Congreso Federal del PSOE se critiquen “las grandes coaliciones con el centroderecha” de “la vieja socialdemocracia en declive”.


En las filas del PP esto se entiende como que Sánchez ha dejado por escrito que no piensa pactar nada con el centroderecha y por eso “no llama para nada” a pesar de todos los acontecimientos “relevantes” que se han sucedido en los últimos meses, tales como la crisis de Afganistán.


Ante esta nula interlocución entre el jefe del Ejecutivo y el líder de la oposición que denuncian desde el PP, se mantiene absolutamente encallada la negociación para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y otros órganos pendientes de renovación. En Génova piensan que Sánchez ha de tomar la iniciativa y que es él quien tiene más que perder, mientras en La Moncloa aseguran que ni se va a molestar a tenor de la actitud manifiesta de Casado “de no querer cumplir con la Constitución”.


Sin visos de acercamiento ni cuando se trata de grandes temas de Estado, fuentes populares consultadas por Servimedia opinan que deben seguir “a lo suyo” y volcarse en apuntalar “la alternativa de gobierno” a Sánchez. Consideran que este proyecto de “centro fuerte” ya se “consolidó” en la Convención Nacional del PP y avanzan que ahora toca seguir trasladando su “reformismo positivo” a la sociedad de manera sectorial hasta que acabe el año.


Ese “nosotros a lo nuestro” que entonan en la bancada popular también se traslada a su relación con otros partidos como Ciudadanos o Vox. En el PP ven amortizados a los primeros y dan por contado que la reunificación del centroderecha se hará por la base una vez se produzcan las elecciones generales.


Sobre el partido de Santiago Abascal, cargos del PP consultados por Servimedia abogan por un “pacto de no agresión” porque creen que pueden recuperar a parte de sus votantes. Otros dirigentes, sin embargo, estiman que será difícil convencer a quienes se fueron a Vox y que tendrán que ser ellos mismos los que vuelvan cuando vean que el PP es “la opción real” para desbancar a Sánchez.


Y en ello precisamente trabajará el PP a partir de ahora, en venderse como el partido que está “con la España real” mientras confía en que su “utilidad” acabe imponiéndose una vez Sánchez opte por pulsar el botón electoral, algo que no se atreven a decir cuándo pasará porque “el presidente es un mentiroso compulsivo y hará en cada momento lo que más le convenga”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris