Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

El Congreso aprueba que los padres que maltraten animales no compartan los hijos con sus exparejas

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 5 de octubre de 2021, 18:01 h (CET)

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)


Los jueces podrán decidir que los padres no compartan los hijos con sus exparejas cuando vayan a separarse si han maltratado o amenazan con causar malos tratos a animales de compañía como forma de violencia vicaria o de género para controlar o victimizar al cónyuge o a los niños.


Ésta es una de las novedades aprobadas este martes con competencia legislativa plena por la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados en el marco de una modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil para dotar a los animales de un estatuto jurídico diferente al de los bienes materiales y que sean considerados “seres vivos dotados de sensibilidad” y no como cosas.


Esa triple reforma legal está contenida en una proposición de ley presentada por el PSOE (inicialmente también tenía la firma de Unidas Podemos-En Comú Podem-En Marea, pero esta formación retiró después su coautoría) y que suscitó este jueves 22 votos a favor y 14 en contra, estos últimos del PP y de Vox. El texto pasa ahora al Senado para continuar con su tramitación parlamentaria.


NOVEDADES


La proposición de ley introduce un nuevo artículo en el Código Civil que considera que “los animales son seres vivos dotados de sensibilidad” y que el propietario debe ejercer sus derechos sobre él y sus deberes de cuidado respetando esa cualidad y asegurar “su bienestar conforme a las características de cada especie".


Una de las novedades adoptadas este jueves es que prevé limitaciones a la guardia y custodia de los hijos en casos de separación, nulidad o divorcio si hay antecedentes por maltrato animal ejercido como forma de violencia o maltrato psicológico contra la expareja o los hijos por haber “vínculo existente” y “concurrencia” entre ello y la doméstica y de género, y el maltrato y abuso sexual infantil.


Ello es gracias a enmiendas presentadas por ERC, el PNV y Junts per Catalunya, que fueron aceptadas en la fase de ponencia de la Comisión de Justicia. En concreto, el nuevo texto indica, según informaron a Servimedia fuentes parlamentarias, que los jueces no procederán a la guarda conjunta de los hijos cuando en cualquiera de los padres separados se aprecie “la existencia de malos tratos a animales, o la amenaza de causarlos, como medio para controlar o victimizar a cualquiera de esas personas”, en alusión a los hijos o las exparejas.


La justificación es que pueda utilizarse el maltrato animal como herramienta de control, forma de abuso o de maltrato psicológico o indirecto dentro del ámbito familiar, bien hacia los menores o hacia la pareja, lo cual debe ser considerado por los jueces para conceder o no la guarda conjunta de los hijos.


Por otro lado, la Comisión de Justicia de la Cámara Baja acordó que los acuerdos de cónyuges para regular la nulidad, la separación o el divorcio que se presenten en un juzgado sean aprobados por el juez salvo si son “gravemente perjudiciales para el bienestar de los animales de compañía”, que se añade a si son dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de los cónyuges.


Las medidas que adopte el juez en caso de divorcio, nulidad o separación pueden ser modificadas judicialmente o por un nuevo convenio cuando así lo aconsejen no sólo las necesidades de los hijos o el cambio de las circunstancias de los cónyuges, sino también “las nuevas necesidades de los animales de compañía”.


Además, la autoridad judicial podrá acordar la participación de los cónyuges en los gastos de manutención y cuidado del animal, y decidir el destino de éste si no hay acuerdo entre los miembros de la expareja, teniendo en cuenta el interés de la pareja separada y el bienestar del animal, y pudiendo prever el reparto de los tiempos de disfrute y cuidado del animal si fuese necesario.


El texto recalca que quien encuentre a un animal perdido deberá entregarlo a su propietario o a quien sea responsable de su cuidado, salvo si hay indicios fundados de malos tratos o de abandono, cuando lo pondrá en conocimiento ante las autoridades competentes. Si lo devuelve al propietario o responsable de su cuidado, podrá reclamar los gastos de curación y cuidado.


La modificación de la Ley Hipotecaria se refiere a que los animales de explotaciones ganaderas, industriales o de recreo no estarán incluidos en las hipotecas, y la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil alude a que los animales de compañía no son embargables ante impagos.


"NO ES BUENISMO POLÍTICO”


En resumen, el texto permite que los animales sean considerados seres sintientes y no cosas, la custodia compartida en casos de separación o divorcio, que los animales no sean hipotecados o embargados y no se les utilice como herramienta de violencia de género o vicaria para controlar o victimizar a mujeres e hijos.


“Esto no es buenismo político, esto es legislar con respeto, con empatía, legislar con las necesidades del siglo XXI y no basándose en las necesidades de hace miles de años”, apuntó la portavoz del PSOE, Sandra Guaita, quien añadió: “Somos sociedades modernas, feministas, ecologistas y tenemos que ser animalistas, tenemos que poner el respeto al planeta y los seres que lo habitan en un lugar primordial”.


La portavoz del PP, María Teresa Angulo, calificó de “instrumento ideológico” la triple reforma legal al aprobarse “enmiendas que distorsionan la esencia del derecho de familia”.


José María Sánchez, de Vox, tildó de “inspiración propia de la ideología animalista” el texto aprobado y señaló que este partido defiende “una postura conservacionista con relación a la naturaleza” para que ésta sea “compatible” con la caza, la agricultura y la ganadería, una postura que considera “equilibrada” y no “extremista”.


Guillermo Díaz, de Ciudadanos, recordó que esa iniciativa es heredera de la primera que él mismo presentó personalmente en el Congreso en 2017 y evitará el “absurdo” de que un animal de compañía sea embargable o tratado “como el equipaje” en un accidente de tráfico.


Francesc Xavier Eritja, de Esquerra Republicana, calificó de “paso hacia adelante en el trato hacia los animales” el texto aprobado. Pilar Calvo, de Junts per Catalunya, apuntó que le gustaría que también se prohibieran las corridas de toros.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris