Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Las carreteras marcan el territorio de los chimpancés hasta 17 kilómetros

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 15 de septiembre de 2021, 15:01 h (CET)

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)


Infraestructuras humanas como las carreteras tienen un impacto negativo en las poblaciones de chimpancés que puede extenderse por más de 17 kilómetros, según una nueva investigación.


El estudio, publicado este miércoles en la revista ‘Conservation Letters’, fue dirigido por Balint Andrasi, de la Universidad de Exeter (Reino Unido), y examina el impacto de las carreteras principales y secundarias en chimpancés occidentales salvajes en los ocho países africanos en los que viven (Costa de Marfil, Ghana, Guinea, Guinea-Bissau, Liberia, Malí, Senegal y Sierra Leona).


Los impactos se extendieron a un promedio de 17,2 kilómetros en las carreteras principales, y 5,4 kilómetros en carreteras secundarias. No obstante, la densidad de población de chimpancés cae constantemente desde los bordes de estas áreas a un valor más bajo en estas infraestructuras.


El estudio precisa que la situación en las áreas vírgenes es difícil de evaluar porque menos de un 5% del área de distribución de los chimpancés occidentales está fuera de las ‘zonas de efecto carretera’ identificadas en el trabajo.


“PELIGRO CRÍTICO”


"Los chimpancés occidentales alguna vez estuvieron muy extendidos en África occidental, pero la especie ha disminuido en un 80% en los últimos 20 años y actualmente está clasificada como en peligro crítico", apunta Balint Andrasi.


Este científico subraya que "la población humana en África occidental está creciendo rápidamente y los chimpancés se enfrentan a una creciente presión por la expansión de los asentamientos y la infraestructura”.


"Investigaciones anteriores sugieren que las carreteras reducen drásticamente el número de chimpancés occidentales, en lugar de simplemente desplazar a los animales. Sólo un 4,3% de su área de distribución no se ve afectada por las carreteras, por lo que no tienen otro lugar a donde ir y, en cualquier caso, la migración a largas distancias es poco común. Los chimpancés occidentales son altamente territoriales, por lo que intentar moverse podría llevar a un conflicto con los grupos vecinos", añade.


El estudio no muestra directamente las razones por las que las carreteras afectan el número de chimpancés, pero los investigadores destacan varias explicaciones posibles.


Además de los impactos directos, como la muerte y el ruido en las carreteras, señalan que las carreteras abren áreas no explotadas a industrias como la minería y la agricultura, que a menudo reducen o eliminan los hábitats forestales. También pueden restringir los movimientos de los chimpancés, dividiendo las poblaciones y causando un aislamiento genético.


Además, la caza es una amenaza persistente para los chimpancés occidentales y las carreteras proporcionan un acceso más fácil para los cazadores. "Cuando aparecen carreteras, también lo hacen todo tipo de actividades humanas", recalca Andrasi.


“MUCHAS AMENAZAS”


Las regulaciones en muchos países requieren que la vida silvestre debe ser considerada antes de que se construyan nuevas carreteras, pero hasta ahora no se había calculado el tamaño del área de impacto que afecta a los chimpancés. Los investigadores esperan que sus hallazgos ayuden a lograr pautas más efectivas para mitigar los impactos en las carreteras.


"Ésta es la primera vez que se utiliza este enfoque analítico para comprender el impacto de las carreteras en los primates no humanos y los resultados son impactantes", sentencia Kimberley Hockings, del Centro de Ecología y Conservación de la Universidad de Exeter.


Hockings concluye al respecto: "Nuestros primos grandes simios enfrentan muchas amenazas, desde el cambio de hábitat hasta la caza y las enfermedades. El impacto del desarrollo de la infraestructura es mucho mayor de lo esperado y es realmente preocupante. Pero no podemos rendirnos. Debemos hacer todo lo posible para garantizar su supervivencia continua. No puedo imaginar un mundo donde los humanos sean los únicos grandes simios que quedan".


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris