Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Las editoriales con un catálogo más pequeño son las que más apuestan por obras escritas por mujeres

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 14 de septiembre de 2021, 13:22 h (CET)

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)


Las editoriales con un catálogo de publicaciones más pequeño son las que más apuestan por la publicación de obras escritas por mujeres, la mayoría de las cuales publica narrativa o poesía.


Así se pone de manifiesto en el informe anual sobre el estado de la cultura en España que la Fundación Alternativas presentó este martes en un acto celebrado en la Feria del Libro de Madrid.


El trabajo recuerda que el sector delibro en España cayó un 35% en España (1.000 millones de euros de facturación en comercio interior al año) durante crisis de 2008-2013, un panorama que comenzó a despejarse entre 2014 y 2019, debido a la promulgación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y la venta de libros de texto, con incrementos anuales de un 2% en promedio. A pesar de ello, finalizando 2019, el sector seguía un 20% por debajo de las cifras de aquella crisis.


A su vez, en 2020 el tiempo de ocio se concentró en la lectura y el visionado de series como consecuencia de la pandemia, la cual ha ocasionado una “vía de incertidumbre muy importante” para muchos editores.


En ese sentido, la Fundación Alternativas apunta que el nuevo contexto digital abre la puerta al desarrollo de distintos modelos de negocio de los que las empresas editoriales pueden aprovecharse ampliando su cartera de producto y servicios: la autoedición, la venta directa, el ‘crowdfunding’, la afiliación, el modelo de suscripción, el pago por consumo, el contenido fragmentado o el audiolibro.


NARRATIVA O POESÍA


El texto también se hace eco de la irrupción de la edición independiente en el siglo XXI, observándose en las editoriales medianas, más títulos de autores nacionales (narrativa)- que de escritores internacionales (narrativa y ensayo).


En las editoriales pequeñas, se observa que la media de mujeres en el total de catálogos es del 43%, una cifra que asciende hasta el 53% en los valores no ponderados, lo que pone de manifiesto que las editoriales con un catálogo más pequeño son las que apuestan por la publicación de obras escritas por mujeres.


La mayoría de ellas publica narrativa o poesía, habida cuenta de que hay una tendencia general a publicar a más escritoras mujeres en las editoriales con más autores nacionales.


Al mismo tiempo, el 89% de las editoriales medianas encuestadas tiene un capital predominantemente privado, mientras que el 11% lo tiene de carácter mixto.


Más del 75% de la muestra tiene a mujeres en el equipo editorial, repartidas de la siguiente manera: el 56% en las editoriales medianas y el 66% en las pequeñas, donde además hay más mujeres con cargos de responsabilidad.


Por su parte, la Fundación Alternativas destaca que numerosos estudios e informes realizados los últimos cinco o seis años en diferentes países con mayor sensibilidad hacia la diversidad como los EEUU o el Reino Unido, demuestran que, a mayor diversidad social, racial, económica y cultural, más fácilmente se llega a mercados nuevos, pertenecientes a esa nueva dimensión cultural, y cuanto más se invierte en ella mejores resultados se obtienen.


“DESIGUALDADES”


Por otro lado, la mitad de la población española mayor de 15 años no consume en internet ningún tipo de producto cultural, al tiempo que se registran “notables desigualdades”, según los ingresos mensuales, en el acceso a la cultura por vías digitales, de tal modo que cuatro de cada diez hogares que ingresan por debajo de los 900 euros no tienen acceso a internet, incluyendo el que permite el uso del teléfono móvil; ocho de cada diez no disponen de ‘tablet’; y seis de cada diez carecen de ordenador.


La Fundación Alternativas también subraya que, a lo largo de la última década, los museos y centros de arte en España “han sufrido una progresiva precarización que se ha manifestado tanto en recortes de presupuestos y externalización de servicios como en una alarmante injerencia política en la gestión de directivas y patronatos que a menudo ha entorpecido su correcto desarrollo”.


Esto se pone de manifiesto en los siguientes datos: el 46,6% de galerías han debido reducir su plantilla mediante un ERTE; el 69,7% han buscado estrategias nuevas de comercialización de la obra de arte a través de canales digitales; el 46,5% ha incrementado el uso de nuevas tecnologías durante la pandemia, con éxito de ventas o aumento de clientes para el 48,8% de ellas; y el 67,4% ha visto cancelarse ventas previamente establecidas, sobre todo aquellas generadas durante ARCO y otras ferias, justo antes del inicio del estado de alarma.


El texto se hace eco de que las descargas de música de pago van a menos, confirmando que las nuevas generaciones no están interesadas en la posesión sino en la escucha a demanda, como lo evidencia que progresivamente suban las suscripciones a los servicios de ‘streaming’ (un 23% más este año) y ya casi cuatro millones de personas cuenten en España con una suscripción premium a algún servicio de ‘streaming’ musical, con Spotify dominando el mercado.


Sin embargo, llama la atención, según el informe, el incremento del 81,5% del audio financiado por publicidad, frente a la modesta subida (16.5%) del vídeo financiado por publicidad.


PROPUESTAS


Ante esta situación, la Fundación Alternativas plantea una serie de propuestas, entre las que se encuentran la reclamación a los poderes públicos y las administraciones de todos los niveles tienen la obligación de prestar atención y apoyos a todo el ecosistema del libro y la lectura; la exhortación a las administraciones públicas para que apoyen la inmersión digital del sector editorial; el ruego para que se desarrolle una estrategia de fomento de la lectura en el ámbito escolar; el empleo de la red de bibliotecas públicas como una “poderosa palanca de desarrollo social digital”; la protección del ‘copyright’ y de los derechos de autor; la creación de fondos que permitan a las editoriales independientes no quedarse atrás en su adaptación al entorno digital; y la creación de un certificado para prácticas editoriales ecológicas e inclusivas, del Consejo Intersectorial del Libro y de la Escuela Superior del Libro.


También propone la puesta en marcha de políticas públicas de digitalización de la sociedad; un Plan Estratégico de la Cultura y las Artes; intensificar el papel redistributivo de las entidades de gestión; la reutilización de espacios públicos como espacios de música en directo dedicados exclusivamente a los jóvenes; y la creación de un circuito profesional y permanente de salas de conciertos como el ya existente en el ámbito de las artes escénicas.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris