Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Autonomías
    

Récord de fallecidos en agosto por Covid-19 desde que acabó la ola navideña

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 5 de septiembre de 2021, 18:30 h (CET)

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)


Un total de 2.829 personas murieron en el mes de agosto en España por la pandemia de Covid-19, según los datos recogidos por Servimedia de los informes oficiales del Ministerio de Sanidad. Se trata de la cifra más alta de fallecidos en un único mes desde que acabó la ola navideña del coronavirus.


La variante Delta de la Covid-19, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es con diferencia la más contagiosa de todas las conocidas hasta ahora, disparó los casos de esta enfermedad a principios de verano. De hecho, en pocas semanas se pasó de 138.527 casos diagnosticados durante junio a 681.678 en julio.


Justo después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara la supresión de la obligación de vestir mascarilla en espacios abiertos y coincidiendo con el fin del curso escolar y el inicio de las vacaciones estivales, los casos de Covid-19 se dispararon en todo el país y la incidencia se duplicó.


La vacunación avanzaba a buen ritmo y la incidencia de la enfermedad en personas mayores estaba muy contenida, con 24,84 casos cada cien mil personas en mayores de 80 años y con 19,22 en septuagenarios a fecha del pasado 30 de junio. Sin embargo, entre los más jóvenes comenzaba a dispararse con tasas de 366,74 entre los veinteañeros y de 345,26 entre 12-19 años.


Así comenzó la quinta ola de la pandemia. Hasta ese momento, enero había sido el peor mes del año con 863.961 casos de coronavirus tras el estallido que se produjo como consecuencia de las fiestas navideñas y las tradicionales celebraciones en familia. Pero la variante Delta, un 50% más contagiosa que las anteriores, provocó que julio no se quedara muy atrás, al detectarse 681.678 casos durante ese mes.


De este modo, el mes de julio es por ahora el segundo peor mes del 2021 en número de infectados, sólo por detrás de los 863.961 de enero. En tercero lugar le sigue febrero con 381.726 positivos y en cuarto, agosto con 358.900. Esto da muestra del gran impacto que el coronavirus ha tenido este verano, con 1.040.578 afectados por la enfermedad.


Aunque muchos de ellos han sido jóvenes con síntomas leves, la Covid-19 ha llevado a los hospitales a 17.201 personas e incluso obligó a ingresar en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) a 3.374. A pesar de ambas cantidades, las vacunas redujeron considerablemente la tasa de casos graves por el coronavirus.


Los hospitalizados en julio representan el 1,55% de los contagiados y los tratados en UCI son apenas el 0,02%. En agosto, estos porcentajes subieron ligeramente fruto de que las afecciones más peligrosas pueden tardar dos o tres semanas en manifestarse. Así, los hospitalizados llegaron al 1,84% y los atendidos en UCI al 0,42%.


RÉCORD DE FALLECIDOS TRAS LA OLA NAVIDEÑA


Realmente fue en agosto cuando bastantes de estos casos graves llegaron al extremo, hasta provocar la muerte del paciente. Un total de 2.829 personas fallecieron mientras que gran parte del país, incluido el Gobierno y los políticos de la oposición, estaban de vacaciones y el foco de la actualidad se ponía en el incremento de la tarifa de luz o en la crisis de Afganistán por el regreso de los talibanes al poder.


Agosto acabó con una media de 91,26 muertos diarios y con partes del Ministerio de Sanidad que rondaron los 150 fallecidos por jornada. Tantas pérdidas humanas convierten a este mes en el peor desde que terminó la tercera ola que estalló tras las fiestas de Navidad.


Los 2.829 fallecidos de agosto superan incluso los 2.752 registrados en abril, cuando España permanecía aún en estado de alarma y sufría las últimas consecuencias de la tercera ola. Fue justo después cuando vio surgir una cuarta ola tras la Semana Santa con 249.036 contagios que ahora quedan por debajo de los 358.900 de agosto y los 681.678 de julio.


En pérdidas humanas, sólo fueron peores los primeros tres meses del año: con 10.528 fallecidos en febrero, 8.003 en enero y 5.932 en marzo. Ese trimestre negro por la Covid-19 provocó más de 1,3 millones de afectados y mató a más de 24.000 personas.


Comparado con el verano, la cifra es similar en contagios con casi 1,2 millones de positivos de junio a agosto pero, gracias a la protección de las vacunas, el impacto en fallecidos es una quinta parte. Frente a las 24.463 muertes del primer trimestre durante la tercera ola, la quinta ola deja 4.812 si se suman todas las contabilizadas por el Ministerio de Sanidad ente el 1 de junio y el 4 de septiembre.


La tasa de mortalidad se ha reducido considerablemente a lo largo de 2021, pues en el primer trimestre fallecieron el 1,83% de los contagiados. Sin embargo, entre los meses de junio y agosto esa tasa cae casi a la quinta parte con un 0,38%. Sólo la protección de las vacunas contra la Covid-19, con el 70% de la población española ya protegida, explicaría este fenómeno, más aún cuando la variante Delta que predomina ahora en todo el país es más contagiosa que todas las anteriores.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris