Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

El Consejo de la Psicología pide la creación de la especialidad de Psicología Infanto-Juvenil

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 25 de julio de 2021, 14:09 h (CET)

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)


El Consejo General de la Psicología ha pedido la puesta en marcha de la especialidad de Psicología Infanto-Juvenil para prevenir y tratar los problemas psicológicos por los que atraviesa esta población, tal y como se desprende del Libro Blanco de Salud Mental Infanto-Juvenil.


Editado por José Ramón Fernández y Susana Villamarín, el Libro Blanco de Salud Mental Infanto-Juvenil aborda los problemas relacionados con la regulación emocional: depresión y ansiedad; la conducta suicida; las conductas adictivas en la infancia y la adolescencia y los trastornos disruptivos, de control de impulsos y trastornos de conducta.


Junto a ellos también destacan la salud sexual en la infancia y la adolescencia; problemas relacionados con el ámbito escolar; los trastornos del comportamiento alimentario; el trastorno por déficit de atención e hiperactividad; del procesamiento sensorial y problemas de relaciones sociales en la infancia y la adolescencia.


Ante todos estos asuntos, el Consejo General de la Psicología subrayó que "no solo la atención de la salud mental de los adultos atraviesa un momento delicado. La preocupación aún es mayor si se atiende a la deficitaria atención disponible para prevenir y tratar los problemas psicológicos de niños, niñas y adolescentes".


Con la actual situación de crisis generada por la pandemia de la Covid-19, se han incrementado los problemas de salud mental y se han evidenciado aún más las carencias existentes y las necesidades en cuanto a la atención en salud mental en la infancia y la adolescencia.


FALTA DE ESPECIALISTAS


A los males que aquejan a la atención de los adultos, como la escasez de recursos personales y materiales, o la excesiva utilización de la farmacología en detrimento de otras formas de tratamiento psicológico tanto o más efectivos, pero con menos efectos secundarios, la atención infanto-juvenil debe sumar la carencia de personal especializado y el sistemático olvido de la prevención y la intervención temprana, según expuso el Consejo General de la Psicología.


A este respecto, la Organización Colegial de la Psicología "quiere comprometerse con el desarrollo de un debate en el que todos los sectores afectados dentro de la sociedad española contribuyan a poner en marcha las medidas que mejoren la prevención y el tratamiento de los problemas psicológicos en los y las menores".


Con este propósito, se propuso desarrollar un Libro Blanco sobre la Salud Mental Infanto-Juvenil que dé cuenta de la diversidad y extensión del problema, y de las mejores respuestas que la ciencia puede dar para su solución.


LIBRO BLANCO


Por lo tanto, este Libro Blanco refleja una triple necesidad. La primera es actualizar el conocimiento sobre la naturaleza, frecuencia e impacto de los problemas psicológicos en la infancia.


La segunda necesidad es poner de relieve las aportaciones de todos los actores relevantes para la salud mental infanto-juvenil, realizando una propuesta intersectorial desde la educación, la sanidad y los servicios sociales, que brinde una respuesta integral a las necesidades de los niños y niñas y adolescentes.


La tercera necesidad es la de reivindicar una mayor atención hacia las enormes carencias humanas y materiales en este ámbito, poniendo el foco en la discrepancia entre las declaraciones institucionales y las realidades de la vida diaria.


Todo ello implica, además, una serie de actuaciones inmediatas, remarcaron los psicólogos. "Urge, remarca la organización colegial, que se defina una Estrategia de Salud Mental que dé una especial relevancia a la salud mental de los menores. Urge, también, que se ponga en marcha la especialidad de Psicología Clínica Infanto-Juvenil, que el sistema educativo tome conciencia de su responsabilidad en este campo y promueva el desarrollo de la Psicología Educativa, y que los servicios sociales impulsen una visión más allá de la mera asistencialista, ofreciendo una atención primaria psicológica de calidad".


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris