Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Bruselas propone plantar 3.000 millones de árboles en la UE hasta 2030

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 16 de julio de 2021, 15:18 h (CET)

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)


La Comisión Europea adoptó este viernes la nueva Estrategia Forestal de la UE para 2030, que incluye una hoja de ruta para la plantación de 3.000 millones de árboles adicionales en toda Europa hasta el final de esta década y respetando plenamente los principios ecológicos, es decir, el árbol adecuado en el lugar adecuado para el fin adecuado.


Esta iniciativa se enmarca en el Pacto Verde Europeo y se basa en la Estrategia sobre Biodiversidad de la UE hasta 2030, al tiempo que se incluye en el paquete de medidas propuesto por el Ejecutivo comunitario para lograr una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de al menos un 55% de aquí a 2030 y la neutralidad climática en 2050 en la UE.


Según la Comisión Europea, la Estrategia Forestal ayuda a la UE a cumplir su compromiso de aumentar las absorciones de carbono a través de los sumideros naturales de conformidad con la Ley del Clima. Al abordar conjuntamente los aspectos sociales, económicos y medioambientales, la iniciativa pretende garantizar la multifuncionalidad de los bosques de la UE y destaca el papel fundamental que desempeñan los silvicultores.


Los bosques son aliados esenciales en la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Funcionan como sumideros de carbono y ayudan a reducir las repercusiones del cambio climático, por ejemplo enfriando las ciudades, protegiendo de inundaciones importantes y reduciendo los efectos de la sequía. Desgraciadamente, los bosques europeos están sometidos a un gran número de presiones diferentes, incluido el cambio climático.


PROTECCIÓN, RESTAURACIÓN Y GESTIÓN


La Estrategia Forestal establece una visión y unas acciones concretas para aumentar la cantidad y la calidad de los bosques en la UE y reforzar su protección, su restauración y su resiliencia. Las acciones propuestas aumentarán la captura de carbono gracias a la mejora de los sumideros y las reservas, contribuyendo de este modo a la mitigación del cambio climático.


La iniciativa pretende proteger estrictamente los bosques primarios y maduros, restaurar los bosques degradados y garantizar su gestión sostenible con el fin de preservar los servicios ecosistémicos esenciales que ofrecen los bosques y de los que depende la sociedad.


También prevé el desarrollo de sistemas de pago a los propietarios y gestores forestales a cambio de la prestación de servicios ecosistémicos alternativos, por ejemplo, el mantenimiento de algunas partes de sus bosques intactas. La nueva Política Agrícola Común (PAC), entre otras, brindará la oportunidad de prestar un apoyo más específico a los silvicultores y al desarrollo sostenible de los bosques.


Además, incuye una propuesta legislativa para intensificar la vigilancia de los bosques, la transmisión de informes y la recopilación de datos forestales en la UE.


"Los bosques albergan la mayor parte de la biodiversidad que encontramos en la Tierra. Para que nuestra agua sea limpia y nuestros suelos ricos, necesitamos bosques sanos. Los bosques europeos están en peligro. Por ello trabajaremos para protegerlos y restaurarlos, mejorar la gestión forestal y apoyar a los silvicultores y a los guardianes forestales. A fin de cuentas, todos formamos parte de la naturaleza. Lo que hacemos para luchar contra la crisis climática y de biodiversidad, lo hacemos por nuestra propia salud y nuestro futuro", apuntó Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo responsable del Pacto Verde Europeo.


Janusz Wojciechowski, comisario de Agricultura, indicó al respecto: "Los bosques son los pulmones de nuestro planeta: son esenciales para nuestro clima, nuestra biodiversidad, nuestro suelo y para la calidad de nuestro aire. Los bosques son también los pulmones de nuestra sociedad y nuestra economía: garantizan medios de subsistencia en las zonas rurales, proporcionan productos esenciales a nuestros ciudadanos y tienen un valor social inestimable por su naturaleza. La nueva estrategia forestal reconoce esta multifuncionalidad y muestra cómo la ambición medioambiental puede ir acompañada de prosperidad económica".


"Los bosques europeos son un valioso patrimonio natural que no puede darse por sentado. La protección, la restauración y el aumento de la resiliencia de los bosques europeos no solo es esencial para luchar contra las crisis climática y de biodiversidad, sino también para preservar las funciones socioeconómicas de los bosques. La fuerte participación en las consultas públicas pone de manifiesto que los europeos se preocupan por el futuro de nuestros bosques, por lo que debemos cambiar la forma en que los protegemos, los gestionamos y los cultivamos con el fin de obtener beneficios reales para todos", concluyó Virginijus Sinkevicius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris