Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Uno de cada 10 conductores toma más medicamentos peligrosos para conducir por la pandemia

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 13 de julio de 2021, 12:25 h (CET)

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)


Un 11% de los conductores españoles reconoce tomar más medicinas contraindicadas para la conducción a raíz de la pandemia de la Covid-19 y el número de automovilistas fallecidos que dieron positivo en psicofármacos ha aumentado un 40% desde 2016.


Éstas son algunas conclusiones de un estudio realizado por la Fundación Línea Directa en colaboración con Fesvial (Fundación Española para la Seguridad Vial) a partir de datos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (Intcf) y de la Dirección General de Tráfico (DGT). El informe incluye una encuesta realizada por la consultora MDK a 1.700 conductores habituales entre los pasados 14 y 17 de junio.


El estudio, presentado en una rueda de prensa telemática por la directora general de la Fundación Línea Directa, Mar Garre, precisa que entre los medicamentos más peligrosos para conducir hay hipnóticos, ansiolíticos, antidepresivos, antiepilépticos, antimigrañosos, anestésicos, antipsicóticos, antiparkinsonianos y antidependencia. Algunos de sus posibles efectos son mareo, somnolencia, nerviosismo, visión borrosa, cansancio, menor atención, agitación, ansiedad, fatiga, espasmos, menor capacidad de reacción, alteración de la coordinación, episodios repentinos de sueño y sensación de debilidad.


Cerca de un 25% de los fármacos muestran en sus envoltorios un pictograma con un triángulo rojo y un coche en su interior que indica que el consumo de esas medicinas puede afectar a la conducción, por lo que, según la Fundación Línea Directa, conviene consultar al médico o al farmacéutico sobre sus posibles efectos al volante.


Garre apuntó que se pueden consumir medicamentos y conducir siempre que haya prescripción médica, una finalidad terapéutica y no afecte a la conducción. La normativa indica que si se detecta a un conductor bajo los efectos de algún psicofármaco contraindicado para la conducción puede haber una sanción administrativa de 1.000 euros y seis puntos menos en el carné, y sólo en casos extremos hay sanción penal.


CASI 50.000 ACCIDENTES


El estudio subraya que un 11% de los conductores españoles reconoce tomar más psicofármacos contraindicados para conducir desde el año pasado, cuando estalló la crisis del coronavirus.


Además, los psicofármacos estuvieron presentes en casi 50.000 accidentes de tráfico con víctimas en España en la década entre 2010 y 2019, cuando 1.278 conductores fallecidos dieron positivo por esas sustancias.


Un 12% de los conductores fallecidos dieron positivo por esas sustancias en 2019 y este factor ha aumentado un 40% en el último trienio, al pasar de 101 en 2016 a 141 en 2019.


El estudio indica que un 18% de los peatones muertos en accidentes de tráfico también dio positivo por psicofármacos en 2019.


El perfil de un conductor accidentado tras haber ingerido algún psicofármaco es el de un hombre, reincidente y de 35 a 44 años, según el informe de la Fundación Línea Directa.


Casi la mitad de los conductores consultados no sabe identificar un fármaco peligroso para la conducción. Además, 4,5 millones de automovilistas reconocen haberse puesto al volante tras mezclar los medicamentos y alcohol y cuatro millones admiten haber sufrido situaciones de alto riesgo a causa de su medicación.


Unos ocho millones de conductores españoles están en tratamiento médico en la actualidad y otros dos millones podrían estar automedicándose. Murcia y Extremadura son las comunidades donde más accidentes y situaciones peligrosas se dan por esta razón, mientras que País Vasco y Castilla–La Mancha resultan ser las de menor incidencia.


"No debemos alarmarnos: los medicamentos no son los culpables de los accidentes, sino el comportamiento de los conductores, por lo que debemos ser responsables en su consumo. Debemos consumir fármacos sólo con prescripción médica, respetar las dosis y contraindicaciones, leer el prospecto y consultar cualquier duda con nuestro médico o farmacéutico si vamos a conducir. Hay que estar alerta porque la presencia de psicofármacos en los accidentes mortales es un fenómeno al alza, lo que debe hacernos tomar conciencia de este problema", apuntó Garre.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris