Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

Ander Gil se estrena como presidente del Senado llamando a luchar contra “la desafección política y el discurso del odio”

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 12 de julio de 2021, 17:35 h (CET)

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)


Ander Gil fue elegido este lunes presidente del Senado y en sus primeras palabras llamó a “debatir desde la moderación, el respeto al adversario y la razón de los argumentos”, pues son las “más poderosas herramientas con las que podemos contar quienes nos sentamos en estos escaños para luchar contra esos males que tanto debilitan a las democracias como son la desafección política y el discurso del odio”.


Gil se hizo con la Presidencia de la Cámara Alta al reanudarse la sesión y tras no conseguirlo en la primera votación, donde logró 132 votos, uno menos de la mayoría absoluta requerida en ese caso. Ya en segunda votación, la vicepresidenta primera del Senado, Cristina Narbona, proclamó su elección.


De tal manera, el senador del PSOE por Burgos fue elegido presidente de la Cámara Alta en una segunda votación en la que participaron 261 parlamentarios, al hacerse con 132 votos frente a los tres del dirigente de Vox, Jacobo González-Robatto. En el momento de comunicarse el resultado, recibió un prolongado aplauso de sus compañeros de bancada y fue arropado también por la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra.


Gil tomó entonces la palabra y mandó un afectuoso saludo a su predecesora en el cargo, Pilar Llop, nombrada por Pedro Sánchez ministra de Justicia. También felicitó a los senadores que hoy asumieron esta condición, dándoles la bienvenida a la casa “de todos y todas”. “Está en sus manos, en las manos de todos, hacer de esta institución un lugar de debate sereno y constructivo”, destacó.


“Tenemos el inmenso privilegio de poder transformar nuestras palabras en hechos que sirvan para mejorar la vida de nuestros conciudadanos. Usémoslas bien, con templanza o apasionamiento, pero siempre con el respeto que merece tan alta función”, demandó ya desde sus nuevas responsabilidades. “Si sabemos hacerlo, estaremos elevando el nivel del debate político al lugar central que debe desempeñar en la vida pública de las sociedades democráticas”, añadió.


El presidente del Senado instó así a “debatir desde la moderación, el respeto al adversario y desde la razón de los argumentos”, pues todo ello supone “la más poderosa herramienta con la que podemos contar quienes nos sentamos en estos escaños para luchar contra esos males que tanto debilitan a las democracias como son la desafección política y el discurso del odio”.


Gil prometió que animará hasta la extenuación el debate constructivo, y no sólo ya por una razón de “dignidad” de la propia Cámara, sino también por la democracia española que tanto costó conquistar y por la convivencia en España. “Tienen mi compromiso con ello y les pido que me ayuden a hacerlo posible”, solicitó.


CONSECUENCIAS DE LA PALABRA


Insistió en la necesidad de desterrar todo aquello que “ofende y empobrece el debate”, alegando que los mensajes y las palabras “no son inofensivos”. “Lo que decimos desde estos escaños y esta tribuna importa y tiene consecuencias”, alertó, ya que “antes de cada acto violento hay un discurso violento y, desgraciadamente, vemos cómo están aumentando los delitos de odio en toda Europa y también en nuestro país”.


Dicho esto, abundó en que “nos corresponde hacer posible pasar del debate a la ley” y, en base a ello, recordó que “somos los herederos del mandato de la Constitución”. Pidió honrar con solemnidad “la arquitectura política que ha hecho posible el país de los derechos y libertades que es hoy España”.


“Somos un país respetuoso, libre e igualitario donde no cabe el odio, la discordia y la violencia”, continuó Gil, antes de incidir en que “es nuestra responsabilidad preservar esos cimientos de respeto y libertad que ha costado muchas generaciones levantar”.


Recordó que han sido asesinadas 1.102 mujeres en España desde al año 2003 por violencia machista, y que los menores asesinados desde ese año han sido 41. “La lucha contra la violencia hacia las mujeres debe ocuparnos como prioridad institucional”, enfatizó, y recalcó que hay que lanzar mensajes claros y contundentes de rechazo a la violencia machista y de apoyo a las víctimas. “Esta institución no dará nunca jamás un paso atrás” en lo que concierne a la “seguridad, libertad y vida de las mujeres”, agregó.


PRESIDENCIA FEMINISTA


Gil puso el foco en que las mujeres se enfrentan “a peores condiciones de vida sólo por el hecho de ser mujeres”. “No podemos consentir más desigualdad, más sueldos inferiores por igual trabajo, más techos de cristal. No puede haber ni una menos, ni una víctima más”, señaló entre aplausos. “Aquí tienen una Presidencia feminista”, trasladó.


El presidente de la Cámara Alta también se acordó de los mayores que “nos dan cada una lección de tolerancia y responsabilidad”, así como de las minorías que “llegan de fuera de nuestras fronteras con los bolsillos llenos de esperanza y sueños”.


Igualmente, mentó a las personas Lgtbi: “El asesinato de Samuel, a cuya familia y amigos mando un sincero abrazo, es una barbarie que no puede volver a suceder. Hagamos cuanto esté en nuestras manos”, exigió.


En síntesis, defendió que “tenemos la obligación y suerte de construir una España en la que nadie sobra y todos suman”. En este momento, tras sufrir “la mayor crisis de la humidad en décadas”, reclamó a todos los senadores “sumar esfuerzos y afrontar nuestras legítimas diferencias con el objetivo inequívoco” de defender “el bien común y la convivencia”.


“CUIDAR LO PEQUEÑO”


En este punto, recordó con “orgullo” que procede de un pequeño municipio de 4.000 habitantes de la provincia de Burgos, en “la España vaciada”. “Si algo me ha enseñado la política municipal es la importancia de cuidar lo local, lo pequeño”, enfatizó, asegurando que ahí es donde está precisamente lo grande.


Estas palabras le sirvieron para decir que “sólo podremos abarcar los grandes retos que tenemos como país si atendemos lo que tenemos más cerca”. “La lucha contra la despoblación, la cohesión y el poder de la política territorial tienen hoy más sentido que nunca y deben ser una ambición que presida nuestro desempeño”, subrayó.


Ahondó en que “no habrá igualdad, no habrá sostenibilidad y no habrá progreso si no llegamos a cada rincón de este país”. “El futuro será una oportunidad para todos y todas o no lo será para nadie”, sentenció Gil.


Por último, reconoció que son muchos los desafíos que encara esta sociedad, pero marcó como reto prioritario la consolidación de la economía y el empleo, además de culminar el proceso de vacunación. Esto “requiere de toda nuestra inteligencia y determinación”, destacó, y pidió a todos implicarse en esta “tarea colectiva para relanzar y fortalecer nuestro país”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris