Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

Casado denuncia “el uso tóxico de la propaganda” del Gobierno “con todos los acuerdos”

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 1 de julio de 2021, 12:37 h (CET)

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)


El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, denunció este jueves que “el Gobierno está haciendo un uso tóxico de la propaganda de comunicación de todos los acuerdos a los que quiere llegar”, aunque recalcó que respeta “absolutamente” la actuación y las decisiones que tomen la patronal, los sindicatos, las organizaciones de autónomos o las pymes.


Así lo indicó al intervenir en el curso de verano ‘El futuro de los autónomos y emprendedores en la era Post-Covid’, organizado por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. En concreto, participó en la mesa ‘El apoyo a autónomos y emprendedores: una estrategia indispensable’ junto al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.


Casado sostuvo que el Gobierno de coalición se ha convertido en “tóxico”. “Y el PP, después de tres años tendiendo la mano para acordar los Presupuestos Generales del Estado o el plan de competitividad, el plan de reconstrucción europea, como se ha dicho que no querían contar con nosotros, tenemos que denunciarlo”, aseveró.


El líder de la oposición cargó contra la “ingeniería social” del Gabinete de Pedro Sánchez y adujo que lo que le gusta es que “los sectores dependan de él”. “No le gustan los autónomos porque no dependéis de él. Le gusta que todo el mundo le pueda deber su ley, su BOE o su subvención y que el tejido productivo dependamos de su magnanimidad”, censuró.


Lanzó estas críticas justo antes de que el presidente del Gobierno presida hoy la firma del acuerdo con los agentes sociales sobre el primer bloque de reforma de las pensiones que garantiza la revalorización de las prestaciones en función del IPC y que proyecta llevar la próxima semana al Consejo de Ministros.


En palabras de Casado, “nunca se había visto a un Gobierno que abusara tanto a la hora de trasladar a la opinión pública que hay acuerdos”. “Creo recordar que en el nuestro podíamos coincidir cada medio año” y “no se hacía a todos los empresarios, rectores, organizaciones y asociaciones retratarse con un logotipo oficial, con un pianista o con un entorno propagandístico” cada poco, haciendo además que el Parlamento no tenga "absolutamente nada que decir al respecto”.


Denunció de esta manera que durante tres años no ha habido diálogo con la oposición, tan sólo un “trágala” y “un rodillo permanente que no se ha visto en ningún país”. Incidió en que la crisis no ha sido simétrica y cargó contra la “irresponsabilidad” del Gobierno en este sentido, defendiendo en esta línea que su “obligación es denunciarla”.


“HACER PAÍS”


“Los empresarios y los autónomos tenéis que tener gobiernos a vuestro lado que no interfieran en vuestra actividad”, prosiguió Casado. “Yo, como liberal, lo que quiero son gobiernos reducidos, honestos y eficientes que os dejen hacer, que os dejen arriesgaros, que os dejen arruinaros y levantaros, que os dejen levantar la persiana, invertir, apostar, emplear y que os dejen, sin daros cuenta, hacer país”, remarcó.


En este sentido, se despachó contra “la falsa solidaridad” y dejó claro que él no pediría subvenciones para un bar “al que le ha cerrado el BOE”. “Pido contraprestaciones o pido incluso que la actividad expropiada, si se me permite, tenga que ser abonada vía el poder público”, subrayó el presidente de los populares, resumiendo que él reclama que se “deje seguir hacia delante” a los que crean empleo.


Casado recordó que él plantea un plan de competitividad en el que se refuerce la seguridad jurídica, lo que implica que “a un empresario no se le expropia la empresa, incluso si el soviet del Gobierno de turno considera que su actividad es nociva” y también que a un medio de comunicación privado “no se le señala” porque es una empresa. “Seguridad jurídica también es cumplir la ley”, abundó.


Así, al igual que “a un empresario no le pueden cambiar la fiscalidad sin pasar por el Congreso”, avisó de que “a un español no se puede cambiar su patria sin pasar por el Congreso”. “Igual que un empresario tiene que pagar la multa si hay una inspección de Hacienda que es negativa y no se le indulta, a un delincuente que ha dado un golpe al Estado en su propio país tampoco se le indulta” en contra del Tribunal Supremo y de la Fiscalía y “en contra de la propia lógica que hace que no haya pedido ni los indultos, ni se haya arrepentido, ni haya acatado la Constitución”.


Esto es una seguridad jurídica que “los inversores tienen en cuenta”, advirtió Casado, ahondando en el mensaje de que “si un inversor ve que en España no se cumple la ley, probablemente el riesgo que corre su inversión sea mucho mayor”. “Y cualquier arbitrariedad jurídica o legal cotiza en bolsa”, subrayó el líder de la oposición.


Según la reflexión del presidente del Partido Popular, de lo que se está hablando en los últimos días, marcados por la concesión de los indultos a los condenados por el ‘procés’, y lo que él ha trasladado al Gobierno es que “sus decisiones políticas por permanecer en el poder también afectan a los empresarios, a los autónomos, a los trabajadores y al empleo”.


“GRAN ERROR”


Así las cosas, Casado tachó directamente de “gran error” la reforma de pensiones planteada por el Gobierno, puesto que “lo que hace es ir en contra de una exitosa reforma de pensiones que aprobó el PP en consenso con los miembros del Consejo Europeo y que planteaba un factor de sostenibilidad y un índice de revaloración fundamental para la solidaridad intergeneracional y para la transparencia hacia el pensionista”.


“¡Ya está bien de que nos tomen el pelo!”, enfatizó Casado, recordando que el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero “congeló las pensiones” mientras que el PP las subió un 16% de media en sus siete años en el poder. “Vamos a decir las cosas claras: el papel lo aguanta todo; la paciencia de los españoles, no”, sentenció.


Casado sostuvo que lo que está haciendo el Gobierno es “decirle a los jóvenes que no van a cobrar pensión y decirle a los pensionistas que le voten, que cuando tenga un problema de sostenibilidad de las cuentas públicas, congelarán las pensiones pero para entonces ya le habrán votado”. “Ya está bien”, se quejó de nuevo.


Arremetió contra Sánchez por prometer en Bruselas que va a hacer una reforma de las pensiones hacia la sostenibilidad mientras que en España “hace lo contrario". “Y además tenemos que aplaudirlo”, se revolvió, y avisó de que “seis millones de desempleados tienen que saber que no es casual” que la crisis afecte de forma diferente a España con respecto a otros países de su entorno.


Por ello, criticó de nuevo la “demagógica e irresponsable” forma de actuar del Ejecutivo de coalición ante la crisis económica.


Alertó, asimismo, de que los 70.000 millones de ayuda europea se van a repartir “a dedo” entre las empresas subiendo al mismo tiempo 80.000 millones en impuestos a clases trabajadoras y medias. “¿Alguien me lo puede explicar?”, preguntó. “Vaya negocio, no nos vendan el timo de tocomocho”, agregó.


En este punto, el presidente de los populares también aprovechó para respaldar lo que calificó como la “revolución de las tijeras rotas” de las peluquerías para que les reduzcan el IVA, y criticó que el “denominador común” de las políticas de Sánchez es “que van a arruinar a nuestros hijos”.


Llegó a la conclusión de que el Gobierno “ya ha cruzado el Cabo de Hornos” rechazando la mano tendida del PP, como dijo que hizo el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero en 2010 “cuando pintaron bastos y ERC ya no le apoyaba”. En este caso, confesó que pensaba que Sánchez le llamaría tras las elecciones de Madrid para consensuar reformas con el PP, “pero no, anunció que recuperaba la mesa de autodeterminación y amnistía”, deploró.


En síntesis, Casado denunció que al Gobierno no le gusta la energía eólica ni la nuclear ni la hidroeléctrica, tampoco el sector de la automoción ni el de las aseguradoras ni el “esclavista de la agricultura o precario y de poco valor añadido del turismo”, ironizó. “Están yendo a por todos”, advirtió, y “lo peor de todo” es que el Ejecutivo “está pensando en las próximas elecciones y no en la próxima generación”.


En este contexto, Casado opinó que se entenderá que, “con estos mimbres”, él no puede “hacer cestos con este Gobierno”. En todo caso, enfatizó que “hay una alternativa, un futuro de esperanza y otra forma de hacer las cosas” para salir de la crisis, evitar la recesión y asegurar que los jóvenes tienen futuro mientras que los mayores cobran su pensión. “Pero con este Gobierno es imposible”, deploró.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris