Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

Los vertederos españoles reciben casi un millón de toneladas de productos textiles cada año

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 9 de junio de 2021, 16:38 h (CET)

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)


Los vertederos españoles reciben cada año unas 990.000 toneladas de productos textiles, mientras las tasas de reciclaje de estos materiales se sitúan entre el 10 y el 12% de los residuos textiles post-consumo, es decir, la ropa que se recoge por separado para su reutilización y/o reciclado, y menos del 1% de la producción total se recicla en ciclo cerrado, es decir, con el mismo uso o similar.


Son algunos de los datos que muestra el estudio ‘Análisis de la recogida de ropa usada en España’, dado a conocer cuando se cumple un año de la constitución de ‘moda re-’ como cooperativa de servicios de iniciativa social, destinada a la recogida, reutilización y preparación para el reciclaje textil.


El estudio, realizado a partir de los datos de los diferentes agentes involucrados en la recogida y gestión de residuos textiles en todo el territorio español de esta iniciativa de Cáritas, muestra cómo los datos globales de recogida selectiva de residuos textiles documentados ascienden a 108.296 toneladas en toda España. Casi en su totalidad, el sistema de recogida es el de contenedores en la vía pública, de los que existen un total de 19.548 unidades.


Por comunidades autónomas, las que encabezan el ranking por su ratio de recogida selectiva de residuos textiles/generación son País Vasco (24, 93% del total), Comunidad Foral de Navarra (16, 48%) y Comunidad Valenciana (16, 03%).


El operador con una mayor relevancia en la recogida de residuos textiles a nivel estatal es Cáritas/moda re-, que lleva a cabo la recogida del 41% del total (44.278 toneladas en 2019), muy por encima de los siguientes operadores (con un 16% del total).


El estudio aborda también la tipología de residuos textiles, que se dividen en dos categorías en función de dónde se originan: pre-consumo, excedentes de producción; y post-consumo, que son los que origina el consumidor final. En general, los productos de vestir se consumen en cantidades mucho más altas que los productos textiles para el hogar.


Junto a ello, se analizan los porcentajes de producción por fibras textiles y de composición por categorías de prenda, aunque los datos varían en función del ámbito de estudio y no coinciden necesariamente con la composición predominante de las prendas de vestir ni, mucho menos, con los porcentajes de mezcla de la ropa recogida en los contenedores de ropa usada.


Para este estudio se ha analizado la composición en porcentaje de fibras de una muestra de 500 kilos de varios contenedores de ropa usada recolectada por la entidad ‘Formació i Treball’, perteneciente a la cooperativa ‘moda re-’, y cuyos resultados muestran el claro dominio de la fibra de algodón sobre el resto de las fibras (cercano al 50% en el caso de la ropa reciclable y próximo al 60% en la reutilizable). A continuación, le sigue la fibra de poliéster, con un 30% en ambos tipos de ropa. La suma de ambas fibras representa el 79% en peso del total de fibras de la ropa reciclable y el 88% de la ropa reutilizable.


Los resultados revelan que la estrategia de reciclado de los residuos post-consumo de ropa rechazada para su reutilización debido a su mal estado debería centrarse en la recuperación y/o reaprovechamiento del 80% de las fibras componentes, que son el algodón y el poliéster.


Aquellas prendas que, por diversos motivos (como suciedad o rotura) no pueden ser reutilizadas pero cuya composición y estado permiten su reciclaje, son destinadas a dicho fin para la obtención de trapos industriales o materiales aislantes, entre otros usos. Por último, existe un flujo de material rechazado, sin opción de recuperación, que puede destinarse a valorización energética siempre que sea posible.


REUTILIZACIÓN


El informe también se hace eco de las instalaciones que hay en España y que disponen de un elevado grado de mecanización y digitalización de sus procesos. Es el caso de las tres plantas integrales que forman parte de Cáritas/moda re-, gestionadas por Koopera en Bilbao, Koopera Mediterránea en Valencia y la de Formació i Treball en Barcelona.


La reutilización contempla las operaciones de venta y/o donación de prendas recuperadas y listas para reutilización por un nuevo usuario. En España, el estudio ha identificado un total de 238 establecimientos con estas características.


Asimismo, el documento muestra la apuesta de ‘moda re-’ por la reutilización, con una red de más de 100 tiendas repartidas por 15 comunidades autónomas, muy por encima de los siguientes operadores (con algo más de 50 tiendas cada uno y presencia en un máximo de ocho comunidades autónomas).


El reto de la sostenibilidad medioambiental de la industria textil destinada a la moda es otro de los focos del estudio, que llama la atención sobre cómo este sector industrial es uno de los que está teniendo mayor impacto ambiental a nivel mundial, debido principalmente a su elevada huella de carbono y huella hídrica.


40.000 TONELADAS EN 2020


Desde su lanzamiento por parte de Cáritas en abril de 2018, ‘moda re-’ ha experimentado un crecimiento imparable como modelo de economía circular centrado en la gestión del círculo completo de la ropa usada: recogida, reutilización, reciclaje, donación y venta.


En 2020 llevó a cabo la recogida de unas 40.000 toneladas de ropa y calzado de segunda mano en contenedores, su tratamiento en plantas integrales de gestión de residuos y la posterior creación y promoción de tiendas de ropa de segunda mano.


El proyecto cuenta en España con 40 puntos de recepción de ropa y tres plantas industriales situadas en Bilbao, Valencia y Barcelona, en las que las prendas son preparadas para su reutilización o reciclado.


‘Moda re-’ cuenta con más de 6.147 contenedores en vía pública y otras localizaciones privadas (como colegios, centros de salud o superficies comerciales). Aquellas prendas aptas para ofrecerles una segunda vida, son puestas a la venta en una de sus cerca de 100 tiendas propias, donde, además, las personas que lo necesitan, pueden adquirir también sus prendas, a través de una experiencia de compra normalizada y sin ningún coste.


En marzo de 2020 se constituyó la entidad jurídica que lidera el proyecto: Moda re- S. Coop de Iniciativa Social. A día de hoy, forman parte de ‘moda re-’ 41 socios cooperativistas y 39 socios colaboradores de todo el país. Estas entidades facilitaron el acceso al empleo a 930 personas, 463 de ellas en riesgo o situación de exclusión social, tanto en la recogida y acopio de la ropa recogida en los 40 puntos de recepción, como en la selección de ropa en las 3 plantas de tratamiento y la venta y entrega social de ropa de segunda mano en las cerca de 100 tiendas de ‘moda re-’ de repartidas por todo el país.


Más del 60% de las personas empleadas por los socios de ‘moda re-’ acceden a un empleo normalizado tras pasar por un puesto de inserción. Además, las tiendas han donado más de 600.000 prendas a personas con necesidad.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris