Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Unicef alerta de que más de 86.000 haitianos menores de cinco años podrían morir por desnutrición aguda este año

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 31 de mayo de 2021, 11:05 h (CET)

MADRID, 31 (SERVIMEDIA)


Unicef alertó este lunes de que el número de niños menores de cinco años con desnutrición aguda grave en Haití podría aumentar más doble este año, pasando de los 41.000 del año pasado a más de 86.000, los cuales podrían morir si no reciben ayuda urgente.


Esta es una de las conclusiones de la directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough, quien acaba de realizar una visita de una semana de duración al país centroamericano.


Jean Gough llamó la atención ante el hecho de que “en tan solo un año, se espera que más del doble de niños y niñas sufran desnutrición aguda grave en Haití”, al tiempo que destacó que “en los hospitales, me entristeció ver a tantos niños desnutridos. Algunos no se recuperarán a menos que reciban tratamiento a tiempo”.


Unicef subrayó que la vida de los menores en Haití está cada vez más amenazada como consecuencia de la pandemia del coronavirus, el aumento de la violencia, la falta de acceso a servicios de nutrición preventiva y agua potable, la presencia de entornos poco higiénicos y los fenómenos meteorológicos extremos.


En ese sentido, explicó que la pandemia ha provocado una “fuerte disminución” de las tasas de inmunización infantil el año pasado, que va desde el 28% para algunos antígenos de la vacuna hasta el 44% para otros.


De este modo, Unicef indicó que el 9,7% de los niños haitianos no han recibido ninguna vacuna y el 58% no está completamente vacunado. De estos últimos, el 42% vive principalmente en áreas metropolitanas empobrecidas, donde hay una falta de acceso a los servicios esenciales para los menores, quienes, además, son los más afectados por la violencia.


Ello ha provocado, según la agencia de protección de la infancia de la ONU, un incremento de los casos de difteria y un mayor riesgo de un brote de sarampión este año, al tiempo que se expone a los niños no vacunados a sufrir y morir de desnutrición.


Así pues, la desnutrición aguda entre los haitianos menores de cinco años ha subido en un 61% durante el último año, una situación que en 2021 podría empeorar, como lo demuestra el hecho de que sólo durante los tres primeros meses de este año, el número de admisiones de niños con desnutrición aguda grave en los centros de salud de Haití ha aumentado un 26%.


A ello se suma que uno de cada cuatro haitianos se enfrenta actualmente a una situación de grave inseguridad alimentaria, como lo demuestra que, de marzo a junio de este año, en torno a 4,4 millones de personas, de las cuales 1,9 millones son niños, se encuentran en esta situación, según estimaciones de la Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (IPC, por sus siglas en inglés). Parece probable que la próxima temporada de huracanes empeore el acceso a alimentos nutritivos durante los próximos meses.


Ante esta situación, Jean Gough aseveró que “la desnutrición aguda grave puede y debe tratarse ahora mismo para salvar la vida de los niños en Haití”, por lo que “no podemos mirar para otro lado e ignorar una de las crisis humanitarias más infrafinanciadas de la región. Sin fondos urgentes adicionales durante las próximas semanas, se suspenderá el tratamiento que salva vidas que estamos dando contra la desnutrición, y algunos niños correrán el riesgo de morir”.


Unicef señaló que necesita 40,1 millones de euros este año para satisfacer las necesidades humanitarias de 1,5 millones de personas en Haití, incluidos más de 700.000 niños, cuya situación se ha agravado por la pandemia. Este llamamiento, lamentó, no ha recibido los fondos suficientes.


“En un entorno tan precario como Haití, la vida de todos los niños que salvemos hoy puede volver a estar en peligro mañana. Salvo que vayamos más allá de tratar la desnutrición, para prevenirla antes de que ataque”, adujo Jean Gough, quien concluyó afirmando que “un mayor apoyo a la atención médica familiar a nivel comunitario aumentará la confianza en la inmunización de rutina y permitirá que todos los hogares accedan a los servicios de nutrición todos los días. Construir el futuro de Haití a largo plazo comienza por frenar la desnutrición crónica ahora”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris