Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

El mundo debe triplicar la inversión en naturaleza hasta 2030, según la ONU

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 27 de mayo de 2021, 18:17 h (CET)

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)


La inversión anual en soluciones basadas en la naturaleza tendrá que triplicarse en 2030 y cuadruplicarse en 2050 con respecto a 2020 para afrontar la triple crisis planetaria de clima, biodiversidad y degradación de la tierra, según Naciones Unidas.


Así se recoge en el informe 'Estado de las finanzas para la naturaleza', elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), el Foro Económico Mundial y la Iniciativa de Economía de la Degradación de la Tierra en colaboración con la consultora Vivid Economics.


El informe, difundido este jueves, indica que hace falta invertir 8,1 billones de dólares (unos 6,6 billones de euros) en naturaleza de aquí hasta 2050 y que tal inversión debería alcanzar los 536.000 millones de dólares (unos 440.000 millones de euros) a mediados de este siglo para abordar con éxito la mencionada triple crisis planetaria.


Los autores del informe instan a gobiernos, instituciones financieras y empresas a superar esa brecha de inversión situando la naturaleza en el centro de las decisiones económicas en el futuro, y subrayan la necesidad de acelerar rápidamente los flujos de capital hacia soluciones basadas en la naturaleza haciendo que ésta sea central para la toma de decisiones -tanto públicas como privadas- relacionada con los desafíos sociales, incluida la lucha contra las crisis climática, de biodiversidad y de degradación del suelo.


BRECHA FINANCIERA


Por otro lado, el informe indica que hacen falta transformaciones estructurales para cerrar la brecha financiera de 4,1 billones de dólares (3,4 billones de euros) entre ahora y 2050 a través de una reconstrucción sostenible tras la pandemia de la Covid-19 y de la reasignación de subsidios agrícolas y de combustibles fósiles perjudiciales para el medio ambiente, y la creación de otros incentivos económicos y reglamentarios.


Invertir en la naturaleza favorece la salud humana, animal y planetaria; mejora la calidad de vida y crea empleos. Sin embargo, la naturaleza actualmente sólo representa un 2,5% del gasto en estímulo económico proyectado a raíz de la Covid-19. El capital privado también tendrá que ampliarse drásticamente para cerrar la brecha de inversión.


La directora ejecutiva del Pnuma, Inger Andersen, apuntó que “la pérdida de biodiversidad ya le está costando a la economía mundial un 10% de su producción cada año”. “Si no financiamos suficientemente soluciones basadas en la naturaleza, impactaremos en las capacidades de los países para avanzar en otros ámbitos vitales como la educación, la salud y el empleo. Si no salvamos la naturaleza ahora, no podremos lograr un desarrollo sostenible", sentenció.


"El informe es una llamada de atención para que los gobiernos, las instituciones financieras y las empresas inviertan en la naturaleza, incluida la reforestación, la agricultura regenerativa y la restauración de nuestro océano", señaló.


BOSQUES


Sólo las soluciones basadas en bosques, incluida la gestión, conservación y restauración boscosa, requerirán 203.000 millones de dólares (166.500 millones de euros) en gastos anuales totales en el mundo, según el informe. Eso equivale a poco más de 25 dólares por cada ciudadano en 2021.


El informe pide que se acoplen las inversiones en acciones de restauración con medidas de conservación, lo que podría dar lugar a que la superficie forestal y agroforestal (la combinación de producción de alimentos y cultivo de árboles) aumente en 300 millones de hectáreas para 2050 en relación con 2020.


Las próximas cumbres sobre clima, biodiversidad, degradación de la tierra y sistemas alimentarios, así como el lanzamiento del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas el 5 de junio, ofrecen la oportunidad de aprovechar el impulso político y empresarial para alinear la recuperación económica con el Acuerdo de París y el marco mundial de biodiversidad previsto después de 2020, y así ser coherentes con la limitación del calentamiento a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales, así como detener y revertir la pérdida de biodiversidad.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris