Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

Detenidos en Burgos dos cazadores furtivos poco después de abatir dos corzos y un gato montés

Agencias
@DiarioSigloXXI
sábado, 22 de mayo de 2021, 09:53 h (CET)

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)


La Guardia Civil ha detenido en la provincia de Burgos a dos cazadores furtivos poco después de que hubieran abatido en la zona de la localidad de Lerma dos corzos y un gato montés, especie esta última que está protegida.


Según informó el Instituto Armado, a los dos arrestados se les acusa de los delitos contra la flora y la fauna y de tenencia ilícita de armas. Una tercera persona está siendo investigada por tenencia ilícita de armas.


La localización de estos furtivos se ha producido en el marco de la 'operación Red Dot Arlanza' y tras las pesquisas realizadas por los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), que sospechaba que personas de la comarca de Lerma podrían estar llevando a cabo graves y sistemáticas prácticas furtivas en la zona.


La presencia de cuerpos descabezados, la información ciudadana y los rastreos preventivos permitieron centrar las sospechas sobre un determinado tipo de vehículo.


ARMAMENTO PROHIBIDO


Se trataba de un todoterreno que se desplazaba por caminos y carreteras secundarias, peinando los parajes de la comarca burgalesa en corzos y otros animales a los que abatir para obtener trofeos que poder vender en el mercado negro.


Como resultado de las patrullas, seguimientos y análisis de movimientos, se interceptó el vehículo sospechoso que circulaba por un camino y en el que viajaban dos personas que vestían ropa de caza. Tras ser identificados, no aportaron a los agentes una explicación verosímil de su presencia en la zona y mostraron un inusual nerviosismo, que se acrecentó al localizar un cartucho de caza en la ropa de uno de ellos.


Los guardias rastrearon el paraje y encontraron dos cabezas de corzo (capreolus capreolus) ocultas entre las ramas de un enebro y en un arroyo el cadáver de un gato montés (felis silvestris), especie protegida para la caza, al que los arrestados habían arrancado la cola. Se registró el vehículo y se localizaron pertrechos usados en la caza a rececho de este animal: unos prismáticos, un telescopio, un telémetro y tres cuchillos con restos sangre.


Oculto entre el respaldo de los asientos posteriores y el fuselaje se localizó un rifle de caza de reducidas dimensiones, calibre 243 WM, municionado con un cartucho introducido en la recámara, provisto de un bípode para apoyo y un silenciador, utensilio prohibido para la caza en España, como lo es un visor térmico que también transportaban.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris