Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Un 40% de los fumadores ha tenido algún accidente de tráfico

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 20 de mayo de 2021, 13:58 h (CET)

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)


Fumar al volante eleva el riesgo de sufrir un accidente de tráfico, pues un 40% de las personas fumadores han tenido algún siniestro vial, porcentaje que cae a un 32,8% en los exfumadores y a un 31,1% en quienes nunca han tenido ese nocivo hábito.


Así se desprende de un estudio observacional, transversal y multicéntrico realizado por Josefa Rojas, de la Unidad de Gestión Clínica de Prevención, Promoción y Vigilancia de la Salud del Área de Gestión Sanitaria Jerez, Costa Noroeste y Sierra de Cádiz, y profesionales de atención primaria y hospitalaria del Área de Gestión Sanitaria Norte de Cádiz (Centro de Salud La serrana y Jerez-Norte).


El trabajo concluye que hay una mayor prevalencia de accidentes de tráfico entre los conductores fumadores, tanto hombres como mujeres, sin que se asocien factores de riesgo añadidos, como patologías o fármacos que interfieran durante la conducción de vehículos.


A través de entrevistas, los investigadores analizaron datos demográficos, de consumo de tabaco y antecedentes de siniestralidad durante la conducción y concluyeron que el porcentaje de fumadores que habían sufrido accidentes supera al del resto.


Fumar al volante puede interferir durante la conducción, ya que impide llevar las dos manos en el volante. A 100 km/h se recorren 113 metros durante los 4,1 segundos de media que se tarda en encender un cigarrillo, lo que reduce la atención y podría causar salidas de la vía o la incapacidad de reacción ante cualquier imprevisto.


“El humo puede causar irritación en los ojos, y se ha descrito que inhalar monóxido de carbono (CO) puede disminuir la atención y el nivel de vigilancia”, resaltó José Gregorio Soto, jefe de servicio de Neumología del Hospital de Jerez y miembro de Separ (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica).


Adicionalmente, la caída de la ceniza o, incluso, un cigarrillo encendido, pueden ser importantes distractores. Además, los fumadores aparentemente presentan mayores comportamientos de riesgo. Llevar la ventanilla abierta puede ser también un aspecto añadido que ponga en riesgo la seguridad vial.


El estudio también concluye que la prevalencia de accidentes de tráfico en exfumadores se iguala a la de los no fumadores. “Los profesionales del primer nivel asistencial debemos considerar los accidentes de tráfico como una enfermedad evitable. En nuestras historias clínicas, deberíamos incluir la pregunta ‘¿Conduce usted?’ y a partir de la respuesta, aconsejar y orientar a los pacientes sobre la gran conducta de riesgo que el tabaquismo representa”, recalcó Soto.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris