Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Autonomías
    

Cultura y Deporte destinará más de 800 millones para convertir a estas industrias en “mucho más resilientes, fuertes para el futuro, competitivas y modernas”

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 14 de mayo de 2021, 14:10 h (CET)

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)


El Ministerio de Cultura y Deporte recibirá un total de 825 millones de euros de fondos europeos para los ejercicios 2021, 2022 y 2023 con el fin de impulsar y “transformar” ambas industrias para convertirlas en más “resilientes, fuertes, competitivas y modernas”.


Así lo anunció este viernes su titular, José Manuel Rodríguez Uribes, en la rueda de prensa de presentación de los fondos que recibirá su departamento con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y cuyo reparto se ha establecido atendiendo a un proceso de “cogobernanza” y de diálogo, “consenso y trabajo común y compartido” con los “destinatarios últimos” de lo que calificó como un “gran plan de país”.


Uribes defendió que dicho plan “recoge la filosofía de que la cultura y el deporte son derecho de los ciudadanos y, por tanto, tenemos que trabajar para que el acceso sea universal”, convencido de que presenta “proyectos importantes” en pro de esa “universalización de los derechos de la cultura y el deporte”, incluidos los que asisten a sus profesionales así como de la internacionalización de ambos sectores en el marco de una “diplomacia blanda”.


En cuanto al reparto de los fondos, 325 millones de euros irán destinados a la revalorización de industrias culturales; 200 millones de euros, al impulso al Hub Audiovisual y 300 millones, al fomento del deporte, y permitirán realizar reformas “importantes” como el impulso al Estatuto del Artista, la reforma de la Ley del cine, el “fortalecimiento” de la propiedad intelectual, la ley de patrimonio o la ley del deporte.


REVALORIZACIÓN DE LA CULTURA


Con respecto a la componente 24 del plan, dedicada a la revalorización de la industria cultural, mencionó como retos mejorar la competitividad de esta industria, dinamizar la cultura como elemento de cohesión social y territorial y la digitalización e impulso a los grandes servicios culturales, con “grandísimos efectos” desde el punto de vista turístico para que su proyección sea “más universal”.


Este capítulo contará con una inversión superior a 110 millones para mejorar la competitividad de las industrias culturales destinados a programas de becas para los trabajadores de la cultura, de formación especializada en oficios técnicos para profesionales de la artes escénicas y música y un “gran” proyecto de movilidad internacional para el sector del libro con al menos cien estancias en el exterior.


Con el fin de dinamizar la cultura como elemento de cohesión social y territorial, se destinarán 141 millones de euros a ayudas para ampliar y diversificar la oferta cultural en áreas no urbanas, medidas de conservación restauración y puesta en valor de patrimonio cultural o dotación a las bibliotecas de licencias de libros.


Asimismo, se destinarán 73 millones más para digitalizar e impulsar los grandes servicios culturales y, gracias a ello, el Museo del Prado desarrollará una plataforma digital entre museos a la que se espera que se sumen al menos 30 espacios museísticos de toda España, el Museo Reina Sofía ofrecerá becas y residencia de investigación a artistas y jóvenes pensadores y se digitalizarán archivos de administraciones y entes privados para facilitar que sus contenidos sean accesibles.


HUB AUDIOVISUAL


Con respecto al componente 25, relacionado con el Hub Audiovisual, Uribes citó como objetivos dinamizar este sector cultural con una “perspectiva integradora” e incluyendo también a los videojuegos y las series; fortalecer su tejido empresarial; consolidar a España como plataforma de inversión audiovisual a nivel mundial y como “exportador y referente” en torno a este tipo de productos.


El desarrollo de esta componente incluye una nueva ley de comunicación audiovisual para trasponer la directiva europea necesaria con el fin de adaptar el marco regulatorio a la era digital; regular el servicio de intercambio de videos a través de plataformas; “mantener, reformar y reforzar” la diversidad cultural y lingüística del sector audiovisual o impulsar el cine hecho por mujeres.


Como “segunda gran reforma” citó la “actualización” de la Ley del cine que, recordó, “tiene casi 15 años" y consideró que, si bien "es una buena ley, hay que actualizar algunas de sus definiciones a la nueva realidad del sector, alinear mejor la regulación con los criterios europeos en materia de ayudas públicas y actualizar algunas líneas de ayudas existentes”.


Con relación a la convocatoria de ayudas ligadas a estos fondos, Uribes advirtió de que el plan "está muy pensado, está muy definido y las dudas que pueda tener el sector con el que estamos en contacto permanente son las mismas dudas que podemos tener nosotros, las que tienen que ver con la implementación final cuando ya esté aprobado". “Todo eso lo haremos de la mano”, abundó, convencido de que el sector “puede estar tranquilo” en este sentido.


DEPORTE


Por lo que se refiere a la componente 26, de fomento del deporte, se fijó como objetivos los de dinamizar, “reestructurar y modernizar” el sector, además de su digitalización “integral” o la generación de mercado exterior para esta industria.


Para lograrlo, urgió a implementar reformas como una ley del deporte “del siglo XXI” que espera “lanzar cuanto antes” y que “pivote” sobre la idea del deporte como derecho y la necesidad de “reforzar” el deporte de base, universitario, femenino e inclusivo, además de impulsar el Estatuto del Deportista, que presentó como “una carta de derechos que les dé seguridad jurídica” y una estrategia nacional de fomento del deporte contra el sedentarismo y la inactividad física y “a favor del bienestar y de la vida saludable”.


El plan de digitalización del deporte recibirá más de 75 millones de euros; el plan de transición ecológica de instalaciones deportivas, más de 146 millones y el plan social del sector del deporte, algo más de 77 millones.


Finalmente, con respecto a las consecuencias de la pandemia sobre el sector cultural y deportivo, valoró que España ha “combinado” durante estos meses “tanto la voluntad de mantener abiertos los espacios públicos y deportivos lo máximo posible de forma progresiva, como la voluntad de ayudar a los sectores para paliar el daño causado por la pandemia", algo que, espetó, "no ha sido así en toda Europa y ni siquiera en Estados Unidos, donde decidieron cerrar y en muchos sitios siguen cerrados”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris