Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Autonomías
    

La Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso rechaza instar al Gobierno a “acelerar” la vacunación de población de riesgo y personal esencial

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 13 de mayo de 2021, 20:51 h (CET)

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)


La Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados rechazó este jueves, por 16 votos a favor, 17 en contra y seis abstenciones, instar al Gobierno a acelerar la vacunación de la población de riesgo y del personal esencial, tal y como solicitaba el Grupo Parlamentario Plural en una proposición no de ley. Asimismo rechazó, por 10 votos a favor, 23 en contra y una abstención, la iniciativa del mismo tipo del Grupo Parlamentario Popular relativa a la coordinación del Gobierno con las CCAA y la Unión Europea para desarrollar el pasaporte de vacunación.


En el transcurso del debate de la iniciativa auspiciada por el Grupo Plural, la diputada Concepción Cañadell, del grupo proponente, defendió que en la vacunación “radica el futuro inmediato” de la salida de la crisis y se mostró “preocupada” por la previsión de suministro de dosis, al tiempo que consideró que la “solución” a la pandemia es “vacunar, vacunar y vacunar”.


“Si se acelera el ritmo, se va a rebajar la presión sobre los hospitales y las UCI que hay en este momento”, agregó, convencida de que a ello también contribuiría la inmunización, entre otros, de los grupos vulnerables.


Su grupo acordó una enmienda transaccional con el PP centrada en la urgencia de “acelerar” el proceso de vacunación del personal esencial y de todas las personas con mayor riesgo, “particularmente” los mayores de 60 y 70 años de acuerdo con los principios establecidos por la UE y con un plan que garantice “cohesión, calidad, equidad y seguridad en el acceso de las vacunas en todo el sistema nacional de salud”, así como definir y aplicar con urgencia el criterio a seguir en cuanto a la administración de la segunda dosis de AstraZeneca pendiente en menores de 55 años “ponderando la experiencia” de países como Reino Unido, Alemania, Italia y Bélgica e incrementar los esfuerzos y recursos destinados a I+D+i para desarrollar con celeridad la producción en España de vacunas autorizadas por la EMA.


GOBIERNO INCOMPETENTE


En defensa de las enmiendas presentadas, por el PP, el diputado José Ortiz se declaró “negacionista de la mentira”, rechazó que el Gobierno y el PSOE la hayan “normalizado con algo tan grave como la gestión de la pandemia” y estimó que la iniciativa nace “desfasada en algunos aspectos”.


“Lamentablemente, lo que no ha quedado desfasada es la incompetencia del Gobierno”. “Carecemos de un Gobierno que nos gobierne y esté a la altura del país”, agregó, para, a continuación, reclamar una estrategia de vacunación “nacional única y equitativa en todo el país, con todas las garantías en materia de igualdad y equidad” y criticar el “vacío legal” que reina tras el estado de alarma y la “falta de concreción” de un Ejecutivo central que, a su juicio, lo único que hace es “poner pegatinas, estorbar y no dejar trabajar” a las comunidades autónomas” y al que volvió a exigir que “no bloquee” la “ley de pandemias” propuesta por los ‘populares’.


Por el PSOE, la diputada Laura Berja aseveró que el ritmo de inmunización es “bueno” e insistió en que en un plazo de cien días se alcanzará la inmunidad de grupo, al tiempo que subrayó que la “prioridad” del Gobierno de Sánchez es “proteger primero a los más vulnerables”.


“Pese a los agoreros y a los que llaman gafe a Pedro Sánchez, avanzamos”, sentenció, para señalar que, “hasta ahora, los objetivos del Gobierno se han cumplido y es el momento de que todos sumemos para que sigan cumpliéndose” y llamar a seguir con la “cogobernanza” para luchar contra la pandemia.


En el turno de fijación de posiciones, por Ciudadanos, Guillermo Díaz valoró como “buena” la “intención” del Grupo Plural con esta iniciativa que, a su entender, va “en la buena línea” y, por el Grupo Republicano, Francisco Javier Eritja advirtió de la importancia de garantizar la inmunización de los grupos vulnerables en exclusión social e incluir en la estrategia a todo el personal esencial así como “reconsiderar” como de riesgo a personas con diabetes, obesidad, esquizofrenia o personas sintecho o extranjeros en situación administrativa irregular.


Por el Grupo Confederal de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común, Rosa Medel criticó que la iniciativa plantea una solución que, según su criterio, “ni mucho menos resuelve el problema en su raíz”, convencida de que la “responsabilidad última” del retraso en la vacunación y de la dificultad de acceso a la inmunización está en el “excesivo poder” de la industria y en el comportamiento monopolístico de las farmacéuticas que anteponen sus beneficios al “bien común”.


En el extremo opuesto, desde Vox, el diputado Juan Luis Steegmann estimó que la propuesta “está obsoleta” e ironizó sobre el ritmo de vacunación admitiendo que, a este respecto, España va “estupendamente”, si bien se mostró a favor de “acelerar” la inoculación de dosis y la adquisición de vacunas y de “incentivar” la producción nacional, por lo que urgió a “dejar de tener complejos” en ese sentido.


PASAPORTE DE VACUNACIÓN


En segundo lugar se debatió una proposición no de ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular relativa a la coordinación del Gobierno con las comunidades autónomas y la Unión Europea para desarrollar el pasaporte de vacunación, medida que el diputado Juan Antonio Callejas juzgó “urgente y muy necesaria” al entender que resulta “fundamental” para “favorecer y potenciar” una movilidad “segura” a nivel nacional e internacional.


“Ha de usarse como refuerzo positivo para atraer a la vacunación al mayor número de personas y luchar contra las campañas de desinformación y negacionismo antivacunas y el Gobierno debería liderar su implantación en plena coordinación con comunidades autónomas y UE”, afirmó, convencido de que su puesta en marcha elevaría a España a la categoría de “país seguro” de cara al turismo y de que, por el contrario, con su “inacción”, el Gobierno está “poniendo en peligro” la recuperación de este sector.


En el turno de defensa de enmiendas, el diputado de Vox Steegmann criticó que, con esta medida, se intente “asimilar” un certificado internacional como el pasaporte verde impulsado por la UE a uno nacional, algo que, dijo, su grupo “no va a consentir” al considerarlo un “despropósito” que hace al PP “caer en la trampa del separatismo” equiparando a los “compatriotas a los extranjeros”.


PASAPORTE EUROPEO


En el turno de fijación de posiciones, por el Grupo Vasco Josune Gorospe abogó por implantar “con éxito” el pase verde europeo, que sea “interoperable” y permita “abrir la movilidad de manera segura”, para lo cual juzgó imprescindible “avanzar” en la inmunización, mejorar la “trazabilidad” de casos y “coordinarse bien” con los Estados miembro.


Por el Grupo Parlamentario Republicano, el diputado Eritja anunció su abstención basándose en la aprobación a nivel europeo de dicho certificado con “cierta mayoría”, si bien defendió la necesidad de “avanzar más en aspectos no demasiado claros” así como superar “contradicciones y riesgos” como el hecho de que el pasaporte europeo “abre la puerta” al requerimiento de información sanitaria y personal para el movimiento interno de la Unión Europea a otros usos dentro de los Estados.


Por Unidas Podemos, la diputada María del Carmen Pita consideró “claramente precipitada y estéril” la propuesta ‘popular’ sólo relativa a España, dado que, a su juicio, con ella “hacen referencia al certificado verde digital, algo todavía no cerrado y que tiene todavía muchísimas cuestiones en debate” y que, “si no hay armonización –con Europa-, no sirve para que la gente pueda venir y nosotros salir hacia afuera”.


En la misma línea, la diputada socialista Josefa Andrés estimó que, con la iniciativa, el PP hace un “triple salto mortal”. “Ha insultado, está totalmente desfasada y –el PP- se hace una autoenmienda verbal diciendo que no es pasaporte, sino un certificado” con el que, criticó, los ‘populares’ intentan “contraprogramar” a la UE.


Finalmente, por Ciudadanos, Guillermo Díaz hizo hincapié en que su formación fue “pionera” a nivel europeo en solicitar la implantación de un documento de este tipo y reconoció que la PNL del PP es “oportuna” y va “bien orientada en algunos aspectos”.


En relación con la pandemia, también quedó rechazada, por 15 votos a favor, 18 en contra y una abstención, la proposición no de ley presentada por Vox sobre la urgente autorización de comercialización y dispensación de autotest de diagnóstico de la Covid-19 en oficinas de farmacia.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris