Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Sol y calor de verano hasta el sábado, lluvia y frío casi invernal desde el domingo

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 7 de mayo de 2021, 12:11 h (CET)

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)


El ‘veranillo’ de estos días se intensificará hasta este sábado con sol y calor más propio de comienzos del verano en muchas zonas, pero el domingo se producirá un brusco cambio de tiempo con precipitaciones generalizadas en la península y una caída de temperaturas que devolverá el ambiente invernal a algunos lugares a comienzos de la próxima semana.


La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, indica que este sábado será el día más cálido de este primer ‘veranillo’ de mayo, con 30 grados o más tanto en el norte como en el sur peninsular.


Así, los termómetros marcarán 34 grados en Zaragoza; 33 en Bilbao; 32 en Córdoba, Granada, Logroño y Sevilla; 31 en Jaén y Badajoz, y 30 en Lleida, Pamplona y Toledo. Se trata de temperaturas más propias de finales de junio o de julio.


Y el lunes o el martes se esperan valores de finales del invierno en Soria (11); Ávila, León y Segovia (12); Burgos (13), y Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora (14).


Entre este sábado y el próximo martes habrá una caída de 10 a 15 grados en 30 capitales de provincia, con los descensos más acusados en Bilbao, Logroño, Palencia, Pamplona y Valladolid (15 grados menos), y Burgos, San Sebastián, Soria, Vitoria y Zamora (14 grados menos).


El domingo marcará un antes y un después en la situación meteorológica. “El paso de un sistema frontal asociado a una profunda borrasca situada en el entorno de las islas británicas dará lugar a un importante cambio de tiempo, con precipitaciones en amplias zonas de la península -tormentosas y localmente intensas- y un brusco descenso de las temperaturas, que pasarán de ser el sábado más propias de comienzos del verano a ser el lunes y el martes más típicas de finales del invierno o comienzos de la primavera”, explicó Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.


VIERNES Y SÁBADO


En cuanto a este viernes y este sábado, brillará el sol en España, con alguna lluvia sólo en el extremo norte peninsular, alguna tormenta aislada en zonas de montaña y quizá alguna precipitación algo más intensa a últimas horas en el oeste de Galicia.


Las temperaturas ascenderán de forma notable el sábado en el alto Ebro y el Cantábrico oriental, y la subida será extraordinaria (es decir, al menos 10 grados más respecto del viernes) en el litoral y el prelitoral vasco. Por ejemplo, Bilbao llegará a 32 grados.


Además, los vientos del sur y del sureste, junto con las altas temperaturas, harán que se dispare el riesgo de incendios en la cornisa cantábrica, especialmente en el Cantábrico oriental, donde el riesgo será muy alto o extremo.


El sábado también se superarán los 30 grados en los valles del Ebro, el Guadalquivir, el Guadiana y el Tajo, y en algunas zonas de Andalucía oriental se rondarán los 34 grados. “Las temperaturas serán, en general, más propias de comienzos del verano y superiores entre 5 y 10 grados a los valores habituales para la época del año en la mayor parte de España. Incluso serán más de 10 grados superiores a lo normal en el Cantábrico oriental, especialmente el litoral del País Vasco”, apostilló Del Campo.


DOMINGO


El cambio de tiempo llegará el domingo con el paso de un sistema frontal asociado a una profunda borrasca, cuyo centro se situará entonces sobre Irlanda. Ese frente irá dejando precipitaciones acompañadas de tormenta de oeste a este casi de forma generalizada sobre la península, aunque serán menos probables en el sureste.


Las precipitaciones más intensas se producirán en Galicia, el oeste de Castilla y León, el norte de Extremadura, el entorno del Sistema Ibérico y Pirineos, donde los chubascos pueden ser fuertes o persistentes. Además, no se descartan nevadas en las montañas del centro y la mitad norte peninsular, con la cota a partir de 1.500 metros.


Las temperaturas bajarán de forma acusada en la mayor parte de la península. El descenso será extraordinario en el valle del Ebro y el oeste de ambas mesetas. Por el contrario, subirán en el litoral del sureste y en Baleares. Los termómetros reflejarán más de 30 grados sólo en Alicante, Almería, Murcia y Mallorca. “En el oeste de Castilla y León a duras penas se alcanzarán los 15 grados, temperaturas más propias de comienzos del mes de marzo”, indicó Del Campo.


El domingo soplarán vientos del sur y del suroeste con rachas fuertes en buena parte de España, y las ráfagas pueden ser superiores a 70 u 80 km/h en áreas montañosas.


LUNES


El próximo lunes continuará el tiempo revuelto, con posibles chubascos tormentosos en buena parte de la península y en Baleares. Los más intensos aparecerán en Galicia, las comunidades cantábricas, Pirineos y el entorno del Sistema Central y del Sistema Ibérico. Y serán menos probables en el sureste peninsular.


En Baleares, las precipitaciones irán acompañadas de barro por la presencia de polvo en suspensión en la atmósfera. La cota de nieve se situará en torno a los 1.500 metros en las montañas del centro y del norte de la península, aunque en puntos de la Cordillera Cantábrica y del Sistema Ibérico podría caer a unos 1.200 metros.


Las temperaturas seguirán descendiendo en prácticamente todo el país, especialmente en el interior del cuadrante sureste peninsular y Mallorca. Los termómetros reflejarán entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal en el oeste y el centro peninsular.


“Temperaturas más propias del mes de marzo, aunque a orillas del Mediterráneo los termómetros alcanzarán valores habituales para esta época porque allí no bajarán; incluso en el litoral de la Comunidad Valenciana pueden subir ligeramente”, agregó Del Campo.


En general, el descenso térmico será muy acusado entre el sábado y el lunes. “Es algo relativamente habitual en la primavera”, precisó el portavoz de la Aemet.


El lunes continuarán las rachas fuertes de viento en buena parte de la península y las ráfagas muy fuertes en cotas altas de los Pirineos.


A PARTIR DEL MARTES


El tiempo tenderá a estabilizarse a partir del próximo martes. Ese día habrá cielos poco nubosos y las precipitaciones se acotarán al extremo norte peninsular, con algo más de intensidad en el noreste de Cataluña.


Ese tiempo anticiclónico de cielos mayormente soleados se mantendrá el miércoles y los días siguientes, aunque el paso de sistemas frontales afectará al tercio norte peninsular con algunas lluvias que podrían extenderse hacia el sur a finales de la próxima semana.


Las temperaturas bajarán el martes por el norte peninsular, que continuará con ambiente fresco para la época del año, pero subirán por el sur.


El miércoles se espera un ascenso térmico generalizado y la subida será notable en muchas zonas, con lo que los termómetros volverán a marcar valores más acordes para la época del año.


Por último, Canarias tendrá intervalos nubosos este fin de semana y régimen de vientos alisios a partir del lunes, con nubes y alguna llovizna en las islas de mayor relieve y ambiente estable en el resto del archipiélago. Las temperaturas apenas cambiarán.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris