Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

Cae una red de venta de coches usados que defraudó siete millones de euros de IVA

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 5 de mayo de 2021, 09:38 h (CET)

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)


La Guardia Civil y la Agencia Tributaria, en una operación conjunta, han desarticulado una trama de venta de coches usados procedentes de Alemania que no abonaba el IVA, con lo que había defraudado unos siete millones de euros a la Hacienda española.


Según informó este miércoles el Instituto Armado, en la 'operación Drosipan-Termino' han sido detenidas ocho personas, entre ellas el cabecilla de la organización, así como a otros responsables y organizadores de la red, cómplices y beneficiarios.


Durante el operativo se han efectuado seis registros en Albacete, Valencia, Pontevedra y Almería, donde se han intervenido 15 vehículos valorados en un millón y medio de euros.


El grupo desarticulado utilizaba un entramado de sociedades instrumentales ficticias situadas en Portugal para introducir vehículos en España procedentes de Alemania. Una vez en territorio nacional, la trama vendía los vehículos mediante sociedades distribuidoras sin el correspondiente pago de impuestos. Con esta mecánica, la organización habría introducido vehículos por valor de 35,3 millones de euros entre 2017 y 2021, defraudando 7,3 millones de euros de cuotas de IVA.


“TRUCHAS INTRODUCTORAS”


La investigación se inició a raíz de una denuncia presentada por la Agencia Tributaria en Castilla-La Mancha, que dio este paso tras un procedimiento previo sobre las sociedades implicadas en la trama.


Gracias a las actuaciones realizadas por los investigadores, se detectó una serie de matriculaciones que resultaban sospechosas. El fraude utilizado por la trama arrancaba con una serie de sociedades ficticias españolas, conocidas como ‘truchas introductoras’.


Estas sociedades simulaban la compra directa a proveedores europeos de vehículos usados que ya estaban matriculados en el país de origen. Al tratarse de adquisiciones intracomunitarias de bienes en régimen general de IVA, las sociedades españolas obtenían los vehículos exentos de IVA.


Posteriormente, estas ‘truchas introductoras’ vendían los vehículos a distribuidoras españolas de la misma trama, pero no ingresaban el IVA a la Hacienda pública, algo que debían hacer al tratarse ya de una operación interior. En cambio, el impuesto figuraba en las facturas de venta a las distribuidoras, que sí se deducían el IVA no ingresado por las ‘truchas’.


Con este funcionamiento, la organización podía vender los vehículos a las distribuidoras a un precio muy inferior, gracias al margen que otorgaba el fraude previo del IVA. Para dificultar su detección, la trama iba sustituyendo periódicamente las empresas que generaban el fraude por otras nuevas.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris