Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Descubren por qué demasiados antígenos en una vacuna pueden hacerla menos efectiva

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 16 de marzo de 2021, 18:49 h (CET)

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)


Un estudio liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto el mecanismo que explicaría por qué un exceso de antígenos en una vacuna puede provocar una respuesta inmunológica de tolerancia y, por tanto, reducir la efectividad del tratamiento.


La explicación radica en los linfocitos T, que habitualmente reconocen antígenos procedentes de virus o bacterias expuestos en la superficie de otras células especializadas del sistema inmunológico, conocidas como células presentadoras de antígeno profesionales.


Publicado en 'Cell Reports', el trabajo muestra cómo los linfocitos T toman antígenos de las otras células profesionales y se convierten ellos mismos en células presentadoras de antígenos para otros linfocitos T.


De ahí que "un exceso de vacuna pueda causar tolerancia, mientras que una cantidad 'ajustada' de antígeno puede tener un efecto protector, al favorecer la presentación de antígenos entre linfocitos T".


Así lo explicó el investigador Balbino Alarcón, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid (CBM-CSIC-UAM), uno de los autores del estudio.


Señaló que "la importancia de este proceso radica en que los linfocitos T que reconocen antígeno en la superficie de otro linfocito T (previamente convertido en célula presentadora) causan inflamación, una respuesta defensiva contra las infecciones”, mientras que los linfocitos originales, los que presentan antígeno, se convierten en linfocitos antiinflamatorios".


Según los autores del estudio, el mecanismo descrito explica la importancia de regular la cantidad de antígeno en un tratamiento -como en una vacuna-, para favorecer una respuesta proinflamatoria defensiva y no causar tolerancia.


Los resultados del estudio indican que tanto el proceso de presentación de antígeno entre linfocitos T, como el hecho de que se produzca una respuesta inmunológica protectora, se ven favorecidos cuando hay poco antígeno.


En cambio, en condiciones de exceso de antígeno se produciría una mayor activación directa de linfocitos T por las células presentadoras de antígeno profesionales, lo que provoca una respuesta inmunológica de tolerancia, “justo el efecto contrario que se trata de conseguir con una vacuna”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris