Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Greenpeace ve "ahora o nunca" acometer cambios por un "futuro justo" para las personas y el planeta

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 28 de diciembre de 2020, 18:01 h (CET)

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)


El director ejecutivo de Greenpeace España, Mario Rodríguez, afirmó este lunes que la pandemia del coronavirus ha destapado la necesidad de realizar un "cambio profundo" para asegurar un "futuro justo" para las personas y el planeta, lo cual será posible "ahora o nunca".


"Termina uno de los años más difíciles de la historia reciente. La pandemia ocasionada por la Covid-19 nos ha hecho ver que hace falta un cambio profundo para afrontar las múltiples crisis que estamos viviendo. Tenemos que ser optimistas y apostar por un futuro justo para las personas y para el planeta, donde no se olvide a los más vulnerables. La buena noticia es que es posible hacerlo. Es ahora o nunca", apuntó Rodríguez en un comunicado.


Entre los aspectos positivos de 2020, Greenpeace destaca que se han adoptado compromisos para el fin de las centrales térmicas de carbón antes de 2025 y que se inició el primer litigio climático en España con la admisión a trámite por el Tribunal Supremo de un recurso contra el Gobierno por insuficiente acción ante el cambio climático y la posterior demanda apoyada por más de 24.000 ciudadanos.


Además, el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética llegó al Congreso de los Diputados, más de la mitad de las capitales de provincia limitan a 30 km/h la velocidad máxima en las calles de un sentido de circulación o un carril por sentido y se anunció la demolición del hotel ilegal de la playa de El Algarrobico (Almería).


En el plano internacional, la UE afrontó la crisis social y económica del coronavirus con la intención de dotar a los países de un fondo sin precedentes para una recuperación verde y justa, más de un millón de personas demandaron una ley europea contra la deforestación, China (responsable de un 28% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero) se comprometió a llegar al tope de emisiones de carbono antes de 2030 y alcanzar la neutralidad de sus emisiones en 2060, y ciudades de todo el mundo dieron más espacio a la movilidad sostenible y las personas.


LO PEOR DE 2020


Respeto a lo peor de 2020, Greenpeace indicó que la fiscalidad verde sigue sin avanzar al continuar la bonificación al diésel, el Gobierno español dedicó las primeras inversiones multimillonarias de dinero público tras la Covid-19 a sectores contaminantes como los rescates a la aviación o el plan Renove para vehículos diésel y gasolina, y la ambición climática del Ejecutivo de España siguió siendo insuficiente, con una reducción de las emisiones de un 23% en 2030 respecto a las de 1990.


Además, Andalucía, Canarias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad de Madrid, Galicia y Murcia "agilizaron paquetes normativos y proyectos que dan la espalda a la protección ambiental buscando en el ladrillo la salida a la crisis"; un 15% de la población española sufre pobreza energética y España es ya el país de la UE donde más carne se consume mientras proliferan nuevas explotaciones de ganadería industrial.


En el plano internacional, en mayo se alcanzaron 417 partes por millón de CO2 en la atmósfera, el máximo en la historia de la humanidad; cinco años después de la firma del Acuerdo de París, los compromisos de los países siguen siendo insuficientes para afrontar la emergencia climática; la selva amazónica ha perdido 626 millones de árboles en un año (la cifra más alta de la década), el hielo marino en el Ártico alcanzó el segundo mínimo histórico jamás registrado, y algunas colonias de pingüinos de la Antártida ya han disminuido hasta en un 77%.


Por otro lado, Greenpeace enumeró algunos retos para 2021, entre ellos que "el dinero de los fondos europeos se utiliza para una verdadera recuperación justa y verde y se dejan de lado las falsas soluciones", y que el Gobierno español aumente su ambición climática con objetivos que reduzcan más rápidamente las emisiones de CO2 en la próxima década.


Otros objetivos nacionales son que el Gobierno legisle contra la contaminación por plásticos, se demuela el hotel ilegal del El Algarrobico y se restaure la playa, se amplíen los territorios con moratorias a la ganadería industrial y se desarrollen herramientas de política fiscal verde, con prohibición de subvencionar los combustibles fósiles.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris