Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
    

Eliminan el foco epiléptico mediante energía láser controlada sin los riesgos de la cirugía

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 21 de diciembre de 2020, 13:55 h (CET)

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)


Los miembros de la unidad de Cirugía de Epilepsia del Hospital Ruber Internacional han realizado un novedoso procedimiento que elimina el foco epiléptico mediante energía láser controlada sin dañar el tejido sano sin los riesgos de la cirugía.


Según informó este lunes el centro hospitalario, este proceso se realiza con la monitorización en tiempo real mediante una resonancia magnética cerebral, así como la introducción de una sonda láser de un solo milímetro de diámetro para acceder y eliminar la lesión.


Alrededor de 350.000 personas sufren epilepsia en España. En el 25% de los casos, esta patología cerebral no puede controlarse mediante fármacos, lo que se conoce como epilepsia refractaria. Tradicionalmente, la cirugía cerebral con la apertura del cráneo (craneotomía) ha sido el tratamiento estándar para estos pacientes.


Una cirugía con una elevada tasa de éxito, pero que no está exenta de inconvenientes. Tales como un riesgo más elevado de causar daño neurológico y cognitivo (intelectual), así como un periodo de recuperación más prolongado.


En cambio, la cirugía con láser minimiza este tipo de riesgos. Según explicó el neurocirujano especialista en cirugía de epilepsia y responsable de la intervención, el doctor Marcelo Budke, una mínima incisión de tres milímetros en el cuero cabelludo es suficiente para introducir la sonda de fibra óptica en el cerebro.


10 MINUTOS


De esa forma realizar la ablación a medida que se aplica el láser. Esto es, aumentar la temperatura en el área objetivo hasta destruir el foco epiléptico. El tiempo promedio de exposición al láser es de aproximadamente 10 minutos. Esta técnica se realiza de forma totalmente segura.


Como indicó este experto, “la aplicación del láser se puede observar en tiempo real mediante resonancia magnética cerebral y así ajustar el tratamiento solo a las zonas enfermas y preservar el tejido cerebral sano”.


En cuanto a los resultados, los estudios publicados demuestran que la eficacia del láser en el control de las crisis epilépticas es equiparable a la cirugía abierta en algunos pacientes.


Tal y como afirmó el director del Programa de Epilepsia del Hospital Ruber Internacional, el neurólogo y responsable de la planificación, el doctor Antonio Gil-Nagel, “estos resultados son muy prometedores y seguirán mejorando conforme se adquiera más experiencia. Además, este procedimiento mínimamente invasivo permite ampliar el rango de pacientes que pueden beneficiarse del uso de la cirugía como tratamiento de la epilepsia. Aunque siempre será necesario seleccionar bien los pacientes y la zona del cerebro que debe ser tratada por el cirujano”.


VENTAJAS PARA EL PACIENTE


Aparte, por ser una intervención mínimamente invasiva, ofrece una serie de ventajas para el paciente, como una recuperación más rápida y una estancia hospitalaria de 24 horas (en la cirugía abierta la estancia suele ser de cinco días). Y todo ello con menores riesgos que los derivados de los procedimientos abiertos, en los que hay mayor riesgo de infección, de hemorragia y de afectar a zonas funcionales del cerebro.


Por otro lado, como en la cirugía convencional, en la cirugía con láser los resultados en el control de crisis epilépticas son evidentes inmediatamente. “Los resultados los ves claramente en cuanto haces el tratamiento”, explica el doctor Antonio Gil-Nagel.


La cirugía con láser permite tratar diferentes tipos de epilepsia, que previamente es diagnosticada y localizada mediante un equipo multidisciplinar. Como la epilepsia del lóbulo temporal u extratemporales (frontal, parietal, occipital e insular), entre otros. Sin embargo, esta técnica no llega para sustituir al resto, sino como una alternativa más. Así, según asevera el neurólogo Antonio Gil-Nagel, dependiendo del tipo de lesión, de su localización o tamaño recurres a una técnica u otra. “Si son lesiones muy grandes utilizas generalmente la cirugía convencional”, indica el especialista.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris