Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
    

Casi una cuarta parte del mundo podría no acceder a la vacuna hasta 2022

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 16 de diciembre de 2020, 00:30 h (CET)

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)


Cerca de una cuarta parte de la población mundial podría no tener acceso a una vacuna contra el coronavirus al menos hasta 2022, mientras que alrededor de 3.700 millones de adultos están dispuestos a ser vacunados contra la Covid-19, lo que destaca la importancia de diseñar estrategias justas y equitativas para garantizar que la oferta pueda satisfacer la demanda, sobre todo en países pobres y de ingresos medios.


Así se explica en dos estudios publicados este miércoles en la revista 'BMJ'. Estos trabajos sugieren que los desafíos para administrar globalmente las vacunas contra la Covid-19 serán al menos tan difíciles como los retos científicos asociados a su desarrollo.


En el primer estudio, investigadores de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) analizaron los pedidos anticipados de vacunas contra el último coronavirus antes de la aprobación regulatoria anunciada públicamente por países de todo el mundo.


El pasado 15 de noviembre, varios países habían reservado un total de 7.480 millones de dosis (o 3.760 millones de series) de vacuna de 13 fabricantes sobre un total de 48 candidatas a vacunas en ensayos clínicos.


El 51% de esas dosis se destinarán a países ricos, que representan a un 14% de la población mundial, según los autores. Los países de ingresos bajos y medianos tendrían potencialmente el resto, pese a que aglutinan a más del 85% de los habitantes del planeta.


Si todas las candidatas a vacuna fructificaran con éxito, la capacidad de fabricación total proyectada sería de 5.960 millones de series para finales de 2021, con precios que oscilan entre los 4,90 y los 60,90 euros por serie.


Hasta un 40% de las series de vacunas de estos fabricantes de vacunas podrían ser potencialmente para países pobres y de ingresos medios, pero ello dependerá, en parte, de cómo las naciones ricas compartan lo que adquieren y de si Estados Unidos y Rusia contribuyen a esfuerzos coordinados en el ámbito mundial.


Los autores del estudio señalan que, aunque todos esos fabricantes de vacunas alcanzaran su máxima capacidad de producción, al menos una quinta parte de la población mundial se quedaría fuera hasta 2022.


"Este estudio ofrece una descripción general de cómo los países de altos ingresos han asegurado suministros futuros de vacunas Covid-19, pero el acceso para el resto del mundo es incierto", escriben, antes de apostillar: "Los gobiernos y los fabricantes podrían proporcionar garantías muy necesarias para la asignación equitativa de las vacunas Covid-19 a través de una mayor transparencia y responsabilidad sobre estos acuerdos".


SEGUNDO ESTUDIO


En el segundo estudio, investigadores de instituciones de China y Estados Unidos calcularon las poblaciones objetivo para las que se requerirían vacunas con el fin de ayudar a guiar el desarrollo de estrategias de asignación justa y equitativa en todo el mundo.


Descubrieron que el tamaño de la población objetivo para la vacunación contra la Covid-19 varía ampliamente según la región geográfica, los objetivos de la vacuna (como mantener los servicios básicos esenciales, reducir los casos graves y detener la transmisión del virus) y el impacto de la vacilación de la vacuna en la reducción de la demanda.


Apuntan que alrededor del 68% de la población mundial (unos 3.700 millones de adultos) está dispuesta a ser vacunada contra el coronavirus y añaden que sus hallazgos "proporcionan una base de evidencia para la asignación y priorización de vacunas en el ámbito mundial, regional y nacional".


"Las variaciones en el tamaño de las poblaciones objetivo dentro y entre las regiones enfatizan el tenue equilibrio entre la demanda y la oferta de vacunas, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos sin capacidad suficiente para satisfacer la demanda interna de la vacuna contra el Covid-19", concluyen.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris