Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
    

Identifican las causas que precipitan la aparición de la fase más grave de la cirrosis

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 9 de diciembre de 2020, 11:50 h (CET)

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)


Investigadores de la European Foundation for theStudy of Chronic Liver Failure (EFClif) han identificado que las infecciones bacterianas y la hepatitis alcohólica aguda grave son los principales factores precipitantes de la descompensación aguda de la cirrosis y de la Insuficiencia Hepática Aguda sobre Crónica (ACLF), la fase más grave de la cirrosis.


Según informó este miércoles el ce3ntro de investigación, este proceso ocurre hasta en el 96% de los casos analizados, según los resultados de este trabajo publicado en 'Journal of Hepatology' y realizado en el marco del estudio Predict, un proyecto de ámbito europeo que persigue caracterizar el curso clínico de la descompensación aguda de la cirrosis.


El objetivo de este estudio es predecir el desarrollo del síndrome ACLF. La investigación ha contado con la participación de 136 investigadores de 47 hospitales de 15 países europeos del EASL Clif Consortium.


Hasta ahora se pensaba que la descompensación aguda de la cirrosis se iniciaba por un empeoramiento agudo de la cirrosis estable a través de diversos eventos precipitantes.


EVENTOS PRECIPITANTES


Los investigadores de la EF Clif han identificado un conjunto de eventos precipitantes que se asocian a un pronóstico y curso clínico diferente en los pacientes con cirrosis descompensada. Además de las infecciones bacterianas y de la hepatitis alcohólica aguda grave también destacan la hemorragia gastrointestinal con shock hipovolémico y la encefalopatía tóxica.


Respecto al impacto de estos eventos precipitantes sobre la mortalidad de los pacientes con cirrosis descompensada y ACLF, los investigadores detectaron que, si bien el tipo de evento precipitante no influye en la supervivencia del paciente, el número de eventos identificables sí está asociado a un aumento de la mortalidad a los 90 días.


El descubrimiento realizado por el grupo de investigadores liderado por la EF Clif abre la puerta a una mejora el manejo de este tipo de pacientes. Teniendo en cuenta que más del 96% de ellos mostraron como principales eventos precipitantes la infección bacteriana probada y/o la hepatitis alcohólica aguda grave, los resultados sugieren que diagnosticar, prevenir y tratar adecuadamente estas causas es fundamental para mejorar el pronóstico en la cirrosis descompensada.


En este sentido, el estudio recoge que el tratamiento antibiótico empírico adecuado de las infecciones bacterianas probadas se asoció con una menor tasa de desarrollo de ACLF (21,3% frente a 39,2%).


El investigador clínico de la EF Clif (Hospital Clínic de Barcelona) y experto en el campo de las infecciones, el doctor Javier Fernández, destacó que “este hallazgo en concreto es especialmente relevante”. Además, el tratamiento antibiótico empírico adecuado se asoció con una menor mortalidad a los 90 días tanto en pacientes con cirrosis descompensada (un 16,9% frente al 36,5%) como en pacientes con ACLF (44,2% frente a 66,2%).


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris