Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Las personas con obesidad tienen un 46% más riesgo de contagiarse de Covid-19

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 30 de noviembre de 2020, 11:49 h (CET)

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)


Las personas con exceso de peso tienen un 46% más riesgo de contagiarse de coronavirus, un 113% más riesgo de hospitalización por Covid-19 y un 78% más riesgo de ingreso en UCI respecto a la población con normopeso, según una encuesta realizada por la Sociedad Española de Obesidad (Seedo) y la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) dada a conocer este lunes.


Los expertos también destacaron en rueda de prensa que el riesgo de mortalidad es un 48% superior. A pesar de ello, el vicepresidente de la Seedo y jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Arnau de Vilanova (Lleida), el doctor Albert Lecube, subrayó que “en España no hay directrices específicas que consideren la obesidad como una enfermedad crónica y, en general, está siendo la gran olvidada en la pandemia”.


La encuesta llevada a cabo por ambas sociedades científicas se realizó entre profesionales sanitarios para evaluar el impacto de la segunda ola de la pandemia de coronavirus en la obesidad.


A este respecto, el presidente de la SEEN y director del Departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra, el doctor Javier Escalada, puntualizó durante su intervención en rueda de presna que “el análisis confirma que los pacientes con obesidad son uno de los colectivos más vulnerables frente a la Covid-19 y se han visto perjudicados por la pandemia”.


GRUPO PRIORITARIO DE VACUNACIÓN


Ante estos datos, desde la Seedo y la SEEN recomendaron añadir de forma urgente a las normas esenciales de higiene de manos, distancia social y uso de mascarilla, el control del peso y la práctica de actividad física regular como herramientas para luchar contra la pandemia.


Además, por ser un colectivo vulnerable, aconsejaron que “las personas con obesidad sean consideradas como grupo de riesgo y, por lo tanto, tras sanitarios y personas mayores, deberían ser un grupo prioritario para recibir la vacuna frente al coronavirus una vez que esté disponible”, tal y como afirmó la secretaria de la Seedo, la doctora Susana Monereo.


ASPECTOS CONTROVERTIDOS


En el estudio, en la que han participado más de 200 profesionales sanitarios que en su mayoría se ocupan de los pacientes con exceso de peso en el ámbito hospitalario, se puso de manifiesto que el 88% de los encuestados entendieron que la obesidad no es una enfermedad ‘benigna’, “como parece considerarse desde las autoridades sanitarias y por parte de una gran mayoría de la población general”, según matizó la coordinadora del grupo de trabajo de obesidad de la SEEN, la doctora Ana de Holanda.


Además, el 98% de los profesionales encuestados opinaron que la pandemia y el confinamiento han repercutido de forma negativa sobre la obesidad y sus complicaciones (los pacientes han aumentado de peso y están peor); la mayoría de los encuestados (71%) entendieron que la principal causa está en el deterioro de los hábitos de vida saludables y, especialmente, la falta de ejercicio (percepción que coincide con los datos del estudio SEEDO en población general).


Por ello, la doctora Monereo indicó que “solo un 2,4% de los profesionales sanitarios dedicados a la obesidad piensan que los han pacientes obesos han podido mantener el tratamiento que tenían prescrito (dieta, ejercicio y/o fármacos)”.


DESÁNIMO Y COMPLICACIONES


Del mismo modo, se apunta al desánimo producido por la pandemia (51%) como principal factor implicado en esta tendencia, aunque también ha influido los problemas de conexión con sus médicos o la obtención de recetas.


Se constata, igualmente, un aumento de complicaciones en las personas con obesidad. Un 38% de los profesionales detectaron en los pacientes trastornos de la conducta alimentaria y un 39% empeoramiento o aparición de enfermedad metabólica, como diabetes o dislipemia. También, aunque en menor escala, se elevaron (un 16%) los problemas osteomusculares, respiratorios y el reflujo gastroesofágico.


Respecto a los tratamientos con cirugía bariátrica, las personas con obesidad han sido uno de los colectivos más perjudicados por la anulación o retraso de operaciones pendientes. Solo un 12% de los profesionales reportan que los programas de cirugía bariátrica se han mantenido en sus centros.


OBESIDAD Y COVID-19


En un estudio previo, realizado por la SEEDO durante los dos primeros meses del confinamiento domiciliario, se confirmó que el 49,8% de los españoles había ganado peso, la mayoría (86,6%) entre 1 y 3 kg. Ser mujer, joven con un bajo nivel de auto cuidado en relación con el peso y con sobrepeso previo, fueron los principales factores de riesgo para ganar peso durante la primera fase de la pandemia.


En este sentido, el jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol el doctor Diego Bellido, apuntó que “es importante destacar otro factor de riesgo: vivir en el sur; entre las personas que respondieron a la encuesta, ganaron más peso aquellos que vivían en el sur de España”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris