Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

La OMS reclama que se refuercen las medidas de lucha contra la malaria

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 30 de noviembre de 2020, 09:01 h (CET)

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)


La Organización Mundial de la Salud (OMS) hace un llamamiento a los países y a las asociaciones mundiales en materia de salud para que intensifiquen la lucha contra el paludismo, una enfermedad que se puede prevenir y tratar, pero que sigue cobrándose cientos de miles de vidas cada año. Las peticiones de la organización se basan en una mejor orientación de las intervenciones, nuevos instrumentos y una mayor financiación para cambiar la trayectoria mundial de la enfermedad y alcanzar los objetivos acordados internacionalmente.


Según el último informe de la OMS sobre el paludismo en el mundo, los progresos en la lucha contra la malaria siguen "estancándose", en particular en los países de África. La falta acceso a los instrumentos de salvamento provoca que los esfuerzos para frenar la enfermedad son mayor en este continente. Además, se espera que la pandemia de Covid-19 haga retrasar aún más esta lucha.


"Ha llegado el momento de que los dirigentes de toda África -y del mundo- se pongan de nuevo a la altura del desafío del paludismo, como lo hicieron cuando sentaron las bases de los progresos realizados desde principios de este siglo", afirmó el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. "Mediante la acción conjunta y el compromiso de no dejar a nadie atrás, podemos lograr nuestra visión compartida de un mundo libre de paludismo", añadió.


En el 2000, los dirigentes africanos firmaron la Declaración de Abuja, en la que se comprometieron a reducir las muertes por paludismo en el continente en un 50% en un periodo de 10 años. El compromiso político, junto con las innovaciones en nuevos instrumentos y un aumento considerable de la financiación, auguraron un periodo de éxito en el control mundial de la malaria. Según el informe, desde el 2000 se han evitado 1.500 millones de casos de paludismo y 7,6 millones de muertes.


En 2019, el recuento mundial de casos de malaria fue de 229 millones, una estimación anual que ha permanecido prácticamente inalterada durante los últimos 4 años. La enfermedad se cobró unas 409.000 vidas en 2019. Al igual que en años anteriores, África asumió más del 90% de la carga total de la enfermedad. Desde el año 2000, el continente ha reducido su número de muertes por paludismo en un 44%. En 2019, la financiación total alcanzó los 3.000 millones de dólares, frente a un objetivo mundial de 5.600 millones de dólares.


COVID-19, UN RETO AÑADIDO


En 2020, EL Covid-19 surgió como un desafío adicional a la prestación de servicios de salud en todo el mundo. Según el informe, la mayoría de las campañas de prevención del paludismo pudieron avanzar este año. La OMS trabajó para proporcionar a los países orientación para adaptar sus respuestas y garantizar la prestación segura de servicios contra el paludismo durante la pandemia. Sin embargo, a la organización le preocupa que las interrupciones para poder acceder al tratamiento puedan provocar una pérdida considerable de vidas. En el informe se señala, por ejemplo, que una interrupción del 10% en el acceso a un tratamiento antipalúdico en el África subsahariana podría provocar 19.000 muertes adicionales.


"Aunque África ha demostrado al mundo lo que se puede conseguir si nos unimos para acabar con el paludismo como amenaza para la salud pública, los progresos se han estancado", aseguró Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África. "El Covid-19 amenaza con descarrilar aún más nuestros esfuerzos por superar el paludismo, en particular el tratamiento de las personas con la enfermedad. A pesar de los efectos devastadores que el coronavirus ha tenido en las economías africanas, los asociados internacionales y los países deben hacer más para garantizar que se disponga de los recursos necesarios para ampliar los programas de lucha contra el paludismo que tanto están cambiando la vida de las personas", concluyó.


Una estrategia clave para recuperar dicho progreso es la respuesta eficaz del 'High burden to high impact' (De la carga alta al impacto alto), conocido como HBHI, creada en 2018 por la OMS y la Asociación RBM para poner fin al paludismo. La respuesta está encabezada por 11 países, incluidos diez del África subsahariana, que representan aproximadamente el 70% de la carga mundial de la malaria. En los últimos dos años, los países del HBHI han optado por seguir los datos e información local. El informe concluye que las muertes en los 11 países se redujeron de 263.000 a 226.000 entre 2018 y 2019.


OBJETIVOS


El informe de este año destacó los principales logros y acontecimientos que ayudaron a dar una respuesta mundial a la enfermedad en las últimas décadas. A partir de 1990, los dirigentes de los países afectados por el paludismo, los científicos y otras asociaciones sentaron las bases de una "renovada" respuesta al paludismo que contribuyó a uno de los mayores beneficios de la inversión en la salud mundial.


Según el informe, 21 países eliminaron el paludismo en los últimas dos décadas. De ellos, la OMS certificó oficialmente la ausencia de malaria en 10 países. Sin embargo, muchos países con una elevada carga de paludismo han sufrido consecuencias. Según las proyecciones mundiales de la OMS, el objetivo de reducción de la incidencia de casos de este virus para 2020 no se alcanzará, marcado en un 37% y de la mortalidad en un 22%.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris