Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

El coronavirus dispara la pobreza extrema en África subsahariana, con más de 500 millones de personas en esta situación

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 26 de noviembre de 2020, 11:53 h (CET)

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)


El número total de personas en situación de extrema pobreza en África subsahariana puede haber superado ya los 500 millones por efecto de la pandemia del coronavirus, cifra que casi duplica las así catalogadas en 1990, cuando se empezaron a medir estas tasas de forma regular.


Así lo advirtió este jueves Unicef, preocupada por "la catástrofe" que el coronavirus supondrá para los niños de esta región. Según apuntó, “la región ya era un lugar difícil para muchos de sus 550 millones de niños, pero la pandemia de la Covid-19 ha intensificado muchas de las crisis que afrontaban y ha generado otras nuevas”.


Unos 280 millones de pequeños –más de la mitad de la población infantil- sufren posiblemente inseguridad alimentaria, apuntó. En abril de 2020, más de 50 millones de estudiantes habían perdido el acceso a comidas gratuitas diarias, prosiguió, y más de 40 millones siguen en esta situación desde entonces.


Unicef también destacó que el cierre de escuelas afectó a unos 250 millones de estudiantes en África subsahariana, que se unieron a los 100 millones de escolares que ya estaban fuera de la escuela antes de la pandemia. El aprendizaje paró por completo para la mayoría de ellos, y esto ya ha reducido su potencial de ingresos para toda la vida, advirtió Unicef. "Es muy probable que millones de niños no vuelvan nunca más a las aulas".


Otras dificultades tienen que ver con el aumento de los precios de bienes y servicios básicos, la restricción de movimientos y la interrupción de servicios sociales esenciales, así como las sequías, inundaciones, las plagas de langosta y los conflictos.


“Los retos a los que se enfrentan los niños en nuestra región no tienen precedente y tendrán un efecto perjudicial duradero en sus vidas y en las de sus comunidades”, alertó Mohamed Fall, director regional de Unicef para África Oriental y Meridional.


En su opinión, “los problemas extraordinarios requieren soluciones extraordinarias”. Por ello, pidió aumentar los programas de ayudas en efectivo financiados de "maneras novedosas", con una combinación de fondos nacionales y de ayuda exterior.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris