Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

El Tiranosaurio rex creció en la adolescencia más rápido que otros dinosaurios

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 25 de noviembre de 2020, 09:14 h (CET)

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)


Una de las especies de dinosaurios más icónicas es el Tiranosaurio rex, que podía medir casi 13 metros desde el hocico hasta la cola y pesar cerca de 6.000 kilos, y algunos de sus primos menos conocidos podrían alcanzar el mismo tamaño, pero un equipo de científicos asegura en un estudio que crecieron en la adolescencia más rápidamente que otros alosaurios.


Los investigadores habían demostrado anteriormente que el Tiranosaurio rex crecía mucho durante la adolescencia, pero desconocían si ello podía extenderse a sus parientes más cercanos o tal vez para todos los grandes dinosaurios bípedos. Los autores examinaron las líneas de crecimiento de varios fósiles para llegar a esa conclusión.


Un nuevo estudio, publicado este miércoles en la revista 'Proceedings of the Real Society B', sentencia que los Tiranosaurios rex tuvieron una adolescencia "incómoda" en la cual se agigantaron, mientras que sus primos más lejanos del grupo de alosaurios continuaban creciendo un poco más cada año.


"Queríamos observar una amplia franja de diferentes terópodos, dinosaurios carnívoros de dos patas, para comprender patrones más amplios de crecimiento y evolución en el grupo", apunta el paleontólogo Tom Cullen, del Museo Field de Chicago (Estados Unidos) y autor principal del trabajo, quien añade: "En particular, queríamos comprender cómo algunos de ellos se volvieron tan grandes. ¿Es la forma en que creció el 'T. rex' la única forma de hacerlo?".


Según Pete Makovicky, conservador del Museo Field y profesor de geología en la Universidad de Minesota (Estados Unidos), "también queríamos ver si obtuvimos el mismo registro de crecimiento cuando tomamos muestras de una variedad de huesos diferentes del mismo esqueleto. Todas estas preguntas sobre cómo crecieron los terópodos podrían afectar a nuestra comprensión de la evolución del grupo".


CRECIMIENTOS DIFERENTES


La cuestión de cómo se agranda un animal es sorprendentemente complicada. Los mamíferos como los humanos tienden a pasar por un periodo de crecimiento extremo en la adolescencia y luego mantienen el mismo tamaño en la edad adulta. En otros grupos de animales no siempre es así.


"La tasa de crecimiento realmente varía, no hay una talla única para todos", apunta Cullen, ahora investigador postdoctoral en el Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte. "Las aves tienen un gran crecimiento acelerado y alcanzan el tamaño adulto muy rápido, mientras que los reptiles, como los caimanes y varios lagartos y serpientes, tienen un crecimiento prolongado. Con ellos, un individuo realmente grande probablemente sea muy viejo".


Los dinosaurios terópodos, como el Tiranosaurio rex, están relacionados tanto con las aves como con los reptiles modernos; de hecho, las aves son los únicos terópodos vivos. Los científicos no sabían si los patrones de crecimiento de los terópodos eran más parecidos a los de las aves o los reptiles, y esos diferentes patrones de crecimiento pueden marcar una gran diferencia en cómo un animal encaja en su ecosistema.


Hacerse grande rápidamente puede ser una ventaja competitiva: le facilita cazar a otros animales y más difícil para otros animales cazarle. Por el contrario, un crecimiento acelerado requiere mucha energía y recursos, y es más fácil crecer un poco cada año durante toda la vida.


Es difícil saber con certeza cómo crecieron los Tiranosaurios rex porque no puede observarse directamente un ejemplar de esta especie extinta como si fuera un animal vivo, pero el registro fósil ofrece pistas sobre sus patrones de crecimiento.


"Dentro de los huesos, a medida que un animal crece, hay marcas como anillos de árboles que registran aproximadamente la edad del animal, cuánto crece cada año y una serie de otros factores", subraya Cullen.


DOCENAS DE FÓSILES


Para encontrar estos anillos de crecimiento, Cullen y sus colegas analizaron fósiles de docenas de dinosaurios, desde los del tamaño de perros y avestruces hasta el Tiranosaurio rex, uno de los dinosaurios depredadores más grandes que jamás hayan pisado la Tierra. Para ello, se pusieron en contacto con colegas de todo el mundo, concretamente de Argentina y de China.


"El primer espécimen que el Museo Field me dejó muestrear fue el Tiranosaurio rex 'Sue'. Fue bastante estresante, ya que es un fósil tan famoso", apunta Cullen, que empleó un taladro de perforación con punta de diamante para cortar un pequeño cilindro de fémur. La muestra resultante fue una sección transversal de hueso de 'Sue', con líneas como anillos de árboles que mostraban dónde había crecido hueso nuevo año tras año. Ya en el laboratorio, este investigador cortó muestras de hueso tan delgadas que la luz podía pasar a través de ellas y las examinó con un microscopio.


"Se pueden ver todas las pequeñas áreas donde han crecido las células óseas y la estructura de los vasos sanguíneos que atravesaron el hueso. Estos canales vasculares dicen aproximadamente lo rápido que estaba creciendo el hueso. Si los canales están más organizados, el hueso se deposita más lentamente, y si la estructura es caótica, crece más rápidamente", resume Cullen.


Este investigador descubrió que los patrones de crecimiento de los dinosaurios dependían de su familia. El Tiranosaurio rex y sus parientes, los celurosaurios, mostraron una época de crecimiento extremo durante la adolescencia y se extinguieron una vez que alcanzaron la edad adulta. 'Sue' vivió 33 años y es el Tiranosaurio rex más viejo que se conoce actualmente, pero alcanzó su tamaño adulto a los 20 años. Para ello, probablemente ganó entre 15 y 20 kilos a la semana cuando era adolescente.


Sus primos más lejanos, los alosauroides, podrían alcanzar tamaños casi tan grandes como el Tiranosaurio rex, pero crecieron lentamente a lo largo de toda su vida y los individuos más viejos eran los más grandes.


Entre los alosaurios analizados hay un carcharodontosaurio de Argentina, que llegó a medir casi tanto como 'Sue', pero alcanzó su tamaño adulto a los 30 o 40 años; vivió otro medio siglo más y sólo dejó de crecer dos o tres años antes de convertirse en parte del registro fósil.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris