Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Las muertes por sarampión crecieron un 50% entre 2016 y 2019

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 12 de noviembre de 2020, 19:38 h (CET)

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)


La mortalidad por sarampión aumentó un 50% entre 2016 y 2019, fecha en la que se alcanzó el mayor número de casos registrados en 23 años.


Así lo revela una publicación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), que cifra en 869.770 los contagios de sarampión el año pasado. Se trata del mayor número notificado desde 1996, con incrementos en todo el mundo.


Además, las muertes por sarampión a nivel mundial aumentaron casi un 50% desde 2016, prosigue el estudio, y se estima que sólo en 2019 la enfermedad se cobró 207.500 vidas.


Según los autores de este informe, una de las principales explicaciones del aumento en el número de casos y muertes tendría que ver con que no se inmunizara a tiempo a los niños con dos dosis de vacunas (MCV1 y MCV2).


“Sabemos cómo prevenir los brotes y las muertes por sarampión”, declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. En su opinión, “estos datos envían un mensaje claro: no estamos protegiendo a los niños contra el sarampión”.


Según la OMS, la tasa de vacunación con la MCV1 y MCV2 debe alcanzar al 95% de la población a nivel nacional y regional para resultar efectiva en la prevención de brotes.


Sin embargo, la cobertura de la MCV1 lleva más de un decenio estancada a nivel mundial, entre el 84 y el 85%. La vacunación con la MCV2 sí ha crecido de forma constante, aunque ahora se encuentra en el 71%. En conclusión, la cobertura de vacunación contra el sarampión sigue estando muy por debajo del 95% “necesario con ambas dosis para controlar la enfermedad y prevenir brotes y muertes”.


COVID-19


Por otro lado, la OMS hizo un llamamiento para que la respuesta mundial a la pandemia de Covid-19 no agrave la crisis del sarampión porque aunque los casos de sarampión notificados fueron menos en 2020, los esfuerzos necesarios para controlar el coronavirus provocaron interrupciones en la vacunación y en otras iniciativas de prevención.


En noviembre, más de 94 millones de personas estaban en riesgo de no recibir vacunas debido a la interrupción en 26 países de las campañas de inmunización.


Muchos de esos países ahora sufren brotes continuos. De los Estados donde se aplazó la realización de las campañas previstas para 2020, sólo ocho (Brasil, Etiopía, Filipinas, Nepal, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Somalia) reanudaron sus campañas tras los retrasos iniciales.


“Antes de que llegase el coronavirus, el mundo ya estaba enfrentándose a una crisis de sarampión que aún no ha desaparecido”, afirmó Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef. “No debemos permitir que nuestra lucha contra una enfermedad mortal se produzca a costa de abandonar otra”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris