Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

La Seguridad Social reclutará otros 500 efectivos para reforzar sus servicios y modernizarlos

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 4 de noviembre de 2020, 18:22 h (CET)

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)


La Seguridad Social prevé incorporar 500 efectivos más el próximo ejercicio, cifra idéntica a las plazas nuevas generadas a lo largo de este año para hacer frente al aumento de sus servicios de cara al ciudadano con las medidas articuladas para paliar la merma de ingresos de trabajadores o autónomos con la situación creada por el coronavirus.


Así lo detalló el secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, este miércoles durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, enmarcándolo dentro del plan de refuerzo y modernización que tiene el organismo.


Frente a la idea de que dicha contratación pueda “sonar a mucho”, detalló que “realmente es la mitad de lo que se está jubilando en un año en el sistema de la Seguridad Social” y lo enmarcó dentro de las propias recomendaciones del Pacto de Toledo, que abogan por adaptar el organismo con medios técnicos y humanos.


“Nos estamos dando cuenta ahora de que realmente se está quedando un poco atrás”, reconoció, subrayando que en los últimos años se “ha perdido un número importante de efectivos y, si no hacemos nada, en los próximos años se perderá un número mayor”.


El refuerzo está dentro de un pack de medidas que elevarán el gasto en personal del organismo un 8% el próximo año o en aproximadamente 200 millones frente a la previsión que tenía en el año 2020, ayudando a atajar también el fuerte envejecimiento al que se enfrenta su plantilla y que obliga a iniciar “un proceso de renovación”, acompañado de una “modernización” que a largo plazo mejore su eficiencia.


A título ilustrativo indicó que el 58% de la plantilla actual cuenta con una edad superior a los 55 años, otro 37% entre 40 y 55 años y sólo un 5% es inferior a dicha edad. Además detalló que desde el año 2010 la Seguridad Social ha visto reducirse en un 20% el número de trabajadores, desde los 60.000 empleados que tenía por entonces a unos 26.000 en la actualidad.


A futuro indicó que, dada la edad media de la plantilla, se prevé la jubilación del 10% de los actuales trabajadores en un plazo medio, “es decir, unas 2.070 personas se van a jubilar en los próximos tres años”.


Junto a la “reposición” de los puestos de trabajo “que se van perdiendo”, indicó que se quiere aprovechar para incorporar otros perfiles que permitan dar el salto desde una Seguridad Social “pensada en los años 80”, donde la mayoría de los trámites eran todavía presenciales, en papel y muy poco informatizada, a un organismo “que esté volcado en la atención al ciudadano” y “tenga un mayor peso del canal digital”.


Su proyecto apuesta además por una Seguridad Social “proactiva, que se dirija a los ciudadanos y sin tener que esperar a que los ciudadanos se dirijan a ella”, previendo cuando necesitarán una prestación social, lo que implicará una “reorganización” de la estructura actual del organismo.


Según detalló, actualmente está organizada como una especie de “réplicas” del organismo en numerosas localidades en todo el territorio. “Son como 'seguridades sociales' pequeñitas que están repartidas en cada provincia”, sin posibilidad de comunicación entre unas provincias y otras, y la intención es que ir a un sistema organizado en áreas funcionales.


“Tenemos la sensación de que no tiene por qué estar volcada en gestionar afiliados, recaudar y gestionar en cada territorio, sino que trabajen en áreas funcionales con especialización funcional”, indicó. En este punto avanzó que se buscará tener “equipos flexibles” y una atención personalizada, apalancándose en medios telemáticos y automatizando aquellos procesos más repetitivos y muy manuales.


Asimismo, avanzó que se buscará que haya una transferencia de tareas para garantizar que todos los departamentos provinciales se mantengan evitando las sobrecargas de trabajo de los que tienen actualmente los de las ciudades principales. “No hay ningún motivo profundo por el que una dirección provincial como Soria no pueda estar gestionando expedientes de Barcelona, por poner un ejemplo”, señaló, afirmando que esto tiene ventajas desde el punto de vista de cohesión social y de lucha contra la despoblación.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris