Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

El déficit de la Seguridad Social se incrementó un 0,4% y se situó en los 7.677,88 millones en septiembre

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 30 de octubre de 2020, 15:46 h (CET)

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)


Las cuentas de la Seguridad Social presentan un saldo negativo de 7.677,88 millones de euros a 30 de septiembre de 2020, lo que supone un 0,4% más respecto al mismo periodo del año anterior.


Según los datos publicados este viernes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, este déficit equivale al 0,69% del PIB.


El resultado negativo de 7.677,88 millones resulta de la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras o ingresos de 120.613,84 millones, que registraron un incremento del 11,5%, y unas obligaciones reconocidas o gastos de 128.291,72 millones, que crecieron un 10,6% respecto al año anterior.


Del volumen total de derechos reconocidos, el 90,76% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 9,24% restante a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. En cuanto a las obligaciones, el 88,49% fue reconocido por las entidades gestoras y el 11,51% por las mutuas.


En términos de caja, la recaudación líquida del Sistema alcanzó los 118.717,53 millones, un 11,3% más debido en gran medida a las transferencias del Estado. Por su parte, los pagos crecieron un 10,8%, hasta 128.142,97 millones.


INGRESOS


En lo que va de año, las cotizaciones sociales ascendieron a 88.894,33 millones, un 4% menos que en el mismo periodo de 2019 a causa del descenso en la cotización de ocupados de un 6,7%, mientras que la de desempleados se elevó un 41,1%, lo que supone 2.116,93 millones de euros más.


El descenso en la cotización de ocupados tiene su origen en las distintas medidas que se han puesto en marcha para hacer frente a la pandemia, como la exoneración de cuotas para las empresas acogidas a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor y para aquellos autónomos perceptores de la prestación extraordinaria, medidas que hasta septiembre de 2020 supusieron ingresar 3.277,95 millones menos. A ello se une la concesión de moratorias en el pago de las cotizaciones a las que se han podido acoger las empresas y los autónomos.


Además, hay que tener en cuenta el efecto que han tenido las devoluciones de las cuotas de los autónomos beneficiarios de la prestación por Covid-19 sobre los ingresos. A 30 de septiembre, las cuotas reintegradas se cifran en 483,01 millones.


Las transferencias corrientes ascendieron a 30.854,26 millones, lo que representa un incremento del 116,4% interanual, fundamentalmente por la transferencia de 14.002,59 millones que el Estado concedió a la Seguridad Social para equilibrar el impacto en las cuentas del Covid-19.


GASTOS


Los gastos en prestaciones económicas a familias e instituciones alcanzaron los 117.652,23 millones, un 8,35% más que en el mismo periodo de 2019. Esta cifra representa un 91,71% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 109.213,49 millones, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas (con un aumento del 8,9%).


En un análisis detallado del área contributiva, las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se elevaron un 3%, hasta 94.040,36 millones por el aumento del número de pensionistas (0,1%), de la pensión media (2,1%), así como en la revalorización de las pensiones contributivas en el ejercicio 2020 (0,9%).


En cuanto a las prestaciones en concepto de nacimiento y cuidado de menor, corresponsabilidad en el cuidado del lactante, riesgo durante el embarazo y durante la lactancia natural y cuidado de menores por cáncer u otra enfermedad se elevaron hasta los 2.187,33 millones, un 14,3% más, por el aumento del permiso por paternidad de 8 a 12 semanas.


El gasto total en incapacidad temporal repuntó un 25,1%, hasta los 8.481,75 millones. El gasto en incapacidad temporal de los procesos derivados del Covid-19 fue de 553,88 millones.


Por otro lado, el gasto por contingencias comunes se situó en 6.958,22 millones de euros, un 16,7% más que un año antes.


En cuanto a las prestaciones para autónomos, su nómina hasta el 30 de septiembre alcanzó los 4.112,41 millones de euros. A la prestación extraordinaria por Covid-19 se destinaron 3.699,22 millones y 413,19 millones al cese de actividad ordinario.


Las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos por mínimos de las pensiones contributivas, alcanzaron los 8.438,74 millones, un 2% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. De dicho importe, se destinaron a pensiones no contributivas y complementos a mínimos 6.753,19 millones, y a subsidios y otras prestaciones 1.685,55 millones, de los que 1.632,75 millones correspondieron a prestaciones familiares e Ingreso Mínimo Vital.


Específicamente a prestaciones familiares se destinaron 1.516,03 millones, con un incremento de un 10,2% respecto al mismo periodo del año anterior por la mejora en la cuantía de las mismas.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris