Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Hasta 850.000 virus desconocidos en mamíferos y aves pueden infectar a las personas

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 29 de octubre de 2020, 17:17 h (CET)

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)


Alrededor de 1,7 millones de virus 'no descubiertos' actualmente existen en mamíferos y aves, de los cuales entre 540.000 y 850.000 podrían tener la capacidad de infectar a las personas.


Así se recoge en un informe sobre pandemias elaborado por la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés), que es el organismo equivalente al Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, en inglés) en cuestiones relacionadas con los recursos naturales y que cuenta con el apoyo de Naciones Unidas.


El informe, elaborado por 22 expertos de todo el mundo y difundido este jueves, en plena crisis del coronavirus, indica que pandemias futuras surgirán con más frecuencia, se propagarán más rápidamente, harán más daño a la economía mundial y matarán a más personas que la Covid-19 salvo que haya un cambio transformador en el enfoque global para hacer frente a las enfermedades infecciosas.


Los expertos coinciden en que "escapar" de las pandemias es posible, pero requerirá un cambio radical en el enfoque de la reacción a la prevención.


ACTIVIDADES HUMANAS


La Covid-19 es al menos la sexta pandemia de salud mundial desde la gran pandemia de 1918, también conocida como 'gripe española'. Aunque tiene sus orígenes en microbios transportados por animales, como todas las pandemias, su aparición ha sido impulsada enteramente por actividades humanas, según el informe.


"No hay un gran misterio sobre la causa de la pandemia de la Covid-19 o de cualquier pandemia moderna", apunta Peter Daszak, presidente de EcoHealth Alliance, quien añade: "Las mismas actividades humanas que impulsan el cambio climático y la pérdida de biodiversidad también generan riesgo de pandemia a través de sus impactos en nuestro medio ambiente. Cambios en la forma en que usamos la tierra, la expansión e intensificación de la agricultura y el comercio, la producción y el consumo insostenibles perturban la naturaleza y aumentan el contacto entre la vida silvestre, el ganado, los patógenos y las personas. Éste es el camino hacia las pandemias".


El riesgo de pandemia puede reducirse limitando las actividades humanas que impulsan la pérdida de biodiversidad, mediante una mayor conservación de las áreas protegidas y medidas que reduzcan la explotación insostenible de las regiones de alta biodiversidad. Esto reducirá el contacto entre animales, animales y humanos, y ayudará a prevenir la propagación de nuevas enfermedades, según señala el informe.


"La abrumadora evidencia científica apunta a una conclusión muy positiva", apunta Daszak, quien agrega: "Tenemos la capacidad cada vez mayor de prevenir pandemias, pero la forma en que las estamos abordando en este momento ignora en gran medida esa capacidad. Nuestro enfoque se ha estancado con eficacia, todavía dependemos de los intentos de contener y controlar las enfermedades después de que surjan, a través de las vacunas y productos terapéuticos. Podemos escapar de la era de las pandemias, pero esto requiere un enfoque mucho mayor en la prevención además de la reacción".


“CAMINO LENTO E INCIERTO”


El informe recalca que confiar en las respuestas a las enfermedades después de su aparición, como las medidas de salud pública y las soluciones tecnológicas, en particular el diseño y la distribución rápidos de nuevas vacunas y terapias, es un "camino lento e incierto", lo que subraya tanto el sufrimiento humano generalizado y las decenas de miles de millones de dólares en daños económicos anuales a la economía global por reaccionar a las pandemias.


El documento indica que el coste probable de la Covid-19 pudo oscilar el pasado mes de julio entre 8 y 16 billones de dólares en todo el mundo. Lo que cuesta reducir los riesgos para prevenir las pandemias sería 100 veces menor que el de responder a las pandemias.


RECOMENDACIONES


El informe también ofrece opciones de políticas que ayudarían a reducir y abordar el riesgo de una pandemia, como el lanzamiento de un consejo intergubernamental de alto nivel sobre prevención de pandemias, predecir áreas de alto riesgo, evaluar el impacto económico de las pandemias potenciales y destacar las lagunas en la investigación.


Otras son que haya países con metas u objetivos mutuamente consensuados en un acuerdo internacional, evaluar el impacto sobre la salud de los riesgos de enfermedades emergentes y pandémicas en los principales proyectos de desarrollo y uso de la tierra, y asegurar que el coste económico de las pandemias se tenga en cuenta en el consumo, la producción y las políticas y presupuestos gubernamentales.


Cambios en los hábitos de consumo con impuestos sobe el consumo de la carne y la producción ganadera, reducir los riesgos de enfermedades zoonóticas en el comercio internacional de vida silvestre con una nueva asociación intergubernamental de salud y comercio, reducir o eliminar especies de alto riesgo de enfermedades en el comercio de vida silvestre, valorar la participación y el conocimiento de los pueblos indígenas y las comunidades locales en los programas de prevención de pandemias y cerrar brechas de conocimiento sobre comportamientos de riesgo completan las recomendaciones.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris