Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

El Santander pierde 9.048 millones hasta septiembre tras destinar 12.600 a sanear sus inversiones por el Covid-19

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 27 de octubre de 2020, 08:20 h (CET)

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)


El grupo Santander sufrió pérdidas por valor de 9.048 millones entre enero y septiembre tras haber destinado 12.600 millones a sanear el fondo de comercio de sus inversiones históricas y de los activos fiscales diferidos (DTAs) ante el deterioro de las perspectivas económicas a raíz del Covid-19.


La pérdida, que mejora los 10.798 millones en 'números rojos' contabilizados hasta junio, "no afecta a la posición de liquidez ni de solvencia", según detalló este martes el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).


Aislando efectos dichos extraordinarios por saneamientos en filiales y negocios, el banco subrayó que su beneficio ordinario ascendió a 3.658 millones, con un descenso interanual del 33% por las mayores provisiones relacionadas con el Covid-19 para encarar potenciales deterioros de activos.


Sin embargo y pese a que la pandemia ha afectado a la actividad, indicó que ha observado "mejores tendencias en el tercer trimestre". Su beneficio ordinario en el tercer trimestre estanco fue de 1.750 millones de euros, un 18% más que el segundo trimestre en euros constantes y un 249% superior a un año antes, gracias a una fuerte recuperación de los ingresos (+7%) y a menores dotaciones por insolvencias (-14%).


El mayor lastre en las cuentas son los 12.600 millones que ya había destinado a saneamientos en junio, de los que 10.100 millones corresponden a ajustes en los fondos de comercio -abarcan el 45% del total del fondo de comercio del grupo- y los 2.500 millones restantes corresponden a DTAs. En concreto, actualizó los fondos de comercio en sus negocios y filiales en Reino Unido, donde ha destinado 6.101 millones de los saneamientos; en Estados Unidos, con 2.330 millones; en Polonia, con 1.192 millones, y en Santander Consumer Finance, con 477 millones.


SE RECUPERA CON FUERZA


La presidenta del Santander, Ana Botín, explicó que la actividad "se está recuperando con fuerza, por eso el tercer trimestre fue mucho mejor que el segundo", con aumentos en los ingresos del 18% en euros constantes "a medida que la actividad volvió casi a niveles prepandemia", subrayando además se han reducido las provisiones y los costes "por encima de lo esperado".


"Esperamos lograr un beneficio ordinario de unos 5.000 millones de euros para el conjunto del año y que la ratio de capital CET1 continúe en la parte alta de nuestro objetivo del 11-12%", anunció la banquera. En concreto, el banco ha generado 14 puntos básicos de capital y subido su CET1 al 11,98%, además de reservar 19 puntos básicos al pago de un dividendo en efectivo.


Botín se mostró "convencida", de hecho, de que el banco comenzará a dar dividendos en efectivo cuando lo permita el BCE, "gracias a los resultados del grupo, la fortaleza de balance, nuestra posición de liquidez y nuestra diversificación de negocio". Hoy el banco propondrá precisamente en su Junta pagar un dividendo en efectivo de 0,10 euros con cargo a 2020 en el próximo ejercicio y otro de 0,10 euros como complementario del año 2019 y pagadero en acciones.


Teniendo en cuenta las perspectivas del FMI y de la OCDE, el Santander espera que su coste del crédito se mantenga “estable” o tienda a la baja el próximo año y gracias a dicha evolución, el avance en la digitalización y una mayor reducción de costes prevé que en 2021 su rentabilidad medida sobre capital tangible ordinario (RoTE) se sitúe “en línea con el coste de capital”.


Entre enero y septiembre sus ingresos ascendieron a 33.605 millones, en línea con los del mismo periodo de 2019 en euros constantes y pese al difícil entorno; con aumentos del 9% en los depósitos en euros constantes y del 5% en euros constantes en el crédito de todos sus mercados principales y especialmente en Sudamérica (+17%) y Norteamérica (+6%).


El banco ha aumentado el negocio con préstamos hipotecarios, sobre todo en Reino Unido, los créditos al consumo “volvieron a niveles previos a la crisis de la Covid-19, desde los mínimos marcados en abril” y la financiación a empresas ha retornado a sus “niveles habituales” tras el “abrupto” incremento de las primeras etapas de la crisis.


MEJORA EL AHORRO EN SINERGIAS


En costes, el grupo ha logrado una reducción superior al 2% en euros constantes, y la región de Europa ha logrado unas sinergias de costes de 500 millones, superior al objetivo que tenía para todo el año y también a los 200 millones logrados en el ejercicio 2019. Así, indicó que al cierre del año habrá batido su objetivo de 1.000 millones de ahorros anunciado el pasado año y confía volver a ahorrar otros 1.000 millones en los próximos dos años en Europa.


El aumento de la actividad fue compatible además con una mejora del perfil de riesgo: la tasa de morosidad se redujo en 32 puntos, hasta el 3,15%; mientras que su cobertura con provisiones subió al 76%. El banco detalló además que el 66% de las moratorias ya han expirado con solo un 2% como dudosos -llegó a conceder moratorias a hipotecas y otro tipo de préstamos por más de 114.000 millones de euros, alrededor de un 13% de su cartera crediticia-.


Por geografías y en euros constantes, Europa contribuyó un 39% a los resultados del grupo con 2.022 millones de beneficio (-44% por las provisiones y menores ingresos de clientes); Sudamerica, un 41%, y Norteamerica, un 20%.


Por países, en España el beneficio ordinario ascendió a 497 millones de euros, lo que supone una caída interanual del 58% aunque sube un 53% frente al segundo trimestre gracias a los mayores ingresos de clientes. Desde que se declaró el estado de alarma, ha concedido en España cerca de 72.000 millones de euros a autónomos y empresas, de los que 27.600 millones fueron préstamos avalados por el ICO, y pese a la crisis bajó su morosidad al 5,98%.


El beneficio ordinario de la financiera Santander Consumer Finance disminuyó a su vez un 22%, hasta 761 millones de euros, al verse la mayoría de países afectados por la crisis por los confinamientos. Su crédito bajó un 13%, pero el banco subraya que la mayoría de mercados ya muestran “importantes signos de recuperación”.


Tras España el mayor contribuyente en Europa es Reino Unido, donde su beneficio ordinario bajó un 62%, hasta 318 millones de euros; seguido por Portugal, que aportó 243 millones en beneficio ordinario (-37%) y Polonia, con 142 millones de euros (-40%).


El primer mercado continúa siendo, sin embargo, Brasil, cuyo beneficio ordinario se redujo un 11%, hasta los 1.545 millones de euros, convirtiéndose así en el mayor contribuyente también al negocio del área de Sudamérica. En esta región, Chile logró un beneficio ordinario de 269 millones (-33%), que en Argentina subió un 138% y alcanzó los 161 millones.


El beneficio ordinario de Norteamérica se redujo a su vez un 12%, hasta los 1.061 millones; con 470 millones en Estados Unidos (-24%) y un aumento en la contribución del resultado de México del 1%, que ganó 591 millones, después de que el grupo aumentase su participación en Banco Santander México hasta el 91,65%.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris