Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

El PSOE propone emplear los medios diplomáticos para proteger los derechos del colectivo Lgtbi en Guinea Ecuatorial

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 25 de octubre de 2020, 11:14 h (CET)

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)


El PSOE ha presentado una proposición no de ley para su debate en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados por la que se insta al Gobierno a “utilizar todos los medios disponibles a su alcance” para alertar sobre la situación que vive el colectivo Lgtbi en Guinea Ecuatorial.


Los socialistas explican en su propuesta que durante los últimos años varios países africanos “han dado sus primeros pasos hacia la no discriminación” aprobando leyes que “descriminalizan” a las personas Lgtbi: Seychelles, Mozambique, Angola, Botsuana, Gabón y Sudán.


A pesar de ello, lamentan que otros países africanos “están dando pasos en sentido inverso y plantean un endurecimiento de la persecución a esta población, amparando legalmente las vulneraciones sistemáticas a sus derechos humanos”, como es el caso de Guinea Ecuatorial y su reciente Proyecto de Ley Reguladora de la Prostitución y los Derechos de los Homosexuales que se encuentra en fase de estudio por el Parlamento del país centroafricano.


Esta iniciativa legislativa, abunda el PSOE, llega después de que la ONU, en el último Examen Periódico Universal y sesiones anteriores, invitara al Gobierno de Guinea Ecuatorial a legislar para “proteger a las minorías sexuales de las múltiples violencias que sufren, destinadas a ‘curar la homosexualidad’”.


Sin embargo, este proyecto legislativo desoye a la ONU al definir la homosexualidad como “un peligro social que atenta contra la familia tradicional, la moral pública, la educación del menor, y que debe ser combatida con todos los instrumentos legales, incluidas las fuerzas del orden público”.


A ello suma la propuesta de un régimen sancionador para lo que considera “propaganda homosexual”, véase la venta, difusión, exhibición, adoctrinamiento o promoción de imagen o información relacionada con la prostitución o la homosexualidad por cualquier medio virtual o material, y “el deber de las fuerzas del orden de perseguirla y de la sociedad de denunciarla”.


Esta iniciativa ha sido denunciada por ONG como Transparency International Portugal o Somos Parte del Mundo, mientras que el Ministerio de Exteriores ha recalcado, incluso por boca de la ministra, “la prioridad que la diplomacia por la igualdad tiene en la acción exterior española, incluyendo la basada en el respeto por los derechos humanos de las personas Lgtbi”.


Este compromiso, explica el PSOE, se pone de manifiesto en iniciativas como la de los ciclos ‘#ArmariosAbiertos’ organizados por la Embajada de España en Malabo, capital de Guinea Ecuatorial, con motivo del Día Nacional del Orgullo Lgtbi, entre otras acciones organizadas por esta misión diplomática.


Por todo ello, los socialistas plantean instar al Gobierno a “utilizar los medios diplomáticos” para alertar sobre el “discriminatorio” Proyecto de Ley Reguladora de la Prostitución y los Derechos de los Homosexuales y “otras violaciones de derechos humanos hacia las personas Lgtbi en Guinea Ecuatorial y en otros países, en foros europeos e internacionales para “evitar que dichas violaciones se produzcan”.


También propone organizar, en las misiones en el extranjero dependientes de Exteriores y otros ministerios, acciones y actividades dedicadas al empoderamiento del colectivo Lgtbi y a la promoción de sus derechos humanos con motivo del Día Nacional del Orgullo Lgtbi y del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia.


A su vez, se invita a actuar a nivel europeo e internacional para que “el reconocimiento de los derechos humanos del colectivo Lgtbi sea una realidad, remarcando el compromiso del Gobierno de España con la no discriminación por razón de orientación sexual e identidad sexual como prioridad de la política exterior española”.


Por último, sugiere la creación de la figura del “embajador o embajadora en misión especial para la promoción de los Derechos Humanos y la Diversidad”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris