Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Casi 500.000 niños murieron el año pasado por contaminación del aire en el mundo

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 21 de octubre de 2020, 14:29 h (CET)

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)


La contaminación por partículas en el exterior y en el hogar contribuyó el año pasado a la muerte de casi 500.000 bebés durante su primer mes de vida, y casi dos tercios de esos fallecimientos se relacionaron con el uso de combustibles sólidos como carbón, leña y estiércol para cocinar.


Así se recoge en el 'Informe sobre el Estado del Aire Mundial 2020', dado a conocer este miércoles por el Instituto de los Efectos sobre la Salud de Boston (Estados Unidos). Se trata del primer análisis integral del impacto global de la polución en los recién nacidos.


El informe indica que la exposición a largo plazo a la contaminación atmosférica exterior y doméstica contribuyó el año pasado a más de 6,7 millones de muertes anuales por accidente cerebrovascular, ataque cardíaco, diabetes, cáncer de pulmón, enfermedades pulmonares crónicas y enfermedades neonatales en todo el mundo. En el caso de los bebés más pequeños, la mayoría de las muertes se relacionaron con complicaciones de bajo peso al nacer y parto prematuro.


En general, la contaminación del aire es ahora la cuarta causa más alta de muerte entre todos los riesgos para la salud y se ubica justo debajo del tabaquismo y la mala alimentación, según el informe.


SUR DE ASIA Y ÁFRICA


Aunque las acciones políticas sostenidas en algunos países han producido mejoras modestas en la calidad del aire, el informe indica que ha habido poco o ningún progreso sostenido en los países más contaminados del sur de Asia y África. Si bien China ha logrado un progreso inicial en la reducción de la contaminación atmosférica, los países del sur de Asia, incluidos Nepal, Pakistán, Bangladesh e India, han seguido experimentando niveles muy altos de polución ambiental.


"La salud de un bebé es fundamental para el futuro de todas las sociedades y esta evidencia más reciente sugiere un riesgo especialmente alto para los bebés nacidos en el sur de Asia y África subsahariana", apuntó Dan Greenbaum, presidente del HEI, que añadió: "Aunque ha habido una reducción lenta y constante en la dependencia de los hogares de combustibles de mala calidad, la contaminación del aire de estos combustibles sigue siendo un factor clave en la muerte de estos bebés más pequeños".


Los bebés en el primer mes de vida se encuentran en una etapa vulnerable. Un creciente cuerpo de evidencia científica de varios países indica que la exposición a la contaminación del aire por partículas durante el embarazo está relacionada con el bajo peso al nacer y el parto prematuro. Estas últimas afecciones, ambas asociadas con complicaciones graves, ya representan la gran mayoría de las muertes neonatales (1,8 millones en 2019).


El informe recalca que un 20% de las muertes infantiles antes del primer mes de vida son atribuibles a la contaminación del aire ambiental y doméstico, la mayoría por su impacto en el bajo peso al nacer y el parto prematuro.


También menciona el desafío que representa la exposición a la contaminación del aire de los hogares por la quema de combustibles sólidos, y no sólo para los bebés. A pesar de una reducción del 11% en la última década, un 49% de la población mundial (unos 3.800 millones de personas) todavía estaba expuesta a aire doméstico contaminado en la cocina. La mayoría vive en sólo 17 países.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris