Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

El PSOE presiona al PP para que vote contra la moción de Vox y se desmarque del “fascismo”

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 19 de octubre de 2020, 15:22 h (CET)

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)


El PSOE presionó este lunes al Partido Popular para que se desmarque de la moción de censura de Vox contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y animó al líder del PP, Pablo Casado, a ser “valiente” para que vote “no” a Santiago Abascal y se desmarque del “fascismo” que supone esa formación de "ultraderecha".


Este mensaje lo trasladó el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva del partido -en la que no estuvo Sánchez- y en la que arremetió contra la formación que lidera Casado.


Desde la intervención inicial, Ábalos no escatimó en reproches a la situación del Partido Popular que ahora “no sabe qué hacer tras haber blanqueado a la ultraderecha” y ha convertido como “el gran problema” de España al “desnortamiento del Partido Popular”.


El dirigente socialista se preguntó si la formación de Casado romperá el “cordón umbilical” que mantiene con Vox y marcará distancias en la votación de la moción de censura del partido de Santiago Abascal.


“Le pedimos que sea valiente y vote no, que vote no a la extrema derecha y diga sí a la moderación y a la política de grandes acuerdos; porque el país necesita una derecha moderada, y la democracia española no puede permitirse el lujo que el centro derecha quede a merced de una ultraderecha”.


Ábalos criticó que la ultraderecha “es un virus y aquí se le ha puesto la alfombra roja” y en el PP “imita" y “se confunde” con el partido que lidera Abascal, por lo que consideró que es “igual de grave es votar que sí que abstención, es un papel seguidista de la ultraderecha”, sostuvo.


CONTRA EL FASCISMO


“Al PP le corresponde fijar su posición frente a la ultraderecha, le corresponder fijar si es una alternativa de Gobierno por sí sola, o si la alternativa solamente es concebible en compañía de Vox y, en ese caso, cual es el precio que el PP está dispuesto para tener que soportar la compañía de la ultraderecha”, defendió el dirigente socialista.


El también ministro de Transportes insistió en que el PP “se tiene que definir” también en “su homologación con el resto de Europa” donde al “Partido Popular le corresponde defender el liberalismo frente al fascismo”. “Es lo que tiene hacer, es lo que hace la derecha europea, tiene que desproveerse de los complejos y del síndrome umbilical que tiene con la ultraderecha”, ahondó.


Este sentido, el PSOE considera que en el PP “asumen” que Vox es “una escisión de ellos mismos que creen que con el tiempo pueden superar, pero no pueden superar porque Vox es la opción fascista que tiene España ahora mismo y de la misma forma que otros países tienen otras”.


“Europa tiene claro que es un problema para la democracia, que son los enemigos de la democracia, que la Europa democrática se construyó frente a los fascismos y que no caben medias tintas con el fascismo”, señaló Ábalos, por lo que el PP tiene “claramente” que “desvincularse y ser una opción reconocible dentro de la derecha democrática y liberal”.


Ábalos criticó que la “duda” del PP sobre qué votar en la moción que se inicia el miércoles, no es una “duda metódica, sino patética, la del que ha caído en su propia trampa y no sabe cómo salir de ella”, y es un drama que su voto se decida en función del temor a que la ultraderecha le retire los apoyos en los gobiernos autonómicos.


“Si de verdad se creyera todas las barbaridades e insidias contra el Gobierno, no tendría más remedio que votar a favor, pero eso sería reconocer el seguidismo y quitarse definitivamente la careta”, denunció.


En el PSOE ven la moción como un “ajuste de cuentas entre la derecha y la ultraderecha” pero que Ábalos defendió se la toman en serio porque respetan este “instrumento constitucional” -que ellos usaron para desbancar a Mariano Rajoy en la única moción que ha prosperado en la historia española-.


Afrontan el momento, dijo, “con responsabilidad” porque “no se puede banalizar" y de ahí que desde el Ejecutivo se le profese el “máximo respeto más allá de las intencionalidades de Vox que son hacer ruido y elevar la tensión”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris