Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

Guindos avisa sobre la caída de los ingresos por intereses en la banca de España e Italia e insiste en la “necesidad” de reducir costes y eliminar capacidad excesiva

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 19 de octubre de 2020, 10:27 h (CET)

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)


El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, alertó este lunes sobre el descenso de los ingresos vía margen de intereses que están sufriendo los bancos con motivo de las moratorias de pago y la concesión de créditos avalados con menores precios, apuntando que “las mayores caídas” están teniendo lugar “en España e Italia” e instando a encarar dicha situación con mayores rebajas de costes para evitar que deteriore la rentabilidad.


“La baja rentabilidad de la banca no es un tema baladí o trivial porque impide ir al mercado de capitales porque, lógicamente, la dilución de los accionistas es enorme”, explicó durante el 'XI Encuentro del Sector Financiero' realizado por KPMG en colaboración con Expansión, American Express y Microsoft, donde avisó que si no se puede ir a los mercados se “dificulta la generación de capital” y puede llevar a situaciones donde “las provisiones que se realicen sean insuficientes”.


Según recordó, la baja rentabilidad del sistema bancario europeo era ya escasa antes de la pandemia ya que estaba “en torno al 5%” el pasado año, pero ha disminuido al “entorno del 2%” con la pandemia, ya que comprime los márgenes con los incrementos de provisiones que se requieren y las caídas de los ingresos apuntadas y “que no se han visto compensadas por los por los esfuerzos que se han hecho en la reducción de costes”.


Se trata de una situación que, según alertó, se ha trasladado a la bolsa como lo revela que los bancos coticen con descuentos que, de media, están en torno al 70% y con una alta dispersión. Guindos detalló que además existe “una correlación importante entre la rentabilidad de los bancos y el nivel de provisiones”, ya que se ha demostrado que aquellos que tenían una rentabilidad superior antes de la pandemia son los que están realizando mayores provisiones e indicó que esta realidad se constata también “si se compara la banca americana con la banca europea”.


En este contexto refirió que la “necesidad de reducción de costes, de eliminación de exceso de capacidad, es incluso más necesaria que la que era antes de la pandemia”, apuntando que la consolidación “es un instrumento” que podría facilitarla, pero remarcó que la fusión bancaria “no es un fin en sí mismo”, aunque “puede ayudar para llevar a cabo este ajuste de costes y esta eliminación de exceso de capacidad”.


Entre los riesgos financieros y junto a la baja rentabilidad de la banca apuntó también la acumulación de deuda, tanto pública como privada, que si bien reconoció que es una “consecuencia ineludible de la pandemia” y de la aplicación de la política fiscal obliga a retomar la senda de ajuste en la política fiscal cuando la crisis sanitaria se supere.


A título ilustrativo indicó que el ratio de deuda pública en la zona euro PIB va a estar próxima 100% del PIB y el ratio de deuda pública no financiera de las empresas va rondará el 150%. Si bien admitió que “puede considerarse sostenible” ya que el contexto de tipos es muy reducidos, avisó de que la inflación y el crecimiento económico van a ser también a muy reducido y existe un riesgo de “vulnerabilidad en el caso de la deuda corporativa”, en la medida que podría aumentar los riesgos de insolvencia.


Guindos apuntó al respecto que no hemos visto “todavía” una oleada de depreciaciones de ratings, pero el riesgo está ahí y dependerá mucho de la evolución de la economía de la mano del desarrollo de la pandemia, alentando a abordar su reducción cuando la situación cambie.


“Es muy importante que una vez que los efectos de la pandemia se vayan difuminando, también le prestemos atención a lo que es la situación de sostenibilidad de finanzas públicas”, indicó, señalando que la crisis va a dejar un legado de una deuda pública entre 15 y 20 puntos superior a la existente sobre PIB antes de la pandemia.


El tercer riesgo de sesgo financiero del que avisó son las salidas de fondos de los fondos de inversión que se registró de forma intensa en el mes de marzo con los reembolsos y provocó “tensiones desde el punto de vista de liquidez” y que, aunque se recondujo después, es una realidad latente.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris